Críticas | Teatro

Comedia suave

25.09.2016 | 05:00

Ficha

  • Obra: 'Off' Director y autor: Marcos Fernández Alonso. Intervienen: Antonio Romero, Isabel Moreno, Mónica Caballero, María Segalerva, Marcos Alonso. Compañía: Materialmente Imposible. Lugar: 23 de septiembre, Teatro Echegaray

En el teatro Echegaray, la compañía Materialmente Imposible presentó Off, una historia relacionada con el mundo alternativo teatral. La dramaturgia nos lleva por una comedia de enredos en la que el protagonista (profesor de secundaria) enlaza con su antiguo anhelo –y del que nunca se ha despegado emocionalmente–, de ser actor. Vive en un mundo de artistas ya que su esposa lo es, y sus amigos también, pero parece que a él nunca le ha ido bien, y ahora, cuando su mujer empieza a despegar de ese mundo de teatro alternativo, del off, hacia rumbos cinematográficos mejor remunerados, a él también le surge la oportunidad de entrar en el elenco de una compañía, la misma que abandona su esposa.

Entre lamentos, el personaje se precipita hacia una desesperada huida de su presente insatisfactorio y de cabeza se lanza a abandonar la seguridad actual con esa idea peregrina de que a cierta edad si no lo haces ya, entonces nunca. Lo cierto es que, además de esta línea argumental, aparecen algunas otras incursiones en la infidelidad, o el egoísmo humano, que si bien no se desarrollan, aligeran provocando la sonrisa del espectador. Es una visión bastante pesimista de la actualidad teatral, en la que a veces parece querer hacer una disquisición entre el supuesto verdadero teatro y el supuesto mercantilismo teatral.

Lo cierto es que ambos pueden estar perfectamente ligados, tratándose como se trata de una actividad comercial que surge de lo creativo. Pero esta imagen, que podría dar para debatir, queda bastante deslucida con una puesta en escena donde más que lograr cuestionarnos, nos presenta cualquier probable escoyo con un exceso de amabilidad que termina por reflejar una pretenciosa imagen de disidencia picaruela.

Las interpretaciones de los diversos personajes dejan bien claro quién es quién en su caracterización, pero la dirección ha escogido el camino cómico más liviano, con lo que estos personajes quedan muy en la superficie cuando a veces parece que quieren reivindicar algo más. Bastante ágil en su desarrollo, y la narración escénica, lo que sí asegura es que los momentos divertidos lleguen a conectar con el espectador. Y hay una ración diversa de esos instantes cómicos, que se apoya en la comedia comercial pero con lo que se podría clasificar como actualización de los roles.

Ahí los actores sí tienen momentos para lucir su vis cómica y hacer que el patio de butacas coja apego a la situación y se divierta con un estilo suave que puede contentar a toda la familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine