Acuerdo para elevar el techo de deuda

Los republicanos respetarán el pacto que salga del Senado

Boehner insiste en que seguirán peleando por el rigor fiscal y contra la ley que generaliza los seguros médicos

16.10.2013 | 22:36
John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes.
John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes.

¿Qué supone el cierre del Gobierno?

  • La falta de acuerdo para pactar un presupuesto entre republicanos y demócratas en Estados Unidos ha llevado a una paralización parcial de la administración, pero las repercusiones pueden ser mayores. Estas son algunas de las claves.

  • ¿Por qué se ha llegado a esta situación?

    El año fiscal en EEUU arranca el 1 de octubre, y es necesario aprobar los presupuestos porque no se prorrogan de un año para otro. Las cuentas requieren de un acuerdo entre republicanos y demócratas que no se ha podido alcanzar porque los primeros rechazan determinadas partidas para financiar la reforma sanitaria de Obama, que estaba previsto que se comenzasen a asignar desde este mes.

  • ¿Qué supone el cierre parcial de la administración federal?

    Hoy, el bloqueo deja sin sueldo a 800.000 funcionarios, que dejarán de trabajar, entre otros los encargados de símbolos como la Estatua de la Libertad y el Memorial Lincoln. No afecta a las Fuerzas Armadas. La administración federal tiene un volumen relativamente reducido, por el menor peso del sector público en EEUU y las amplias competencias de los Estados.

  • ¿Ha pasado alguna vez más?

    Sí. El último caso sucedió bajo la presidencia de Bill Clinton, entre diciembre de 1995 y enero de 1996. Y fue el cierre más largo en la historia del país.

  • ¿Qué pasa si no hay acuerdo?

    Si la falta de acuerdo persiste, Estados Unidos se enfrenta a un problema aún mayor que el del cierre parcial de la administración. El país se expone a un modo de bancarrota a mediados de mes, cuando se alcanzará el límite de deuda que tiene permitido, fijado actualmente en 16,7 billones de dólares. En EEUU solo el poder legislativo puede decidir cuánto se puede endeudar el país, y no el Ejecutivo.

    Demócratas y republicanos están condenados a entenderse, como ya sucedió en enero. Entonces, el país se vio abocado a un "abismo fiscal" (o "precipicio fiscal"), cuando la falta de acuerdo entre ambos partidos estuvo a punto de provocar la entrada en vigor de un fuerte aumento de impuestos y un drástico recorte del gasto público.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ha asegurado este miércoles que los republicanos en la Cámara Baja no bloquearán la ley que salga del Senado para elevar el techo de deuda y acabar con el cierre del Gobierno.

El republicanos ha asegurado que los conservadores seguirán peleando por mantener el rigor fiscal y acabar con la ley que generaliza los seguros médicos para la población con menos recursos, conocida como 'Obamacare'. "Pero bloquear el acuerdo alcanzado hoy por ambos partidos en el Senado no será una táctica para nosotros", ha añadido.

El Senado de EEUU llegó a un acuerdo para elevar el techo de la deuda,, con lo que pone fin al cierre parcial de la Administración federal, informaron hoy fuentes legislativas.

La propuesta del Senado eleva el techo de endeudamiento de Estados Unidos hasta el 7 de febrero y desbloquea el presupuesto federal para reabrir la Administración,-paralizada parcialmente desde el 1 de octubre-, hasta el 15 de enero, dando tiempo a que el Congreso inicie un debate sobre el gasto y reducción del déficit.

Un comité bipartidista y bicameral se encargaría de negociar un acuerdo presupuestario a largo plazo que debería ser presentado en diciembre.

Los líderes de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y de la minoría republicana en esa cámara, Mitch McConnell, han estado al frente de las negociaciones y se prevé que sean ellos los que anuncien en breve el acuerdo.

Los republicanos de la Cámara de Representantes suspendieron anoche su debate interno, incapaces de conseguir una propuesta común que tuviera apoyo mayoritario.

El impacto más grave para los ciudadanos de una suspensión parcial de pagos podría retrasarse algunos días, pero el consenso entre los expertos es que a partir del 1 de noviembre, si no hay acuerdo en el Congreso, Estados Unidos no podrá hacer frente a un gran volumen de obligaciones.

La agencia de calificación Fitch puso ayer en perspectiva negativa de cara a una posible rebaja la calificación que otorga a la deuda de Estados Unidos, que por ahora sigue teniendo la máxima nota, "AAA".

Pese a todo, Wall Street abrió hoy claramente al alza y Dow Jones de Industriales ganaba el 0,65 % (98,40 puntos), hasta 15.266,41 unidades, minutos después de iniciar la sesión.

Enlaces recomendados: Premios Cine