Espionaje en EEUU

La NSA, al servicio del ´Gran Hermano´

Tras el 11-S, la agencia más secreta de EEUU consiguió poderes más amplios para controlar las comunicaciones

10.06.2013 | 09:50
Vista de la entrada a la Agencia de Seguridad Nacional.
Vista de la entrada a la Agencia de Seguridad Nacional.

Pocos conocen detalles de las secretas operaciones de espionaje digital que encierran los edificios de cristal negro de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a las afueras de Washington, aunque las últimas revelaciones de la prensa permiten entrever lo que para algunos es "la punta del iceberg".

"Aquí es donde conocen los secretos de verdad", comentaba el pasado año una diplomática al contemplar en Fort Meade (Maryland) el centro de operaciones de la NSA de camino a una de las vistas de la corte marcial contra Bradley Manning por el caso WikiLeaks.

El soldado, acusado de la mayor filtración de información clasificada de la historia, está siendo juzgado en una base militar que es el corazón de la ciberinteligencia de EEUU.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 la NSA, dependiente del Pentágono y con más de 37.000 empleados civiles y militares, consiguió poderes más amplios para controlar las comunicaciones dentro y fuera de Estados Unidos y filtrar montañas de datos que permitan un día desmontar un complot terrorista.

La mayoría de las reglas por las que se rige la más opaca agencia federal estadounidense son en su mayoría secretas y son conocidas en detalle por un puñado de asesores del presidente Barack Obama, legisladores (algunos de los cuales han pedido información que les ha sido negada) y jueces en Washington.

La propia existencia de la NSA, creada en 1952 por el presidente Harry Truman, se ocultó durante más de 20 años, y pese a la llegada de Obama y sus llamadas por la transparencia sus poderes siguen siendo tan amplios ahora como durante los años de George W. Bush.

Desde 2008, cuando con un gran apoyo bipartidista el Congreso reformó la ley de vigilancia de comunicaciones extranjeras (FISA) para relajar en gran número de casos el control judicial, la NSA ha creado el mayor complejo de análisis de datos digitales conocido.

Tanto es así, que este otoño la NSA espera tener operativo un complejo en el desierto de Utah que ha costado miles de millones de dólares y permitiría procesar y almacenar una cantidad de datos más de cinco veces superior a todo el tráfico anual de internet a nivel mundial, según una investigación de Fox News.

Absurdos rumores

El verano pasado, el general Keith Alexander, director de la NSA desde 2005, visitó por primera vez la reunión de hackers más importante de EEUU, Defcon. Allí tachó de "absurdos" los rumores de que la agencia tenga archivos de 260 millones de ciudadanos estadounidenses y recordó que sus labores se limitan a la "inteligencia en el exterior".

William Binney, ex director técnico de la NSA, criticó duramente esas declaraciones y adelantó que la agencia tiene la capacidad -y la ejecuta- de recabar sin control judicial datos de redes sociales, de correos electrónicos y registros de llamadas telefónicas tanto fuera como dentro de Estados Unidos.

"Dejé la NSA porque comenzaron a espiar a todo el mundo dentro del país", aseguró el verano pasado en una entrevista con la revista "Wired".

Según las recientes revelaciones de medios como "Washington Post" o "The Guardian", la NSA recopila a diario "metadatos" de llamadas telefónicas en EEUU, que incluyen números, duración o localización de las llamadas, algo que autoriza un grupo de jueces conocidos como Tribunal FISA por periodos de 90 días.

Además, el programa "top secret" PRISM permite acceder directamente a los servidores de nueve de las mayores empresas de internet, entre ellas Microsoft, Google o Apple, para vigilar mensajes, vídeos o fotos en el extranjero con los que encontrar patrones relacionados con actividades terroristas.

En una entrevista este fin de semana con "Washington Times", Binney aseguró que estas filtraciones son solo "la punta del iceberg", ya que la NSA dispone de hasta 20.000 millones de registros telefónicos y correos electrónicos de estadounidenses.

Pese al secretismo, tanto para Obama como para congresistas demócratas y republicanos el amplio rango de acción otorgado a la NSA es esencial para evitar nuevos ataques contra intereses estadounidenses.

Carrie Cordero, una ex funcionaria del Departamento de Justicia experta en estos temas, indicó este viernes en un artículo de opinión que las filtraciones de los programas de alto secreto de la NSA no contribuyen más que a permitir que "nuestros adversarios tengan la información y por lo tanto el poder para adaptar sus técnicas y golpearnos".

Internacional


Robert Mugabe.
Mugabe negocia su dimisión como presidente de Zimbabue

Mugabe negocia su dimisión como presidente de Zimbabue

El histórico líder del país africano dirigirá hoy un mensaje televisado bajo la intervención militar

El partido de Mugabe le aparta como líder y busca un relevo

El partido de Mugabe le aparta como líder y busca un relevo

El Comité Central ha sustituido al presidente por el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa

Detectan siete llamadas fallidas desde el submarino argentino desaparecido

Detectan siete llamadas fallidas desde el submarino argentino desaparecido

La última posición conocida del San Juan fue en el área de operaciones a través del Golfo San Jorge

Argentina busca un submarino militar desaparecido en el Atlántico con 44 tripulantes

Argentina busca un submarino militar desaparecido en el Atlántico con 44 tripulantes

El aparato estaba a unos 400 kilómetros de la costa cuando la Armada perdió su contacto el...


Rajoy transmite a Ledezma su compromiso con la democracia en Venezuela

Rajoy transmite a Ledezma su compromiso con la democracia en Venezuela

El presidente ha recibido al alcalde de Caracas en La Moncloa tras su fuga de su arresto en...

Maduro califica a Ledezma de "vampiro" tras su huída

Maduro califica a Ledezma de "vampiro" tras su huída

El presidente le ha deseado "felicidad" entre risas y ha pedido a España "que no nos lo devuelvan"

Enlaces recomendados: Premios Cine