Unión Europea.

Polonia tampoco quiere firmar el Tratado de Lisboa

 
Nueva presidencia. Sarkozy y Durao Barroso mantuvieron ayer una reunión en El Elíseo.
Nueva presidencia. Sarkozy y Durao Barroso mantuvieron ayer una reunión en El Elíseo.  EFE

El presidente polaco, cuyo Parlamento ya ha ratificado el texto, asegura
que no lo firmará hasta que no se resuelva el problema del ´no´ irlandés

LA OPINIÓN. París La negativa expresada ayer por el presidente polaco, Lech Kaczynski, a ratificar el Tratado de Lisboa deslució la puesta de largo de la presidencia francesa de la Unión Europea, que se inició con una ambiciosa agenda y el reto de buscar una solución al problema institucional creado por el rechazo de Irlanda al tratado de reforma.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibió ayer en El Elíseo al presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Poettering, y al de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, antes de asistir a una ceremonia oficial en el Arco de Triunfo de París.
Tanto Sarkozy como Durao Barroso intentaron quitar hierro al nuevo incidente pero no tuvieron más remedio que reconocer que la presidencia se abre en un contexto difícil.
Sarkozy recordó que el Tratado que ahora se niega a ratificar Lech Kaczynski lo negociaron los 27 con él mismo y su hermano gemelo, entonces primer ministro. "No fue cualquiera quien puso la firma de Polonia, fue él mismo", recordó.
El mandatario galo dijo que no puede creer que el presidente que lo firmó, "en Bruselas primero y en Lisboa después", pueda cuestionar ahora su propia firma. Así pues, avanzó que tendrá ocasión de ponerse en contacto con él y no dudó de que mantendrá su compromiso.
Kaczynski, por su parte, dijo que sólo firmará la ratificación del Tratado de Lisboa en caso de que Irlanda revise su ´no´ y lo apruebe voluntariamente y sin presiones. "Si los irlandeses -que han rechazado en referéndum el documento- cambian su opinión, y no bajo presiones sino por voluntad propia, Polonia no pondrá impedimentos" a la ratificación del Tratado, afirmó.
Potestad. En realidad, Kaczynski es el único mandatario polaco que no quiere seguir adelante con el texto, ya que éste fue ratificado por el Parlamento, institución que ayer mismo instó al jefe de Estado a no poner trabas para seguir adelante con el proceso. No obstante, la Constitución polaca otorga al presidente la potestad para firmar tratados internacionales.
A los problemas de Irlanda y Polonia se suman además los que puede haber también en Alemania, país cuyo presidente, Horst Koehler, paralizó ayer la ratificación a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva las demandas presentadas por varios diputados contra el Tratado.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya