Análisis

Una campaña incierta

Un total 109 escaños están en juego en las novenas elecciones al Parlamento andaluz

 11:33  

JOSÉ MARÍA DE LOMA Novenas elecciones al Parlamento de Andalucía. Día uno de campaña electoral. Panorama inédito: por primera vez el Partido Popular parte como favorito. El PP acaricia el poder en el Sur por primera vez en treinta años. Están en juego 109 escaños. Las huestes de Rajoy quieren y necesitan completar el ciclo iniciado en las municipales del pasado mayo, donde se hicieron con la gran mayoría de municipios. Ciclo que continuó con las generales de noviembre en las que el PSOE fue barrido del Gobierno central y desalojado de la mayoría de comunidades. Sólo le queda una débil mayoría en Euskadi y el Gobierno andaluz.

En 2008, los socialistas obtuvieron 2.178.296 votos, el 48,93 por ciento (56 escaños) y los populares 1.730.154, el 38,87, lo que le valió 47 escaños. Los siete restantes fueron para Izquierda Unida, que tuvo algo más de 315.000 votos, el siete por ciento del electorado. En total, diez puntos porcentuales de ventaja para el partido entonces de Chaves y ahora de Griñán. Un porcentaje que ha ido reduciéndose. De hecho, algunos sondeos han llegado a pronosticar una ventaja a la inversa, diez puntos del PP sobre el PSOE.



Futuribles aparte, la constatación sí es que en las pasadas generales, la formación de Arenas adelantó a la del PSOE en el territorio andaluz y logró casi dos millones de votos. Una porción de la tarta espectacular si bien considerada como techo por algunos expertos, dado que el desmoronamiento del PSOE obedece también a la abstención, a ligeras subidas de IU y a la irrupción posible de Unión Progreso y Democracia, a la que los sondeos le otorgan entre dos y tres escaños, menos el del CIS hecho público ayer (tiene opciones en Sevilla, Cádiz y Málaga) y que ya lograra arrancar importantes restos en algunas circunscripciones andaluzas con porcentajes no despreciables en las pasadas locales y generales.

Sin embargo, ayer irrumpió con fuerza en el escenario electoral el sondeo más neutral que en teoría existe, el del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que sitúa al Partido Popular al borde de la mayoría absoluta. Justo en el límite. Entre 54 y 55 escaños en un Parlamento en el que no entrarían ni los andalucistas ni UniónProgreso y Democracia y en el que ganarían por algo más de siete puntos porcentuales a los socialistas.

La encuesta incluye 3.139 entrevistas, 520 en la provincia de Málaga. En ella se refleja que el PSOE lograría en la Cámara autonómica entre 44 y 46 escaños, perdiendo así entre 10 y 12 de los 56 que tiene actualmente. Izquierda Unida subiría entre 3 y 4 escaños y se llevaría 9 o 10 asientos.

En Málaga, según el CIS, el Partido Popular abre más la brecha que le separa de los socialistas respecto a otras citas. Los populares obtendrían 9 diputados, el PSOE 6 e IU dos. Por porcentajes, el PP obtendría el 46,5 por ciento de los votos, mientras que el PSOE tendría 33,4%; Izquierda Unida, un 11,4; UPyD, el 3,9; y el PA, el 2,9%. Sevilla, sería la circunscripción donde el PSOE perdería más escaños, hasta 3, al pasar de 11 a 8 representantes. El PP ganaría 2 (pasaría de 6 a 8) e IU sumaría 1, y llegaría a los 2 diputados.

Y un dato más que llamativo: casi el sesenta por ciento de los encuestados cree que ganará el Partido Popular, aunque sólo al 28,3% le gusta. El CIS detecta resignación en el voto, por tanto. Inquiridos por los principales candidatos, un 30,7% prefiere a Griñán y un 29,45 a Arenas.

Sólo un 15,8 por ciento de los encuestados dice que la gestión del gobierno de Griñán ha sido buena o muy buena, frente al 38,2 por ciento que la considera regular, y al 40,4 por ciento que la estima mala o muy mala.

A tenor de estos datos no tardaron en producirse las reacciones. Griñán se mostró convencido de que su partido ganaría las elecciones y dijo que al mismo tiempo que el PSOE va recortando, los populares van envileciendo la campaña. Por su parte, desde el PP se lanzó un doble mensaje. Por un lado, Arenas aprovechó para contrarrestar un hipotético exceso de confianza, incidiendo en que nada está ganado y en que los suyos habrían de trabajar con celo hasta última hora. Por otro, la misma argumentación de fondo pero expresada de otra manera: «No ganar por mayoría absoluta es perder». En cualquier caso, Arenas, en un acto en Dos Hermanas, feudo tradicionalmente socialista, dijo sentir un gran optimismo ante esta cita.

La campaña de los ERE. Sondeos aparte, la campaña se inicia marcada por el escándalo de los falsos Expedientes de Regulación de Empleo. No cesan las novedades y si bien la Junta se mostró diligente denunciando el caso y depurando algunas responsabilidades, las nuevas revelaciones judiciales y periodísticas hacen prever que el asunto será estrella invitada.

Sin embargo, en los últimos días, dirigentes populares expresan en público y en privado que la cuestión ha de ser abordada en otra clave: no centrando la campaña en ello, sino presentándolo como un elemento más de la decadencia socialista. Se trata de que la prensa y la Justicia les vayan haciendo el trabajo y los dirigentes populares, sobre todo Arenas (y sin perjuicio de que Antonio Sanz o los dirigentes nacionales toquen el asunto) se centren más en realizar propuestas, en incidir en el mantra del «cambio», en machacar con la cifra del millón de parados y en presentarse como una alternativa reformista y de centro. Eso, «escondiendo» en la medida de lo posible las duras medidas de ajustes que el Ejecutivo central y presumiblemente el autonómico que salga de la cita del 25 habrán de tomar en empresas públicas, organismos, gastos, impuestos e inversiones.

La estrategia se adoba con una promesa estrella en cada provincia. En Málaga bien pudiera ser la conversión de La Aduana en subsede del Museo del Prado y no sólo en Museo de Bellas Artes, si bien los dirigentes de la pinacoteca madrileña se han desmarcado del asunto y han remarcado que la decisión correspondería al patronato del Prado.
En la estrategia de los populares también se incluye la implicación de sus alcaldes y concejales estrella, vayan o no en las listas. La dirección regional ha dado la orden de que la implicación sea máxima, de que en todos los municipios, por pequeños que sean, se organicen actos y que los líderes en cada territorio multipliquen su presencia en actos.

El primero a lo grande será hoy viernes en Málaga, en el pabellón de Ciudad Jardín, donde Mariano Rajoy y Javier Arenas protagonizarán un macro acto en el que esperan reunir a más de cuatro mil personas. Los populares malagueños tratarán de que el presidente del Gobierno vuelva en otra ocasión cuando la campaña esté más avanzada.

Los socialistas por su parte prevén también grandes actos, si bien la intención es salpicar la agenda de los dirigentes, y la geografía andaluza, de pequeños encuentros, más fáciles y rápidos de hacer y más personalizados.
Además, tratarán –algo que ya llevan haciendo unos meses- de asimilar la imagen de Griñán (frente a la propaganda del PP que lo presenta ligado al escándalo de los ERE y corresponsable del millón de parados) a la de la innovación, la modernidad, la Andalucía emprendedora. Actos con la comunidad educativa, en fábricas, en empresas punteras. Ni que decir tiene que un gran hilo argumental de los socialistas será presentarse como garantes del estado del bienestar frente a los recortes del Partido Popular. O como dijo ayer mismo, «Andalucía debe ser el bastión que frene la ola conservadora».

Izquierda Unida por su parte sabe que está abocada a un pacto con los socialistas si el PP no obtiene mayoría absoluta. Es la única manera de frenar a su gran enemigo, la derecha, aunque saben que si se muestran complacientes con el PSOE corren el riesgo de que el electorado prefiera votar al original y no a la copia.
Los sondeos les dan alzas pero ellos mismos pueden complicarse la vida. Diego Valderas, que concurre por Huelva, es mucho más partidario de un posible entendimiento con los socialistas que Sánchez Gordillo, del ala más radical de la coalición y que según algunas fuentes no le haría ascos a un escenario postelectoral a la extremeña. Gordillo, por Sevilla, será diputado seguramente. Valderas, no tanto.

Y una incógnita: el partido de Rosa Díez, que se desplazó anoche a Málaga para abrir la campaña consciente de que es en esta provincia, además de en Cádiz y Sevilla, donde podría obtener algún representante. Curiosamente, no pocos estudios sociológicos dan en disputa una franja cercana al cinco por ciento que antaño era del PA. Es decir, supuestos votantes nacionalistas votando a la formación que más planta cara a estos fenómenos regionales.

La batalla de Málaga. En cuanto a la batalla malagueña, los socialistas presentan como cabeza de lista a uno de los pocos socialistas no abrasados o salpicados por mala gestión. Luciano Alonso, consejero de Turismo, la cara y el ámbito amable del Gobierno, tendrá enfrente a Esperanza Oña, imbatible alcaldesa de Fuengirola, parlamentaria veterana, miembro de la aristocracia del partido, respetada, carismática y de fuerte carácter.

Un debate entre ellos sería sin duda un plato difícilmente rechazable para un paladar político. Por IU es cabeza de lista José Antonio Castro, ya parlamentario, coordinador provincial, una de cuyas especialidades parlamentarias es el turismo. Su sueño es alcanzar el segundo parlamentario, como le dio ayer el CIS.

  HEMEROTECA

Los Candidatos y las listas

José A. Griñán

El candidato del PSOE-A

Javier Arenas

El presidente del PP-A

Diego Valderas

Lidera la coalición de IU

Pilar López

La cabeza de lista del PA

Martín de la Herrán

La nueva cara de UPyD

Todas las listas de los partidos

Consulta las listas de 19 candidaturas proclamadas en Málaga para concurrir a las novenas Elecciones al Parlamento andaluz.


  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya