Posibles tráfico de menores

Arrestados en Grecia dos gitanos sospechosos de raptar a otra niña

Devuelven a sus padres gitanos a una niña rubia de ojos azules tras confirmar que es su hija biológica

24.10.2013 | 16:37

Las autoridades griegas han detenido este miércoles en la isla de Lesvos a un hombre y una mujer gitanos de entre 20 y 30 años sospechosos de haber secuestrado a una niña de unos dos meses que vivía con ellos, en un nuevo caso que recuerda al del 'angel rubio'.

La pareja ya ha sido acusada por el supuesto rapto y comparecerá ante un tribunal esta misma semana, según la Policía, que ha informado de que "las primeras pruebas sugieren con contundencia que no son los padres del bebé". Una tercera persona ha sido detenida por este mismo caso.

Un portavoz de las fuerzas de seguridad ha explicado que la pareja intentó obtener un certificado de nacimiento de su supuesta hija únicamente con una declaración firmada --algo legal en Grecia--, en lugar de presentar registros del hospital, lo que levantó las sospechas de los funcionarios.

El Tribunal Supremo griego ha ordenado a la fiscalía de todo el país que investigue cualquier posible discrepancia en los certificados de nacimiento de los últimos seis años después de que una niña rubia de cuatro años, 'Maria', fuese localizada la semana pasada durante una redada en un campamento gitano en el centro del país.

El hallazgo de esta menor, que podría haber sido comprada o secuestrada, ha llevado a las autoridades a intensificar sus controles para averiguar si existen mafias que trafican con niños. La Policía ha confirmado que sus supuestos padres utilizaron documentación falsa para registrar a 'Maria' como su hija y dijeron que había nacido en casa.

La familia rumana recupera a su hija

Por otra parte, las autoridades irlandesas han devuelto este miércoles la custodia de una niña de 7 años a una pareja de rumanos gitanos, después de que las pruebas de ADN hayan confirmado que es su hija biológica, según la emisora BBC.

Aunque todavía no hay confirmación oficial, este medio asegura que las pruebas efectuadas el pasado lunes han demostrado que la pequeña, rubia y de ojos azules, es parte de esta familia que reside en el barrio dublinés de Tallagh, uno de los más deprimidos de la capital.

En declaraciones a los medios, una de las hermanas de la niña, de 21 años, pero a la que no se puede identificar por motivos legales, explicó que su madre no ha podido comer ni dormir durante las dos noches que la menor ha permanecido bajo la tutela del Servicio de Salud irlandés (HSE).

"Lo más importante es que vuelve a casa", dijo este familiar, quien respaldó los llamamientos efectuados por organizaciones de derechos humanos para que se investigue el caso.

Agentes de la Garda (Policía irlandesa) se personaron este lunes en un domicilio del barrio de Tallaght para hablar con la familia y hallaron varios menores, entre ellos esta niña, después de la denuncia de un residente.

La pareja aseguró a los policías que se trataba de su hija, pero la explicación y la documentación no les convencieron y decidieron retirarle la custodia, de acuerdo con la Ley de Cuidado del Menor de 1991.

La Garda había sido alertada por un vecino, después de la notoriedad alcanzada por el caso de la niña de rasgos escandinavos hallada la pasada semana en Grecia en un campamento gitano.

Durante la visita el lunes de la Garda, que se prolongó varias horas, la pareja aseguró que la niña nació en el Hospital Coombe de Dublín en abril de 2006, pero los datos cotejados con las autoridades médicas levantaron sospechas.

Su certificado de nacimiento fue considerado "poco concluyente" y la foto del pasaporte presentado por la familia mostraba a una niña mucho más pequeña, por lo que tampoco sirvió para compararla con su aspecto actual.

Enlaces recomendados: Premios Cine