el chófer de Bin Laden

Comienza el primer juicio por crímenes de guerra celebrado en Guantánamo

 16:51  

El juicio contra el yemení Salim Ahmed Hamdan, antiguo chófer del líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, comenzó hoy. Se trata del primer juicio por crímenes de guerra que lleva a cabo Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial y el primero que se celebra en el centro de detención de la base naval de Guantánamo, en Cuba, en sus seis años y media de existencia.

Reuters/EP El procesado se enfrenta a los cargos de conspiración y entrega de material para actos de terrorismo y podría ser condenado a cadena perpetua en caso de ser declarado culpable por el jurado, formado por militares estadounidenses.

Después de que los potenciales miembros del jurado prestasen juramento, el juez Keith Allred declaró: "Está comisión militar está reunida". "Deben determinar si (Hamdan) es culpable o no basándose únicamente en las pruebas presentadas ante el tribunal y en las instrucciones que yo les daré", explicó Allred al jurado. "Deben oír las pruebas de forma imparcial", añadió.

El jurado que va a evaluar el caso de Hamdan, que deberá estar formado por al menos cinco miembros, será seleccionado de entre un grupo de trece oficiales militares llegados desde distintas partes del mundo.

Los fiscales sostienen que Hamdan es un personaje próximo al círculo más íntimo de Al Qaeda y que cuando fue capturado, en noviembre de 2001, se dirigía a una zona de combate llevando en su coche dos misiles tierra-aire.

Pero los abogados de Hamdan aseguran que no es miembro de Al Qaeda y que simplemente trabajaba como conductor y como mecánico para Bin Laden porque necesitaba los 200 dólares que le pagaba cada mes.

Varias organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han denunciado las condiciones en las que se encuentran los en torno a 265 presos de la prisión de Guantánamo y por el sistema legal que construyó el Gobierno estadounidense para ellos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. El primer juicio de un reo de Guantánamo llega seis años y medio después de que Washington abriera esta prisión.

La existencia de esta base naval le ha costado muchas críticas al Gobierno de Estados Unidos, ya que los presos permanecen allí durante varios años sin ser acusados formalmente y sin tener los derechos que corresponden a los prisioneros de guerra.

Además, se han hecho públicas acusaciones de tortura y de abusos contra los reclusos, y los abogados de los presos aseguran que muchas de las pruebas que hay contra sus clientes se obtuvieron mediante técnicas coercitivas.


Enlaces recomendados: Premios Cine