Un tándem en marcha

Un corto que busca largo recorrido en Cannes

Los malagueños Oriol Segarra y Adrián Ramos han sido seleccionados por el Short Film Corner del festival galo para presentar 'Screener'

22.02.2016 | 14:13
Oriol Segarra y Adrián Ramos, el tándem creativo.

Se definen como "Pili y Mili pero con barbas" y dicen hacer "comedias tristes y dramas descacharrantes", que ya les han valido notables premios.

Ganaron hace dos años el prestigioso Notodofilm con 'El alpinista', pero la singular carrera de los cineastas malagueños Adrián Ramos y Oriol Segarra sigue sumando cimas: los jóvenes realizadores han sido confirmados para el Short Film Corner del Festival de Cannes gracias a su nuevo cortometraje, 'Screener'.

La Esquina del Corto es, según sus organizadores –o sea, el sacrosanto certamen galo, la Meca a la que peregrinan los que hacen y ven cine cada primavera–, el lugar donde directores y productores de todo el mundo presentan sus películas, «haciendo realidad encuentros con responsables de la industria y tomando pasos decisivos para sus carreras». En suma, es, como dicen los anglosajones, the place to be, el lugar en el que hay que estar para ser. Nos comenta Adrián Ramos: «Estamos muy ilusionados. Es una oportunidad para hacer publicidad de nuestros cortos ya realizados, y de nuestro proyecto de largo. Y ya de paso intentaremos hacernos una foto con el presidente del jurado, el director de Mad Max, George Miller, al que admiramos mucho.

«Una película finlandesa experimental. Un novio que siempre llega tarde al cine. Un fanático del cine que no puede soportar que la gente hable durante la proyección. El drama está servido». Ése es el punto de partida de Screener, lo nuevo de este dúo dinámico del cine español que ha contado con Javier Bódalo y Beatriz Olivares como protagonistas. Ramos y Segarra se conocieron en Gaona, estudiando, y llevan ya diez años en Madrid, labrándose una carrera audiovisual en sus propios términos y guiados por la influencia de autores como Polanski, Kaurismäki, Berlanga, Solondz, Argento, Sorrentino o Payne. Estos «Pili y Mili pero con barbas», como se autodefinen, dicen hacer «comedias tristes y dramas descacharrantes, mezclando el humor absurdo con lo cotidiano». Seguro que en Cannes darán que hablar con Screener y sus historias anteriores. Porque, por ejemplo, seguro que cualquiera que vea Ritmosis convendrá que estos dos malagueños tienen cosas importantes que contar y de una manera muy singular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine