Literatura

Brujas, epifanías y chicas listas: el humor se alía con el feminismo

La periodista cultural Lucía Lijtmaer lucha contra las injusticias hacia las mujeres en su nuevo ensayo

09.06.2017 | 23:10

Un día, una chica lista se da un "golpe en la cabeza" y descubre que el mundo no es un lugar igualitario, que las brujas no eran más que mujeres independientes censuradas por la sociedad y la cultura y que el humor es un gran aliado del feminismo, como recoge el ensayo "Yo también soy una chica lista".

Con el "humor como arma para convencer", la periodista cultural Lucía Lijtmaer quiere luchar "contra la sensación de sentirse impostora, contra las injusticias constantes y absurdas en la intimidad y en el trabajo, contra la apremiante y terrorífica imposición mediática" de lo que la mujer tiene que ser y en realidad no es.

Durante una etapa de su vida, la escritora consideró que las feministas eran "unas pesadas", algo que reconoce con "muchísima vergüenza". Pero un día tuvo una revelación, se dio lo que llama el "golpe en la cabeza" que le abrió los ojos ante la discriminación que sufren las mujeres.

"La anécdota que me hizo que me saltaran las alarmas fue el simple 'ssshhh' de un tío en una reunión para que otro tío dijera lo mismo que iba a decir yo. (...) No es la mejor anécdota, no es la más divertida, tampoco es la más humillante. Ha habido otras, pero para entonces yo ya había cambiado el chip", escribe en el ensayo.

Ahora, quiere contribuir a que otras mujeres se den ese golpe revelador y lo hace con "Yo también soy una chica lista" (Ed. Destino), donde analiza cómo la cultura influye en la construcción identitaria de la mujer y denuncia que le envíe "constantemente" tres mensajes: la necesidad de emparejarse, de tener hijos y de estar delgada.

En una entrevista con Efe, denuncia que la cultura y los medios de comunicación construyen y transmiten una imagen irrealizable de la mujer como un ser exclusivamente deseable y abocado a gustar, una "terrorífica imposición mediática" que contribuye a que "cualquier mujer quiera una versión mejor de sí misma".

Lijtmaer clasifica los estereotipos de la mujer en la ficción: bomba sexual, femme fatale, arpía trepa, ingenua, madre, solterona y bruja, vigente desde hace siglos.

"¿Qué es la bruja sino una señora que vive sola en una casa? Desde el medievo, la bruja es simplemente la manera en que la ficción retrata a una mujer no casada a la que se le ha pasado el arroz y que decide ir a tomarse un cóctel. Es el mejor ejemplo de que las mujeres independientes que se desvían del camino maternal y hogareño resultan dominantes y peligrosas", ironiza.

En el libro también revisa los tópicos del amor romántico: "La idea del amor que hace sufrir, de que la letra con sangre entra, la del sacrificio constante para llegar a la realización es tan sólo una manera muy sencilla de justificar el sometimiento".

"Ninguna historia de amor que realmente triunfe parte de la anulación de la otra persona, de socavar la intimidad del otro, de normalizar el conflicto", continúa.

Lijtmaer resume en un "manifiesto para chicas listas" que "si te hace sentir mal, gorda o fea, no es bueno para ti", "ya sea un bocadillo o una persona".

"No hay opción, no nos preguntan quién queremos ser, nos dicen lo que tenemos que ser. A las mujeres nos han enseñado a tener que cumplir una imagen aspiracional imposible", destaca.

Y ante tanta instrucción, denuncia Lijtmaer, ellas se ven abocadas a la impostura.

"¿Qué lugar ocupamos si se supone que las mujeres no sufrimos, no olemos, simplemente aparecemos como algo que no somos frente a los demás? Cualquier acto de no fingimiento es un desafío. (...) Cualquier versión de mí que implique recortarme, encajonarme y someterme no puede ser buena", escribe en el ensayo.

Como "no tiene pinta de que la fiesta vaya a acabar mañana", Lijtmaer llama a las chicas listas a reivindicar su lugar en el mundo.

¿Y qué es ser una chica lista? La periodista no duda: "Chica lista es aquella que lucha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura


Humor que se lee del derecho y del revés
Humor que se lee del derecho y del revés

Humor que se lee del derecho y del revés

Mientras sigue cosechando el éxito de crítica y público con su nueva colaboración con Paul...

La cultura y el patrimonio reivindican su espacio en la Feria de Málaga

La cultura y el patrimonio reivindican su espacio en la Feria de Málaga

Los museos, centros de arte y monumentos municipales registraron un 13,54 por ciento de visitas...

Los conciertos de la Feria o cuando los cachés no son lo que parecen

Los conciertos de la Feria o cuando los cachés no son lo que parecen

Los precios de las actuaciones de los artistas de la Feria encienden el debate entre músicos y...

Duquende por Camarón y dos sagas flamencas del jondo, en Torremolinos

Duquende por Camarón y dos sagas flamencas del jondo, en Torremolinos

El de Sabadell rememorará el espíritu del cantaor de cantaores el viernes ?Primera actuación...

Ponce agranda su leyenda

Ponce agranda su leyenda

El torero valenciano suma su sexto Capote de Paseo como triunfador - La disminución de público y...

Jerry Lewis, un payaso único de Hollywood

Jerry Lewis, un payaso único de Hollywood

El cómico era único a la hora de inventar brillantes gags de todo tipo y único probando muecas...

Enlaces recomendados: Premios Cine