Disturbios en Turquía

Erdogan subraya su legitimidad democrática

El primer ministro turco, de visita en Marruecos augura que "el problema habrá terminado" antes de su regreso

03.06.2013 | 22:27

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, destacó este lunes en Rabat que la democracia se expresa a través de las urnas, en respuesta al presidente del país, Abdulá Gül, y aseguró sobre las protestas que antes de su vuelta a Turquía tras su gira por el Magreb "el problema habrá terminado".

En una conferencia de prensa en la capital marroquí, Erdogan se mostró firme: "No sé qué ha dicho el presidente, pero para mí la democracia se expresa a través de las urnas", dijo, después de haber sido acusado estos días de tener un estilo político autoritario.

Según el primer ministro turco, los disturbios de Estambul y otras ciudades, no tuvieron como origen la tala de unos árboles, sino "que algunas partes no obtuvieron los resultados deseados en las urnas", partes que más tarde identificó con el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal de la oposición.

Erdogan subrayó que en los disturbios "se están movilizando facciones extremistas junto al Partido Republicano del Pueblo", y señaló que de fondo ve "intentos de dar a este asunto otra dimensión".

Sin embargo -precisó- "la mayoría del pueblo no lo va a aceptar" porque "el ciudadano sensato ya sabrá" las intenciones que mueven a los que protagonizan los disturbios.

En este sentido, dijo que los disturbios "no tienen que ver" con la tala de árboles en el céntrico parque Gezi de Estambul, donde se planea erigir un centro comercial, lo que ha originado diversas protestas populares que han derivado en la actual situación.

Erdogan no hizo alusión al joven muerto hoy en Estambul ni se refirió de forma directa a los disturbios, sino que habló en general de unos "acontecimientos" y "manifestaciones" que según él no se están produciendo en toda Turquía, sino solo "en algunas ciudades", como en la capital Ankara y en Esmirna, la tercera ciudad del país.

Sin embargo, estos disturbios son los más graves vividos en Turquía en los últimos años -a excepción de la región kurda- y reflejan, según los analistas, un disgusto con el estilo poco dialogante mostrado en los últimos años por el gobierno de Erdogan.

El primer ministro se mostró displicente incluso con el propio presidente Gül, después de que los periodistas le preguntaran si también él había entendido "el mensaje del pueblo": "Yo incluso he preguntado a los periodistas y a uno de mis ministros de qué mensaje se trata; no sé lo que ha querido decir con eso de que el mensaje ha llegado", zanjó.

Erdogan comenzó hoy en Marruecos una gira por el Magreb -que incluye a Argelia y Túnez- con una agenda eminentemente comercial, para dar así un espaldarazo a la creciente penetración comercial turca en la región.

Enlaces recomendados: Premios Cine