Literatura

Javier Reverte: 'Recomiendo siempre viajar con humildad, no creyendo saber todo'

El escritor y periodista participa hoy en el seminario 'Lectura y Turismo' en la Facultad de Ciencias de la Comunicación

07.04.2016 | 05:00
El escritor y periodista Javier Reverte

Está alojado en las estanterías de su librería más cercana pero es capaz de hacerle viajar a otro continente. Con El hombre de las dos patrias. Tras las huellas de Albert Camus (Ediciones B) Javier Reverte regresa al pretexto literario recorriendo los escenarios de las novelas de uno de sus escritores de referencia. Las calles de Belcourt se convertirán en protagonistas excepcionales del nuevo retoño del veterano periodista, un viajero nato capaz de trasladar al lector a la calurosa Argelia, un país tan desconocido como bello.

Repite el modo y esta vez viaja con un pretexto literario. En busca de las huellas de Albert Camus, ¿por qué Albert Camus y por qué Argelia?
Albert Camus siempre ha sido uno de mis escritores favoritos. Argelia en general y Argel en particular son lugares muy desconocidos por conflictos. Tuvo una época destinada al turismo pero ya no tiene apenas visitantes porque atravesó una década muy difícil, la década de la sangre. Pero, es un país muy interesante de ver; sobre todo, la ciudad de Argel es una ciudad muy bella, una de las más bonitas del mediterráneo. Allí escribió Albert Camus tres de sus mejores libros: La peste, El extranjero y El primer hombre. Viajé hasta allí para seguir sus huellas.

¿Qué vamos a poder encontrar en este libro?
Sobre todo, una referencia a lo que Albert Camus significó para mí con su obra y su posición ética. Lo que busca con sus textos es un sentido ético de la vida, algo muy difícil de encontrar hoy día entre los escritores y en la vida en general.

Itinerarios literarios, guías de viaje... ¿Cómo definiría sus libros?
En particular, este libro trata la literatura fundamentalmente. La literatura viajera es otra cosa bien distinta. Y El hombre de las dos patrias es un libro con el que buscaba el espíritu de un hombre, de un grandísimo escritor.

Siempre busca emocionar con sus textos, ¿cree que con este libro que acaba de nacer lo ha logrado?
Eso lo tiene que decidir el lector. Albert Camus es un escritor que siempre me emociona, que se dirige siempre al corazón a pesar de ser filósofo. Supongo que es por eso. Yo siempre intento emocionar con mis textos pero, insisto, eso es algo que tiene que concluir el público.

Cuénteme una anécdota de Argelia, un sitio que visitar, algo que comer.
Yo fui a Argelia en busca de los escenarios de las novelas de Albert Camus. Son sitios normales, de barrio... Por ejemplo, donde vivió y creció en Argel, Belcourt es un barrio obrero y popular y es donde se desarrolla su obra El primer hombre. No tiene nada de turístico... ¿Algo que comer? El cous-cous, por supuesto.

Dicen que los libros de un escritor son como sus hijos, ¿podría decirme cuál es su retoño preferido?
El que acaba de nacer, El hombre de las dos patrias.

¿Cuáles son sus influencias literarias?
Innumerables. Empiezo por Homero, sigo por Cervantes y Shakespeare, continúo con Quevedo y puedo seguir por novelistas del siglo XX como Conrad, Stevenson, Graham Greene y, por supuesto, Albert Camus.

Hoy impartirá una conferencia en la Facultad de Ciencias de la Comunicación. ¿Cómo cree que es estudiar en una universidad pública en la actualidad?
Es una de las peores de Europa y está en la cola por culpa de un gobierno del PP. Este gobierno es el peor enemigo que ha tenido la enseñanza y la cultura desde el franquismo.

Usted ha ejercido como corresponsal en varios países del mundo. Si siguiera ejerciendo como periodista en la actualidad, ¿dónde le gustaría ser corresponsal y qué noticia actual le gustaría cubrir?
De ser corresponsal de nuevo me gustaría serlo en Nueva York o en Roma. Ya he vivido en ambas ciudades pero no como periodista. Estuve allí poco tiempo, tres meses en cada una, no todo el tiempo que me hubiera gustado estar. Ya viví en Londres, en París o en Lisboa. Y la noticia que me gustaría cubrir está en la frontera de Ucrania.

¿Cree que el periodista nace o se hace? ¿Y el escritor?
El periodista se hace y el escritor también. Lo que pasa es que hay un lado de la escritura que es la poesía donde yo creo que se nace. La poesía es una especie de milagro, de don de la divinidad o del diablo pero, definitivamente, un don.

Se caracteriza por describir con minuciosidad el paisaje, por adentrar al lector en la realidad de lo que cuenta a través de detalles, ¿cree que eso también es posible dentro del periodismo?
En periodismo la distancia es corta y no te permite contar detalles. Es un oficio más urgente y no te permite explayarte tanto como la literatura.

¿El destino de su próximo viaje lo elige usted o usted elige su destino?
Mitad y mitad. Por ejemplo, el viaje que he hecho a Argelia me eligió a mí. Albert Camus me eligió. Yo fui a buscar su espíritu así que el destino lo elegí yo pero, en parte, él me eligió a mí.

Una recomendación para viajar.
La humildad. Viajar aprendiendo y no creyendo saber todo.

Un libro de viajes.
La Odisea, de Homero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine