Espionaje

Berlín da credibilidad al espionaje de EEUU a Merkel

Sospechan que se pinchó un teléfono móvil que la canciller usó entre octubre de 1999 y el pasado julio

25.10.2013 | 15:32

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dio este jueves validez a los indicios que apuntan que los servicios secretos de ese país pincharon un teléfono celular de la canciller Angela Merkel.

"Sin motivos ni indicios muy serios no hubiésemos dado un paso diplomático de esta gravedad", aseguró Westerwelle en la rueda de prensa que ofreció tras reunirse con el embajador estadounidense en Berlín, John B. Emerson, convocado por Exteriores de forma urgente por este conflicto bilateral.

A su juicio, Washington debe aportar ahora una "explicación seria y sin vacíos", además de "sincera", sobre sus actividades de seguimiento en Alemania, algo que "entre socios y aliados" no es "de ninguna forma aceptable".

"Si se confía, no se espía. Y si se hace, entonces se daña la amistad", argumentó Westerwelle, que exigió "la verdad ahora".

"Se deben poner ahora todas las cartas sobre la mesa", apostilló el ministro.

La información de que dispone Berlín a este respecto es "tan seria" que era "necesario" dar este paso, agregó el ministro en funciones.

Westerwelle añadió que el embajador estadounidense le ha asegurado que transmitirá "con toda claridad" y "la mayor urgencia" la posición alemana a su Gobierno.

Se trata de la primera vez desde la II Guerra Mundial que un ministro de Exteriores alemán convoca al embajador de un país aliado.

El Gobierno alemán confirmó ayer que tiene informaciones que apuntan a que el espionaje estadounidense pinchó un teléfono celular de Merkel y dio a conocer que la canciller había llamado por teléfono al presidente de EEUU, Barack Obama, para exigir una explicación.

"El Gobierno federal ha recibido informaciones que apuntan a que el teléfono celular de la canciller es espiado, posiblemente por los servicios americanos. Hemos pedido enseguida a nuestro socio americano una amplia e inmediata aclaración", manifestó el portavoz del Ejecutivo alemán, Stefen Seibert.

Según el diario "Die Welt", la inteligencia alemana sospecha que EEUU pinchó un celular que Angela Merkel utilizó entre octubre de 1999 y el pasado julio.

El número de ese teléfono, según el periódico, aparece en los documentos del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense Edward Snowden, que vive en Rusia después de desvelar el programa de espionaje masivo de EEUU y pedir asilo en Moscú.

Según informaciones de "Die Welt", los estadounidenses sólo lograron intervenir este aparato de la canciller, de la casa Nokia, pero no el teléfono inteligente de la Blackberry con que la canciller lo sustituyó desde julio.

Por su parte, el rotativo alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" informó este jueves de que el teléfono de Merkel al que tuvieron acceso los servicios de inteligencia estadounidenses era el que le proporcionó su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), y no el dispositivo oficial.

Un portavoz de la Oficina Federal para la Seguridad en las Tecnologías informáticas (BSI) confirmó asimismo al "Süddeutsche Zeitung" que el teléfono intervenido no estaba asegurado por su personal.

EEUU no lo aclara
 
El Gobierno de EE.UU. no aclaró este jueves si espió o no en el pasado un teléfono celular de la canciller alemana, Angela Merkel, y reiteró que actualmente no está monitoreando sus comunicaciones ni lo piensa hacer en el futuro.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, eludió en su rueda de prensa diaria responder a la pregunta de si los servicios de inteligencia estadounidenses espiaron en el pasado un teléfono celular de Merkel y argumentó que el Gobierno no va a hablar "públicamente" al respecto.

Según el diario "Die Welt", los servicios de inteligencia alemanes sospechan que EE.UU. pinchó un celular que Merkel utilizó entre octubre de 1999 y el pasado julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine