Reacciones de los socialistas

El PSOE-A rechaza un pacto con Podemos

Los socialistas andaluces ven imposible apoyarse en la formación moradare y niegan de una gran coalición con el PP

22.12.2015 | 05:00
El portavoz de los socialistas en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez.

El bipartidismo sigue por encima del 60% en Andalucía

  • El bipartidismo del PSOE y el PP ha resistido en Andalucía en las elecciones generales con 2,7 millones de votos y por encima del 60% de apoyo –diez puntos por encima de la media nacional– pese a la irrupción de Podemos y Ciudadanos, aunque perdió en los comicios del domingo cerca de 900.000 votos respecto a las elecciones de noviembre de 2011. El PSOE se deja cerca de 200.000 votos y cinco puntos de apoyo en Andalucía en relación a las elecciones de hace cuatro años, aunque sigue superando los 1,4 millones de votantes.

El PSOE andaluz se sacudió ayer el abrazo del oso. El secretario de Política Federal y dirigente de los socialistas andaluces, Antonio Pradas, descartó llegar a un acuerdo de gobierno con Podemos dada la postura que tienen los de Pablo Iglesias sobre Cataluña, donde apoyan abiertamente la celebración de una consulta popular para la que pedirán el no; mientras, el portavoz de los socialistas en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, rechazó ir de la mano del PP en una gran coalición a la alemana, «por el terrible daño hecho a la ciudadanía».

De lo que se trata es de evitar la irrelevancia en los próximos años, lo que podría ocurrir si los socialistas apoyan al PP o a Podemos. Aunque no lo dicen, todos los dirigentes andaluces, región en la que el PSOE ha mantenido la cara alta y salvado los muebles, tienen en mente al PASOK griego, que ha pasado de gobernar a vegetar en los márgenes del sistema heleno.

Mario Jiménez precisó que cree que un pacto entre el PSOE y el PP «no está encima de la mesa», después del daño «terrible» hecho por los populares a la ciudadanía. «De él nos separa todo ese daño», dijo, para insistir en que los de Rajoy han sido responsables del desmontaje del estado del bienestar, de privatizaciones en servicios públicos esenciales, de «un atentado» contra los derechos civiles básicos y de la actual reforma laboral. «No podemos vincularnos a un partido que ha hecho eso y que está manchado por la corrupción», precisó.

Recalcó que es Rajoy el que debe formar gobierno y que el PSOE ha de estar en la oposición, pese a no ser un escenario fácil por las fuerzas ultranacionalistas e independentistas que quieren condicionar la vida política del país.

Antonio Pradas, por su parte, considera imposible un pacto con el partido de Pablo Iglesias por su postura sobre la autodeterminación de Cataluña, una de las líneas rojas del PSOE. Ambos partidos tienen un concepto de España «totalmente distinto».

Después de escuchar las primeras «andanadas» de la formación de Iglesias en favor de un estado plurinacional que pondría en riesgo la unidad de España, Pradas dejó claro que «el PSOE no va a entrar ahí de ninguna manera». «Se están aliando con unos posicionamientos que no compartimos en absoluto», advirtió.

Una posición que comparte el secretario de Organización socialista, César Luena, que aunque no quiso adelantar acontecimientos sobre un hipotético pacto con Podemos, sí ha insistido en que la unidad de España es «indiscutible» para el PSOE.

El número tres del PSOE dejó muy claro que «en cualquier planteamiento futuro, para los socialistas andaluces será prioritaria la defensa del estado del bienestar y la unidad del territorio nacional».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Redes Sociales Candidatos
Enlaces recomendados: Premios Cine