Crítica de teatro

El buen hacer teatral

16.01.2017 | 05:00

El Padre

Compañía: Pentación Espectáculos.
Autor: Florian Zeller.
Dirección: José Carlos Plaza.
Intervienen: Héctor Alterio, Ana Labordeta, Luis Rallo, Miguel Hermoso, Zaira Montes, María González.
Lugar y fecha: Teatro Cervantes 14 de enero de 2017.

Héctor Alterio encabeza El padre, un texto que nos pone frente a una realidad tan actual como es la enfermedad del Alzheimer. El texto de Florian Zeller, adaptado por el propio director José Carlos Plaza, nos encamina por ese proceso de deterioro mental progresivo y sus fases en una ordenada y a la vez caótica narración dramática que logra meternos en la mente del afectado. Irremediablemente caótica, porque el sufrimiento del personaje de Alterio vive ante nuestros ojos realidades falsas que admite como auténticas a la vez que nosotros vemos otras realidades que sí son, o al menos así nos hace creer el autor, las verdaderas. Aún así esa certeza en la que nos apoyamos se nos vuelve en contra cuando en otro paso descubrimos que nos hemos engañado y ni siquiera eso de lo que creímos estar seguros lo es. La duda que sufre el personaje se nos contagia y así el drama nos aterroriza tras habernos puesto en la cómoda risa de aquel que se cree que ostenta la verdad y mira con lástima al que se equivoca. La interpretación que hace Alterio es tan verosímil que llega incluso a preocuparnos como persona. Obviamente no es así. Pero la fragilidad y el sufrimiento es tan patente en la mirada del actor que no puede uno menos que sentir una impotente alerta. Es muy fácil reconocer las anécdotas de El Padre en otros padres y madres. Y las actitudes por las que pasan sus hijos. Desde esa resignación que puede llevar al abandono de la propia rutina vital al enfado, la impotencia, la negación, el exceso de protección, el agotamiento y una lucha diaria que puede minar la salud de los cuidadores, los actores que encarnan a hijos y yernos, defienden sus personajes sin tapujos. Imposible culpabilizar ninguna de las actitudes, el autor nos los muestra con crudeza pero también con una comprensible exposición de emociones. Ahí, con un reparto excelente, los intérpretes consiguen un trabajo que les permite mostrar una diversidad extrema de expresiones muy convincentes. Muy destacable el trabajo de Ana Labordeta, la hija, que transita y sufre el curso de la enfermedad de su progenitor con momentos de dolor y decisiones verdaderamente impresionantes. Es un trabajo precioso que nos hace disfrutar por la manera tan especial del señor Alterio de manejar en un mismo espectáculo el drama y la comedia, sin que uno ni otro se opongan. Y es a la vez una gozosa representación donde el buen engranaje de los elementos hace que el hecho teatral consiga esa parte de catarsis que le dio origen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente

Globos de Oro 2018

Globos de Oro 2018

Conoce a los ganadores de los Globos de Oro y disfruta de las mejores imágenes de la alfombra roja en directo.

 

Enlaces recomendados: Premios Cine