20 de marzo de 2017
20.03.2017
Sección oficial

Disparada hacia las Biznagas

Crítica de la película 'El otro hermano', protagonizada por Ángela Molina y Leonardo Sbaraglia

20.03.2017 | 01:55

Dirección: Adrián Caetano. Intérpretes: Leonardo Sbaraglia, Daniel Hendler, Ángela Molina, Alian Devetac.

Dada la cantidad de vísceras y niños muertos que hoy consumimos a diario en televisión es complicado que una película nos revuelva el estómago y nos haga en algún momento quitar la mirada de lo que estamos viendo. Ni Tarantino lo consigue ya con sus festivales de sangre. Pero El otro hermano, de Adrián Caetano, nos removió las entrañas con un par de escenas de violencia explícita que merecen pasar a un catálogo memorable de ellas en el celuloide. Entiéndase que no se quiere con esto contraindicar la cinta sino precisamente lo contrario. El efecto es buscado y de sobra conseguido. La misma película se presenta como candidata a una gran Biznaga en Málaga por su reflejo de lo más negro del alma humana. En ella cabe destacar a un monumental Leonardo Sbaraglia, que escenifica con seguridad y firmeza todos los sentimientos más abyectos que puede cobijar un hombre en su codicia infinita. Es el protagonista de cabo a rabo de esta cinta que relanza la aportación argentina al certamen con un thriller negro, negrísimo y de referencias al western.

Salvando las diferencias de celebridad, la película recuerda a El clan, de Pablo Trapero, e incluso algo a Giro al infierno, por esos escenarios inquietantes donde se desarrolla. En este caso El otro hermano se aleja de Buenos Aires y se interna en la lentitud de los pueblos de interior argentinos, donde la paz de las vacas parece que cobija los mejores sentimientos pero en este caso esconde a personas que viven en la miseria, cargadas de frustraciones y muy malas intenciones.

Enorme es el trabajo de Daniel Hendler, que desde un plano secundario emerge al final de la película para convertirse en algo parecido a un Papillon en busca de su paraíso de redención, el cercano Brasil. Éste no es un personaje blanco del todo, lo cual lo hace más interesante aún. Tampoco le va a la zaga en su papel actoral el joven Alian Devetac, cuya melancólica y a la vez siniestra mirada dará mucho que hablar en el cine de suspense de este país. Vaya mirada de odio y de ternura a la vez.

En lo menos acertado de la película se sitúa el pequeño papel de Ángela Molina, que como toda gallega en una película argentina regala un acento extraño, que descoloca por su dicción, además de que no está precisamente en una de sus mejores interpretaciones. Ello sin restar que su presencia lorquiana siempre aporte un dramatismo extra a todo.
La película, en resumen, cuenta la historia de un joven empleado público (Hendler) que acaba de ser despedido y viaja desde Buenos Aires a Lapachito, un solitario pueblo en la provincia del Chaco. Éste, con bastante desgana, debe hacerse cargo de los cadáveres de su madre y su hermano que han sido brutalmente asesinados, y con quienes no lo une ningún lazo afectivo. Por no destrozarles mucho de la película, en los primeros minutos se nos regala una vomitera ante la desagradabilísima escena de los dos cuerpos sin vida de sus progenitores, a los que tiene que reconocer, que marca el tono de asco del resto del relato.

Este personaje, que como hemos dicho tiene su punto de oscuro y ruin, llega con un único objetivo que es el de cobrar un modesto seguro de vida para poder radicarse en Brasil. Allí conoce al aparente hombre de negocios y amigo del asesino de su madre (Sbaraglia), con quien establece una extraña sociedad para gestionar y cobrar ese dinero. Nada será tan fácil y la historia desvelará las maneras de actuar de este siniestro personaje que no ahorra en maléficas intenciones para conseguir sus objetivos de amontonar dinero.

La historia transcurre de una manera dinámica, genera ese clima rural perturbador, se apoya en unos diálogos muy desprovistos de cualquier tipo de afecto y se dispara sobre un buen elenco que ejecuta muy armoniosamente el papel que les toca cubrir; en suma, El otro hermano se presenta con unas buenas credenciales para optar a cualquier cosa en este nuevo Festival de Málaga que ayer la despidió en su primera proyección con aplausos de parte del público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Festival de Cine

Al Festival le salen las cuentas
Al Festival le salen las cuentas

Al Festival le salen las cuentas

La vigésima edición del certamen, primera como cita dedicada al cine en español, se ha saldado con...

El Festival dribla la competencia y empieza el camino hacia el rigor

El Festival dribla la competencia y empieza el camino hacia el rigor

Málaga va esquivando los clichés que la atenazaban hasta hace no poco y empieza a ser tomada algo...

´Verano 1993´ gana el Festival de Málaga

´Verano 1993´ gana el Festival de Málaga

Se han cumplido los pronósticos y la cinta de Carla Simón se hace con el gran premio del certamen,...

Antonio Banderas: "Málaga está en mi corazón"

Antonio Banderas: "Málaga está en mi corazón"

El actor y director recibe por fin la Biznaga con un emocionado discurso sobre el orgullo de ser...

Banderas: "Quiero regresar a mi tierra. Se puede hacer cine en Málaga"

Banderas: "Quiero regresar a mi tierra. Se puede hacer cine en Málaga"

El actor malagueño recibe esta noche la Biznaga de Oro honorífica en la gala de clausura del...

León de Aranoa: "Una de las mejores cosas es despertar emociones"

León de Aranoa: "Una de las mejores cosas es despertar emociones"

El cineasta, ganador de seis Goya, recibe este viernes el premio Retrospectiva del Festival de...

Las películas de la Sección Oficial 
 
 
 
 
 
Pinche
para ver la ficha técnica
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine