Cantaora malagueña

"Los cantaores de flamenco no tienen el reconocimiento que se merecen"

Después de casi doce años sin presentarse a un concurso, Antonia Contreras tocó el cielo ganando la 'Lámpara Minera'

28.08.2016 | 01:05
La cantaora malagueña, en una imagen de archivo.

Contreras comienza una nueva etapa con muchos proyectos y a punto de sacar su primer disco en solitario.

­Dicen que el esfuerzo tiene su recompensa, aunque a veces tarde en llegar. Tras una larga trayectoria en el mundo del flamenco, la malagueña Antonia Contreras alcanzó la gloria el pasado 14 de agosto al ganar la Lámpara Minera del 56 Festival Internacional del Cante de las Minas. La cantaora se crió en una zona rural, donde comenzó su afición por el flamenco gracias a un aparato radiofónico que tenía encendido día y noche. Ahora, con el premio dotado en 15.000 euros, está a punto de cumplir su sueño: grabar su primer disco en solitario.

¿Por qué cree que ha ganado el premio?. ¿Se veía con posibilidades?
Creo que lo he ganado porque era justo el momento. Nunca he sido muy amiga de presentarme a los concursos, he preferido trabajar, pero he llegado a un punto en el que había ciclos de actuaciones en los que no tenía cabida, simplemente por no tener un disco grabado. Entonces me senté a valorar los pros y los contras y decidí presentarme al certamen. Mi intención era darme a conocer ante el público y el jurado en un festival de categoría, así que no tenía nada que perder. Me veía con posibilidades de ganar algún premio pequeño, pero no pensaba que me iba a traer la Lámpara Minera a Málaga. Estoy loca de contenta por haber tenido esa suerte.

¿Cómo se preparó para participar en el concurso?
Estuve un tiempo valorándolo, pero una vez que tomé la decisión, comencé con la preparación. En el Festival Internacional del Cante de las Minas quieren que se hagan los cantes de una manera determinada. Por tanto, desde el momento en el que asumí presentarme, cada día buscaba un hueco para repasar cada uno de los cantes con los que iba a participar. Estuve varios meses así, después hice la primera prueba de selección y más tarde llegaron las semifinales.

En septiembre por fin su primer disco vera la luz. ¿Es difícil comenzar un nuevo proyecto en los tiempos que corren?
Sí. Sin tener apoyo de ninguna institución ni ninguna compañía discográfica es muy difícil. Para grabar un disco no solo basta una voz, también se necesitan músicos y un estudio de grabación, y eso cuesta dinero. Por eso este premio me va a ayudar mucho.

¿Cómo valora la evolución del flamenco en los últimos años?
Toda evolución es buena. Lo que no me gusta es que se venda como flamenco algo que no lo es. No me gusta ir a las tiendas de música y que en el stand de flamenco haya discos de gente que canta rumba. La música es maravillosa en todos sus estilos, pero no se puede catalogar como flamenco a algo que no lo es.

¿Qué va a encontrar el público en su disco?
Comienzo a grabarlo en septiembre, pero como llevaba un tiempo con él en mente, el repertorio está elegido desde hace muchos años. La gente que lo escuche va a reconocer perfectamente a Antonia Contreras. Tengo una manera de hacer las cosas y no quiero salirme de ahí. El disco es una recopilación de mis cantes de siempre. Puede gustar más o menos, pero quiero ser yo en todo momento y voy a dejar constancia de ello.

Ahora que ha ganado el premio, ¿ tiene alguna otra meta por cumplir?
Acabo de aterrizar como aquel que dice, así que lo que quiero es estar con los míos y con los que siempre me han apoyado. Después mi prioridad es centrarme en el disco y hacer todo el trabajo que pueda. Este festival y este premio tienen mucha repercusión y ya me están llamando de algunos sitios para que actúe.

¿Cree que los cantaores y bailaores de flamenco tienen el reconocimiento que merecen?
No, para nada. Hay compañeros que llevan trabajando años y años, pero no tienen un reconocimiento a su trayectoria porque no han tenido la suerte de presentarse a un concurso y ganarlo o grabar un disco. En España hay mucha gente buena pero, en los circuitos que se hacen cada año, los programadores confían siempre en los mismos artistas sin pensar que hay otros que también lo merecen. Como el año pasado les fue bien, se acomodan y vuelven a repetir. Además, quieren garantizarse los llenos y confían en gente que ya tiene un nombre. El problema es que esa gente tiene un nombre precisamente porque los dejan actuar en esos sitios.

¿Tardaremos mucho en verla de nuevo en el escenario?
Para nada. La semana que viene estaré en el Festival de la Vendimia de Manilva y después me esperan viajes a Barcelona, Francia, Albacete o Zamora, entre otros. Aunque, de momento, para verme actuar en Málaga habrá que esperar un poquito.

@AliciaMarin_S

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine