Arte

Una de indios y vaqueros en el Thyssen

El recorrido de 'La ilusión del lejano Oeste' podrá visitarse hasta el 19 de marzo en el Palacio Villalón

21.11.2016 | 18:58
Una de indios y vaqueros en el Thyssen
La baronesa Carmen Thyssen posa ante un penacho indio de plumas.

Revisa las señas de identidad de los nativos de americanos y su relación con los primeros colonizadores del vasto continente a través de un centenar de piezas, entre óleos, grabados, esculturas, fotografías, mapas, documentos, armas y diversos objetos

Durante décadas, las películas de Hollywood, en ocasiones tremendamente equivocadas en asuntos culturales e históricos –recuerden ese lío entre las Fallas de Valencia y la Semana Santa en la escena inicial de la segunda parte de Misión Imposible– han transmitido la idea de que los pueblos nativos de las grandes llanuras norteamericanas eran toscos y hostiles. Apaches, Cheyennes, Sioux, Navajos o Arapahoes han sido retratados hasta la saciedad en la gran pantalla como salvajes enemigos de la civilización. En el otro extremo, el vaquero era presentado como representante del progreso y el orden, desdibujando así sus pretensiones colonizadoras.

El arte que se produjo en aquella época tan mal entendida por el celuloide da forma hoy a la exposición La ilusión del Lejano Oeste, la nueva muestra temporal del Museo Thyssen, en la que a través de un centenar de piezas del siglo XIX el visitante puede sumergirse en este choque de culturas entre indios y cowboys. Óleos, grabados, esculturas, fotografías, mapas, documentos, armas y diversos objetos atestiguan lo acaecido en el siglo XIX más allá del río Mississippi. El majestuoso paisaje de las Montañas Rocosas, las cataratas de San Antonio, el valle Yosemite o el Gran Cañón protagonizan gran parte de las estampas de esta muestra, que contiene obras de George Gatlin, Frederic Remingto o Karl Bodmer, entre otros.

La muestra, inaugurada en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid hace un año, y que hasta el 30 de octubre se pudo visitar en el Espai Carmen Thyssen de Sant Feliu, llega a Málaga con un apartado especial dedicado a los bandoleros andaluces, a los que se compara con los personajes marginales y fuera de la ley del salvaje oeste americano. Como conclusión al recorrido, el comisario de la exposición, Miguel Ángel Blanco, presenta un conjunto de libros-caja de su Biblioteca del Bosque realizados con materiales procedentes de estos territorios americanos.
Durante la presentación, la baronesa Thyssen remarcó su admiración hacia la historia americana y no dejó pasar la oportunidad para señalar que se siente «dolida» con las informaciones que se publican sobre las «discrepancias técnicas» de su hijo, Borja, con Hacienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine