Toros

El viento y los toros deslucen la corrida del Sábado de Gloria en Málaga

La entrega y la decisión de los tres hizo que solventaran una tarde

27.03.2016 | 00:57

Los diestros Miguel Ángel Perera, Cayetano Rivera y Jiménez Fortes se fueron de vacío en la corrida del Sábado de Gloria de hoy en Málaga (sur), aunque la entrega y la decisión de los tres hizo que solventaran una tarde de mucho viento y de toros de lo más deslucidos.

Ficha del festejo

Tres toros -primero, segundo y sexto- de Luis Algarra; dos -tercero y cuarto- de Vegahermosa y uno -el quinto- de Jandilla, que sustituyeron a la corrida inicialmente anunciada de Núñez del Cuvillo, rechazada en el reconocimiento veterinario. Corrida de dispar presentación y de muy poco juego.
Miguel Ángel Perera, silencio tras aviso y silencio tras aviso.
Cayetano Rivera, silencio y ovación.
Fortes, ovación tras aviso y silencio.
En cuadrillas, Curro Javier saludó montera en mano tras banderillear al cuarto.
La plaza registró casi tres cuartos de entrada en tarde de viento.

Mucha entrega y poco ganado

El Sábado Santo no empezaba nada bien con el baile del corrales que se produjo por la mañana en el sorteo. Más de veinte toros se tuvieron que reconocer para aprobar los ocho finales. Eso sí, ninguno de Núñez del Cuvillo, el hierro que se había anunciado.

En cuanto a lo ocurrido en el ruedo se vio mucha torería en los tres matadores, aunque, como no podía ser de otra manera, sin que les acompañara el ganado.

Que el valor de Perera es inconmensurable es algo archiconocido. Le tocaba abrir cartel después de ser el autor de dos de las mejores faenas que se vieron en el ruedo en la pasada temporada: en el del Sábado Santo y en la quinta de abono en agosto.

En su primero, marcado con el hierro de Luis Algarra, mostró quietud y clase en el recibo con el capote de recibo y se marcó un quite por ceñidas tafalleras muy aplaudido. El toro no estaba por la labor pero el de La Puebla del Prior (Badajoz) se mantuvo firme y basó lo poco que pudo sacar en su mano derecha ante un toro al que le faltó fuerza para que no desluciera su embestida.

Intentó sacar algún pase al natural pero sólo quedó el pundonor del diestro y su entrega fue muy aplaudida, a pesar del silencio final por fallar reiteradamente con los aceros.

También se fue sin palmas ni premio en el cuarto, tras pasar con frialdad en el recibo y después de que Curro Javier alentara el momento con dos pares por los que se tuvo que desmonterar. Logró alguna tanda buena a base de mucho esfuerzo pero a la faena le faltó ardor.

Regresaba Cayetano al ruedo malagueño tras su reaparición de luces y en el año en el que la empresa Coso de Badajoz, que gestiona La Malagueta quiere rendir un homenaje a su abuelo, el insigne Antonio Ordóñez.

Volvió con ganas, con interés, pero sus adversarios no ayudaron en nada. Ante su claudicante primero poco pudo hacer; y si además le sumamos que en ese momento soplaba la peor racha de viento de la tarde, su actuación acabó siendo silenciada.

En su segundo extrajo tandas de mucha entrega y voluntad en una faena de raza, que desde los tendidos se premió con una sonora ovación.

Por su parte, Fortes, que así ha empezado a anunciarse tras su reaparición, volvía a su tierra, a esa plaza que imploraba y le apoyaba a golpe de #FuerzaFortes en la distancia cuando un pitón casi le arranca el cuello en Vitigudino. Se le echó de menos en su día. Mucho. Y se le esperaba con ganas. Muchas.

Muy cerca estuvo de llevarse un apéndice de su primero, de Vegahermosa, pero la espada no fue su aliada. Antes de eso, el malagueño se desprendió de todo, como si nada tuviera valor pero es que él se puso en la cola adecuada el día en el que se repartió el arrojo.

Se fue a portagayola y, aunque el astado salió reservón, allí no se movía nadie. Hubo un pique de quites por gaoneras que encendió más la mecha. Brindó al público después de haber le pegado incluso una tanda. Mano baja, mando. Así serie tras serie por ambos pitones. Lástima los aceros.

El sexto de la tarde fue un toro muy tobillero, pero eso no fue problema para Saúl. El público no valoró lo suficiente el tremendo esfuerzo que tuvo su actuación y se fue también silenciado.

Arte, cultura y espectáculos Toros
CUL:CULTURA-ESPECTACULOS TOROS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine