Restauración

Sanar el telón de Ferrándiz

Plagado de cientos de parches de papel japonés, pero con su soporte textil reforzado, el telón de boca del Cervantes afronta la última fase de su restauración en el Patio de Banderas del Ayuntamiento.

14.06.2017 | 12:23
Presentación de los trabajos de restauración

El equipo de Quibla Restaura invita a todos los malagueños a que asistan en directo a la compleja recuperación de la pintura Alegoría del teatro (1870). Las dos restauraciones anteriores, en 1902 y 1954, resultaron desastrosas y ocultaron la pintura original bajo dos nuevas capas

A partir de la próxima semana y hasta mediados de agosto, un equipo de ocho restauradores de Quibla Restaura trabajará sin descanso para devolver su aspecto original al telón de boca del Teatro Cervantes, sujetado por un andamio en el Patio de Banderas del Ayuntamiento para que todos los ciudadanos que lo deseen puedan ser testigos de su estado actual así como de los trabajos de restauración. Será una tarea difícil, ya que la Alegoría del teatro pintada por Bernardo Ferrándiz en 1870 se encuentra oculta bajo dos capas. «Las dos restauraciones anteriores, realizadas en 1902 y 1954, resultaron desastrosas y empeoraron el aspecto de la pintura original, ocultándola bajo dos nuevas capas de pintura. Nuestra labor será rescatar en la medida de lo posible la obra original», sostiene Estrella Arcos, autora del proyecto de restauración.

Con casi 200 kilos de peso y un imponente tamaño (9,1 metros de ancho y 12,8 de largo), el telón se muestra bastante afectado debido a los cientos de parches de papel japonés y cola de pescado que se han colocado sobre la pintura para asentarla. «En la capa pictórica es en lo que nos vamos a centrar ahora», expone Arco, que invita a todos los malagueños a que les visiten y les pregunten las dudas que tengan al respecto.

Antes de su llegada al Ayuntamiento, el pasado sábado, el telón se enrolló en un gran cilindro construido para la ocasión y se trasladó al Palacio de Ferias para los trabajos de intervención en la deteriorada y parcheada tela. Esta fase se prolongó más de lo previsto dado que al retirar el reentelado de algodón que se hizo en la intervención de 1954 se encontró la tela original, de lino, en mucho peor estado del que se esperaba: los distintos materiales, con sus diferentes tensiones y factores de encogimiento y con varias capas de parches superpuestos, así como la cola con la que se adhirieron causaron graves deformaciones y fisuras. Por ello, prosiguieron los trabajos en el soporte en el Instituto La Rosaleda, incluido un refuerzo de lino con una tela llegada de Italia, muy parecida a la original, que se adhirió con gacha española (pasta de harina de trigo y colas y resinas). Una vez finalizado el asentamiento del soporte textil se pudo trasladar la pieza al Patio de Banderas del Consistorio, la última estación de esta sanación del telón de Ferrándiz, cuyo coste es de unos 95.000 euros y que es posible gracias a la aportación de la Fundación Málaga.


Turandot marcará su regreso en noviembre


A Ferrándiz le fue encomendada tanto la decoración del techo del Cervantes como su telón de boca. Para la primera se declinó por una alegoría de la ciudad en la figura de las Bellas Artes. Para el telón de boca, uno de los más conseguidos de los realizados en la España del XIX, el autor desarrolló una propuesta iconográfica que deshiciera la ruptura entre escena y público al introducir una abertura imaginaria en el centro, por la que asoman los personajes que se representan. Destaca en el lado derecho la figura de Mefistófeles, en el que el pintor se autorretrató.

El óleo sobre lienzo de grandes proporciones (unos 148,5 metros cuadrados) que corona el patio de butacas fue realizado entre mayo y septiembre de 1870. Para su ejecución contó con la colaboración de discípulos suyos, entre los que se encontraban Carreto, Matarredonda, Barco y Pérez. A esta obra precedió un boceto, integrado en los fondos del Museo Provincial de Bellas Artes, en cuya realización intervino otro pintor destacado en la Málaga del siglo XIX, Antonio Muñoz Degrain. El telón fue exhibido al público por última vez en 2012, en la celebración del 25 aniversario de la reapertura del Cervantes. Una vez concluida la restauración, el lienzo quedará montado en una estructura rígida y permanente de aluminio, a modo de cuadro gigante, en la caja escénica del Cervantes. A partir de entonces, podrá volver a ser utilizado en ocasiones especiales: la primera prevista es el ensayo general de Turandot, la obra que abrirá en noviembre la temporada lírica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura


Humor que se lee del derecho y del revés
Humor que se lee del derecho y del revés

Humor que se lee del derecho y del revés

Mientras sigue cosechando el éxito de crítica y público con su nueva colaboración con Paul...

La cultura y el patrimonio reivindican su espacio en la Feria de Málaga

La cultura y el patrimonio reivindican su espacio en la Feria de Málaga

Los museos, centros de arte y monumentos municipales registraron un 13,54 por ciento de visitas...

Los conciertos de la Feria o cuando los cachés no son lo que parecen

Los conciertos de la Feria o cuando los cachés no son lo que parecen

Los precios de las actuaciones de los artistas de la Feria encienden el debate entre músicos y...

Duquende por Camarón y dos sagas flamencas del jondo, en Torremolinos

Duquende por Camarón y dos sagas flamencas del jondo, en Torremolinos

El de Sabadell rememorará el espíritu del cantaor de cantaores el viernes ?Primera actuación...

Ponce agranda su leyenda

Ponce agranda su leyenda

El torero valenciano suma su sexto Capote de Paseo como triunfador - La disminución de público y...

Jerry Lewis, un payaso único de Hollywood

Jerry Lewis, un payaso único de Hollywood

El cómico era único a la hora de inventar brillantes gags de todo tipo y único probando muecas...

Enlaces recomendados: Premios Cine