Es un estadounidense de origen paquistaní

Detenido un sospechoso por el atentado fallido en Nueva York

El hombre compró hace unas semanas el vehículo con el que se intentó volar Times Square

 23:00  

EFE. Estados Unidos presentó hoy cinco acusaciones contra Faisal Shahzad, estadounidense de origen pakistaní sospechoso de haber colocado un coche bomba en Nueva York, entre las que se incluye el intento de usar armamento de destrucción masiva y de detonarlo con la intención de matar.

Shahzad, de 30 años y detenido la pasada noche en el aeropuerto JFK, compareció hoy ante el juez federal Kevin Nathaniel Fox, de Nueva York, en donde la fiscalía le leyó los cargos, después de haber confesado que recibió entrenamiento con explosivos en una campamento de la región pakistaní de Waziristan, feudo de los talibanes.

La acusación fue presentada por el agente especial del FBI, Andrew Patchman, en un escrito presentado ante el juez Fox y en el que se le imputan los cargos de intento de usar armas de destrucción masiva con intención de detornarlas y de matar, así como de llevar explosivos y material incendiario.

Patchman, en su escrito ante el juez, señala que tras su detención, el sospechoso "admitió que había intentado detonar una bomba en 'Times Square' y que había recibido entrenamiento para elaborar bombas en Waziristán (Pakistán)".

Con anterioridad, el fiscal general (secretario de Justicia) de EEUU, Eric Holder, señaló durante una conferencia de prensa que el sospechoso había comenzado a cooperar con las autoridades y ya "ha proporcionado valiosa información a los investigadores".

Holder precisó también que Shahzad iba a ser acusado por "delitos de terrorismo activo que trascienden las fronteras de Estados Unidos, intento de uso de un arma de destrucción masiva, y uso de un dispositivo de destrucción durante la perpetración de otro delito", entre otros.

"Está claro que era un complot terrorista destinado a asesinar estadounidenses en uno de los lugares más concurridos de nuestro país", agregó Holder durante una conferencia de prensa en Washington junto a la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, el subdirector del FBI, John Pistole, y el jefe de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly.

El subdirector del FBI señaló que Shahzad se ha mostrado "cooperativo" durante los interrogatorios y que "ha proporcionado detalles valiosos" sobre su participación en ese acto terrorista.

Los investigadores siguen diversas pistas, según el Departamento de Justicia, el FBI y la Policía de Nueva York, incluida la internacional, y la posible vinculación de Shahzad a grupos terroristas internacionales, en especial los que actúan en su país de origen, Pakistán.

Los Talibanes de Pakistán reclamaron la responsabilidad de la colocación del coche bomba mediante un vídeo en una página "web" islamista, pero las autoridades estadounidenses no dieron excesiva credibilidad a esa reclamación.

En ese país asiático se habrían producido, además, varias detenciones de personas vinculadas al sospechoso, que obtuvo la ciudadanía estadounidense en abril de 2009, y en julio de ese año viajó durante varias semanas a su país de origen.

Desde la Casa Blanca también se ha considerado este suceso como un "acto de terrorismo", y el mismo presidente de EEUU, Barack Obama, dijo este martes que este país "no se dejará amedrentar ni atemorizar", al tiempo que aseguró que "se hará justicia" con los responsables de un suceso que podría haber terminado en tragedia.

Según varios medios estadounidenses, el detenido dijo a los investigadores que actuó en solitario y negó cualquier vinculación con grupos extremistas de su país de origen.

Shahzad fue detenido en la madrugada del martes en el aeropuerto JFK como sospechoso de haber colocado el pasado fin de semana un coche bomba en la plaza neoyorquina de "Times Square".

En el vehículo, que compró por internet por 1.300 dólares, había varias bombonas de gas propano, bidones de gasolina, material pirotécnico y fertilizantes que, de haber explosionado, hubieran causado múltiples heridos y un gran incendio.

El sospechoso, residente en Bridgeport (Connecticut), fue detenido cuando estaba ya sentado en un avión de Emirates Airlines que se dirigía a Dubai y se cree que su destino final era la capital pakistaní de Islamabad.

También se ha sabido que en el automóvil que utilizó para trasladarse al aeropuerto encontraron una pistola y munición y un mapa, y que su nombre, según señaló el subdirector del FBI, se incluyó poco antes de su detención en una lista de personas que no tienen permitida la entrada a este país.


Enlaces recomendados: Premios Cine