Irán

Jamenei dice que ´ciertos elementos´ quieren desestabilizar el país

01.06.2009 | 21:42

El líder de la revolución iraní, ayatolá Ali Jamenei, ha advertido, en plena campaña para los comicios presidenciales del próximo día 12, de que "ciertos elementos" tratan de atentar contra la seguridad nacional y que es deber de todos los iraníes mantenerse unidos.

En una reunión mantenida hoy con representantes del Gobierno, Jamenei, la máxima autoridad de Irán, recalcó que la unidad entre las diferentes etnias y corrientes religiosas que conforman el país "es el legado" que dejó al pueblo el fundador de la República Islámica, el ayatolá Rujolá Jomeini.

"Sin embargo, algunos están intentando quebrar esa unidad nacional. Debemos mantenernos alerta", indicó Jamenei en directa referencia a los disturbios que desde la semana pasada agitan la ciudad de Zahedan, situada en la conflictiva frontera con Pakistán y Afganistán.

El pasado jueves, un terrorista suicida asesinó a 25 personas e hirió a más de ochenta al hacer estallar una potente carga explosiva en una de las principales mezquitas de la ciudad.

El atentado fue reivindicado por el grupo radical islámico suní "Yundulah" (Ejército de Alah), que actúa en la provincia de Sistán-Baluchistán, fronteriza con Afganistán.

Apenas 48 horas después, las autoridades iraníes, que acusan a Estados Unidos de ser la mano negra tras los atentados, ahorcaron a tres hombres acusados de participar en el crimen.

Desde entonces, Zahedan ha sido escenario de varios episodios violentos en los que se han visto envueltos suníes y chiíes, el último de ellos hoy, lunes, en el que murieron cinco personas en un asalto a una entidad bancaria.

El viernes, tres motoristas arremetieron contra una oficina electoral del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, donde causaron tres heridos y numerosos destrozos.

El domingo, la Policía pudo sofocar un conato de violencia después de que el imán suní de la ciudad, Mawlavi Abdul Hamid, asistiera al funeral por las víctimas.

Según la televisión local PressTV, los rumores sobre el supuesto asesinato del religioso intensificaron las protestas callejeras de los grupos suníes contra las autoridades chiíes.

Además, responsables iraníes anunciaron el sábado que habían logrado evitar un atentado con bomba contra un avión de la compañía local Kish Air en ruta desde la ciudad de mayoría árabe de Ahwaz a la capital Teherán.

Al parecer, agentes de seguridad a bordo del avión encontraron un artefacto de fabricación casera en uno de los cuartos de baño por lo que obligaron al piloto a regresar a tierra, donde el pasaje fue evacuado y la bomba desactivada.

Enlaces recomendados: Premios Cine