Turismo

La crisis también viaja

27.07.2008 | 00:00
Menos compras. Turistas en el mercado de Jan Al Jalili, en el barrio islámico de El Cairo. Menos compras. Turistas en el mercado de Jan Al Jalili, en el barrio islámico de El Cairo.

Los problemas económicos de los españoles se han empezado a notar hasta en el gran bazar de El Cairo, donde los turistas miran pero apenas compran

La crisis económica en España se ha dejado notar hasta en el gran bazar de El Cairo, conocido como Jan al Jalili, donde los turistas españoles que llegan cada vez se gastan menos dinero.
Pese a que la temporada alta en la que llegan los viajeros españoles empieza a principios del mes de agosto y su número por el momento no ha disminuido, los comerciantes egipcios han constatado que en los últimos meses se rascan menos el bolsillo a la hora de hacer compras.
El sol abrasa en el famoso zoco egipcio, situado en mitad del barrio islámico de El Cairo, donde unos pocos turistas de distintas nacionalidades se aventuran, pertrechados con sombreros y botellas de agua, a la búsqueda de recuerdos de viaje y alguna ganga soñada.
Entre ellos, se encuentra un grupo de madrileños, que en cuanto se para en una de las callejuelas del mercado se ve rodeado de comerciantes. "Más barato que en Carrefour", "welcome to Egypt" (bienvenidos a Egipto) o "¡español, español!" son algunos de los reclamos de los vendedores para llamar la atención de los viajeros que confiesan a Efe que no tienen ninguna intención de comprar.
"Hemos venido a ver el bazar, pero yo no compro nada porque no me gusta regatear", explica la turista Concha Jánez, quien opina que la crisis está obligando a muchos españoles a quedarse en casa en lugar de marcharse de vacaciones.
En la tienda de Mahmud Mohamad Abdelnabi Omar, más conocido como ´Jordi´, no se regatea, porque hay precios fijos, pero los españoles siguen sin gastarse mucho dinero. "¡Claro que he notado la crisis en España! Allí la vida es muy cara y los turistas se gastan ahora menos", dice ´Jordi´, a cuyo local acuden sobre todo españoles, que gracias al boca a boca saben que en su tienda no hay que regatear, aunque los precios son más caros.
Entre 10 y 50 e. "Hace diez años, los españoles se gastaban entre 30 y 200 euros, ahora entre 10 y 50", explica el vendedor egipcio en un español perfecto, mientras fuma una ´shisha´ o pipa de agua.
Sin embargo, ´Jordi´ no cree que los españoles vayan a dejar de viajar en estos momentos: "Soy optimista, además tengo la teoría de que cuando vienen malos tiempos la gente sale más a gastar", afirma, aunque reconoce que mientras que antes los españoles compraban de todo, ahora sólo algún recuerdo.
Joyas de oro, plata, tejidos típicos egipcios y estatuillas con motivos faraónicos son algunos de los artículos que el comerciante ofrece a los turistas españoles.
Otro tipo de cliente, más especializado, es el que acude a la tienda de Mahmud Abdel Gazar, de vestidos de danza del vientre, también situada en el Jan al Jalili.
Gazar, quien asegura que muchas de sus compradoras son españolas, señala que todo sigue igual y que sus clientas siguen gastando lo mismo, ya que el suyo es un sector muy concreto. "La danza del vientre se está extendiendo mucho en España, por lo que muchas chicas viene aquí a comprarse los trajes".
Fuera de su tienda, un remanso de paz en la calle principal del bullicioso Jan al Jalili, la actividad sigue, pese a que es temporada baja. Y es que a pesar de la crisis, los españoles, junto a los italianos y los griegos, son los que más viajan en verano a Egipto.

noticias de La Opini&oacuten de M&aacutelagaMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión de Málaga