A fondo

Alberto Montero: "Nuestro planteamiento no es el de tratar de formar gobierno a toda costa"

Entrevista al diputado electo de Podemos Málaga Alberto Montero, que lideró la lista de la formación morada en la provincia

22.12.2015 | 05:00
Alberto Montero encabeza la lista por Málaga al Congreso.

El líder de Podemos en Málaga duda de que el partido se aventure en la conformación de un Gobierno de coalición y se muestra satisfecho de los resultados de las generales. "Hemos pasado de 0 a 69 escaños en apenas un año y medio con todo tipo de obstáculos y adversidades", resalta. Asegura que la clave del éxito ha estado en la campaña, que le ha sabido a poco, especialmente por la constatación del aumento del apoyo y de la ilusión de los electores.

­­Sin apenas tiempo para destripar los enrevesados, y en gran medida, históricos, resultados del 20D, Alberto Montero se pone a los mandos en Málaga de la garita de Podemos para hacer una primera aproximación a lo que la mayoría de los medios califican como la gran novedad que deja al país la convocatoria: la frenética irrupción de su partido, tantas veces apuntada en los últimos meses, en el hemiciclo representativo. El profesor de la UMA se prepara el cambio y para asumir su nueva responsabilidad en una renovación de las Cortes que todavía está pendiente de desvelar sus primeras fichas. ¿Gobernará Rajoy? ¿Habrá operación «menina»? Montero, replica.

En las últimas horas se han disparado las especulaciones. ¿Se integraría Podemos en un hipotético pacto múltiple de Gobierno junto con el PSOE, IU y los nacionalistas?
No es algo, como es lógico, que se vaya a definir desde la provincia, pero me inclinaría a creer que no. Nuestro planteamiento nunca ha sido el de tratar de formar gobierno a toda costa. Y lo hemos demostrado con las municipales, brindando apoyos a cambio de acuerdos y puntos de programa.

Pablo Iglesias no descarta que la actitud de los socialistas y de los populares desemboque en una nueva convocatoria de elecciones.
El tablero político resultante del 20 de diciembre es bastante más complejo que el de la pasada legislatura. No es una decisión que competa en exclusiva a Podemos y en ese contexto, con el resto de fuerzas participando y proponiendo, pueden darse diferentes opciones.

Su partido ha protagonizado una vertiginosa remontada respecta a las encuestas del inicio de la campaña. ¿Cuál cree que ha sido el revulsivo?
Lo primero que debemos tener en cuenta, y es justamente lo que hemos hecho en todo momento, es la naturaleza falible de los sondeos. Podemos ha sido siempre muy prudente a la hora de interpretar los datos. Y por una razón muy sencilla y es lo complicado que resulta acertar cuando no se dispone de registros históricos previos. No es normal que nosotros cayéramos tanto ni que Ciudadanos creciera con tanta fuerza y en tan poco tiempo. Me parece que ellos hicieron una lectura interesada y que eso les ha perjudicado: la clave ha sido precisamente ésa; nosotros, tanto en Málaga como en el resto del país, afrontamos la campaña sin dar por supuesto nada ni pensar que todo estaba hecho.

Da la sensación de que la campaña se les ha hecho corta. ¿Les hubiera ido mejor con dos semanas más de debate y de carretera?
Estoy plenamente convencido. De hecho, lo pensé y lo dije en el último mitin. Desde que arrancó la campaña tuvimos la impresión de ir a más y de contar cada día con la confianza y el aliento de más gente

Muchos analistas sostienen que de haber fructificado la convergencia con IU habrían superado a los socialistas.
Los análisis contrafactuales a posteriori sólo engendran melancolía. Esa posibilidad no ha existido y no creo que sea bueno ni útil insistir con las conjeturas.

Su formación ha arrasado en Cataluña. ¿En qué medida afectará este cambio de rumbo al debate soberanista?
Los resultados hacen que se entienda mejor cuál era nuestra apuesta para Cataluña y lo que los propios catalanes quieren, que es contar con un gobierno distinto, profundamente democrático, que pregunta a la gente y tiene claro que hay que encontrar una solución y una vía de entendimiento con la que todos se sientan cómodos.

Ada Colau defiende el referéndum. ¿Es un punto irrenunciable?
Si el problema pudiera resolverse sin promover ningún tipo de consulta no haría falta recurrir a un referéndum, pero mucho me temo que, actualmente, la situación es distinta.

Podemos continúa teniendo impulso en las plazas en las que logró asentarse durante las pasadas municipales. ¿Reconocimiento a la gestión?
Ciertamente los resultados se han visto condicionados por los hechos y se ha premiado al partido en muchos de los municipios en los que se gobierna. Pienso, por ejemplo, en Madrid, donde, a pesar de que Manuela Carmena ha estado pendiente del Ayuntamiento y no ha participado activamente en la campaña, se ha hecho un guiño a gente del equipo de Podemos como Rita Maestre. Hay, qué duda cabe, una demostración en las urnas de la sintonía y la valoración que tienen los ciudadanos del trabajo de Carmena y del equipo del Ayuntamiento.

En Málaga su candidatura ha irrumpido por primera en las elecciones cosechando dos representantes para el Congreso. ¿Se esperaban estos resultados?
Estamos satisfechos. La encuesta del CIS nos daba un escaño, pero sabíamos que estaba la referencia anterior de las autonómicas, en la que se consiguieron 2. Lógicamente, y dado el número de votos, sentíamos más complicado rebasar esa marca y conseguir un tercer representante. A nivel estatal, el resultado es magnífico. En apenas un año y medio hemos subido de 0 a 69. Y con todo tipo de obstáculos y adversidades. Sabe a poco porque podemos crecer más, pero, sin duda, se ha abierto el camino de las instituciones a otra forma de entender y hacer política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Redes Sociales Candidatos
Enlaces recomendados: Premios Cine