Estados Unidos

Trump se reúne en la Casa Blanca con Obama antes de la toma de posesión

El magnate asume esta tarde la presidencia de EEUU e inicia un mandato de futuro incierto

20.01.2017 | 16:46

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, entró hoy en la Casa Blanca junto con su esposa, Melania, para reunirse con Barack y Michelle Obama antes de partir todos al Capitolio para la ceremonia de transmisión de mando.

Los dos matrimonios dialogaron brevemente y posaron para las cámaras antes de entrar a la Casa Blanca.

Se les vio a todos sonrientes, Trump con una corbata roja y Obama en tonos azules.

Melania, quien entregó a los Obama un regalo, lleva un vestido de dos piezas de Ralph Lauren en tono azul claro, con guantes y zapatos de tacón a juego, y el cabello recogido en un estilo que recordaba a la fallecida primera dama Jackie Kennedy.

Michelle Obama, por su parte, escogió un vestido de manga corta en tonos granates y también peinaba un recogido.

El vicepresidente Joseph Biden y su esposa, Jill, hicieron lo mismo con sus sucesores, Mike y Karen Pence, y también les dieron la bienvenida a la Casa Blanca.

Trump, Pence y sus esposas comenzaron la jornada acudiendo a un servicio religioso en una iglesia frente a la Casa Blanca.

Ese acto religioso dio inicio a las celebraciones de la investidura presidencial, que tendrán su momento central con la jura del cargo en las escalinatas del Capitolio, donde Trump se convertirá a las 12.01 hora local (17.01 GMT) en el presidente número 45 de EEUU.

Previamente, Donald Trump, junto con su esposa y familia, el vicepresidente, Mike Pence, y miembros de su equipo dio  inicio al día en que será investido presidente de Estados Unidos con la asistencia a un servicio religioso en una iglesia frente a la Casa Blanca.

Trump recorrió en un vehículo blindado la distancia que separa la Blair House (residencia para invitados distinguidos del presidente) de la iglesia episcopaliana de St. John's, donde tradicionalmente el presidente estadounidense acude a misa.

Normalmente, esa pequeña distancia es recorrida por los mandatarios estadounidenses a pie, aunque las fortísimas medidas de seguridad que rodean los actos de hoy y la lluvia podrían haber llevado al Servicio Secreto a inclinarse por la comitiva a motor.

El acto religioso dio inicio a las celebraciones de investidura presidencial, que tendrán su momento central con la jura este mediodía del cargo en las escalinatas del Capitolio.




Donald Trump estuvo acompañado de su esposa Melania, sus hijos, el vicepresidente, Mike Pence, y una parte importante de su equipo para la Casa Blanca y de los elegidos para conformar su gabinete de Gobierno, entre ellos el nominado para el Departamento de Defensa, James Mattis; Vivienda, Ben Carson, o Salud, Tom Price.

Trump vestía un traje oscuro a medida de Ralph Laurent y corbata roja, mientras que Melania lucía un vestido de chaqueta azul claro con el pelo recogido, en un estilo que recordaba a la fallecida primera dama Jackie Kennedy.

En total, unas 300 personas cercanas al futuro presidente estadounidense, que se impuso en las elecciones del 8 de noviembre a la demócrata Hillary Clinton, asistieron al oficio religioso.

El sermón estuvo dirigido por el pastor baptista Robert Jeffress, un polémico religioso de Dallas que había anunciado que el título de su servicio sería "Cuando Dios elige a un líder", en el que incluyó una lectura del antiguo testamento sobre la construcción de un muro alrededor de Jerusalén.

Trump no es conocido por ser excesivamente religioso, aunque durante la campaña comenzó a reunirse con líderes religiosos en su Trump Tower de Nueva York y a aproximarse a movimientos evangelistas, con una importante influencia en el voto conservador.

El 45º presidente de los EEUU

Este viernes, el magnate neoyorquino dará el paso que parecía imposible cuando decidió lanzarse a las primarias del Partido Republicano en junio de 2015. Asumirá el cargo de presidente de Estados Unidos y pondrá a cero el contador de un mandato del que pocos se atreven a pronosticar resultados.

Trump ha pasado en menos de dos años de ser la anécdota del escenario político estadounidense a un presidente de pleno derecho gracias a su victoria en las elecciones del 8 de noviembre, cuando logró imponerse a la demócrata Hillary Clinton ante el estupor de quienes daban su derrota por segura.

La Vigésima Enmienda de la Constitución norteamericana establece que el mandato de cada presidente comienza a mediodía del 20 de enero del año posterior a la celebración de elecciones. De esta forma, Donald Trump se convertirá este viernes, a partir de las 12.00 (hora local) en el presidente número 45 de Estados Unidos.

El resto de actos y horarios deriva del uso y costumbres de un país poco dado a las innovaciones en este tipo de ceremonias solemnes. El presidente de la Comisión Inaugural, Tom Barrack, ya ha avisado de que Trump "se ceñirá a la tradición", por lo que no se esperan grandes sorpresas para esta larga jornada.

Preparativos en el Capitolio para la investidura de Trump


La tradición marca que el presidente electo pasa su última noche antes de asumir el cargo en la Blair House y asiste a misa en una iglesia cercana a la Casa Blanca. El viernes por la mañana, tomará un café con su predecesor, Barack Obama, que también le acompañará hasta el Capitolio.

A lo largo de la historia, sólo cuatro mandatarios salientes se han ausentado de la ceremonia de traspaso de mando, el último de ellos Richard Nixon, que abandonó la capital norteamericana antes de que su dimisión se hiciese efectiva y no vio a Gerald Ford jurar el cargo.

Ante cientos de miles de personas y sobre dos biblias --una propia y otra usada por el presidente Lincoln-- Trump pronunciará las palabras que le llevarán al Despacho Oval. Los organizadores calculan que entre 800.000 y 900.000 personas podrían asistir a esta ceremonia, una cifra significativa pero que no se acerca al récord de 1,8 millones logrado por Obama hace ocho años, cuando inauguró su primer mandato.

A las 9.30 está previsto que comiencen las actuaciones que precederán al discurso de Trump, que en esta ocasión han estado marcadas por la polémica habida cuenta del escaso interés de las grandes estrellas por salir en la foto. La soprano adolescente Jackie Evancho, el grupo de rock 3 Doors Down y un coro mormón, entre otros artistas, figuran en el programa.

Dos horas más tarde, darán comienzo los mensajes y, a las 12.00, Donald Trump jurará al cargo con el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, como testigo. "Juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y hasta el límite de mi capacidad, preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos", dirá.

Trump se convertirá hoy en el 45 presidente de los EEUU


El magnate pronunciará a continuación su esperado primer discurso, convertido ya en presidente, del que no ha trascendido ninguna información. Fuentes citadas por la CNN han asegurado que Trump se ha escrito el texto, algo que él mismo trató de demostrar difundiendo una comentada imagen en redes sociales.

George Washington pronunció en 1793 el discurso más corto de la historia, con 135 palabras, mientras que el récord de duración lo tiene William Henry Harrison, que murió un mes después de declamar en público 8.445 palabras.

Está previsto que Obama abandone Washington inmediatamente después de la ceremonia y ponga rumbo a Chicago, de tal forma que su sucesor sea ya el protagonista total de la histórica jornada en Washington.

Desfile

Trump comerá con los líderes del Congreso y comenzará a romper con la tradición en el desfile posterior que llevará al presidente y su 'número dos', Mike Pence, a la Casa Blanca. Unas 8.000 personas de distintos cuerpos -entre ellos los principales de las Fuerzas Armadas- se sumarán al convoy, que será más corto de lo habitual.

Así, los organizadores calculan que el recorrido por la avenida Pensilvania durará sólo una hora y media, la mitad de tiempo del que dedicó Obama a realizar este mismo trayecto en 2009.

Trump también ha recortado el número de bailes organizados para celebrar su nombramiento, de tal forma que pasará de los diez del primer mandato de Obama a únicamente tres. Según el director de comunicaciones Boris Ephsteyn, el nuevo mandatario quiere "ponerse a trabajar y asegurarse de que todos los estadounidenses están a salvo en sus casas y en sus trabajos".

Ya el sábado, entre las 10.00 y las 11.00, se celebrará una misa en la Catedral Nacional de Washington.

Presencias y ausencias

Todos los expresidentes vivos, excepto el convaleciente George H.W. Bush, asistirán a la toma de posesión de Trump, así como quien fuese su rival en las últimas elecciones, la exsecretaria de Estado de Hillary Clinton. Sin embargo, más de 60 congresistas demócratas ya han anunciado que no acudirán como gesto de protesta frente al nuevo presidente.

Alrededor de un centenar de grupos, tanto a favor como en contra de Trump, han convocado actos el viernes o el sábado con motivo del traspaso de mando en la Casa Blanca. Uno de los más populares es la Marcha de las Mujeres prevista para el sábado y que aspira a reunir a más de 200.000 personas, según los organizadores.

Manifestantes protestan contra Trump


Esta movilización preocupa a las autoridades, que cerrarán más de un centenar de manzanas --casi ocho kilómetros cuadrados-- para crear una 'burbuja' vigilada por unos 28.000 efectivos de distintos cuerpos de seguridad, desde la Policía local hasta el Servicio Secreto pasando por el FBI.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, aseguró la semana pasada que no tenía constancia de ninguna amenaza "específica" y "creíble" relativa a la toma de posesión, pero reconoció su preocupación por el riesgo derivado de 'lobos solitarios', personas que actúan por su cuenta y se han "autorradicalizado".

Obama se despide del Despacho Oval

Mientras, el presidente saliente de EEUU, Barack Obama, se despidió hoy del Despacho Oval, donde pasó unos minutos apenas tres horas antes de entregar el cargo a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump.

Al salir por última vez del Despacho Oval como presidente del país, Obama fue preguntado por los periodistas sobre sus últimas palabras a los estadounidenses y su respuesta fue: "Gracias". A otra pregunta sobre si se siente nostálgico, Obama afirmó que "por supuesto".

Por tradición el presidente saliente deja una carta a su sucesor en el Despacho Oval y se pudo observar a Obama colocando unos papeles encima de la mesa antes de abandonar esa habitación.

También se le vio paseando por la columnata del ala oeste de la Casa Blanca al vicepresidente Joseph Biden, acompañado de su mujer, Jill.

Tras participar en esa ceremonia de investidura, Obama y su familia dejarán Washington por última vez a bordo del avión presidencial y se irán a descansar a Palm Springs (California).

Habrá un pequeño acto de despedida en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, donde se reunirán personal de la Casa Blanca, asesores y amigos para dar un último adiós a los Obama

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Internacional


Una mujer muerta al arrollar un coche dos paradas de autobús en Marsella

La Fiscalía apunta a que el conductor tenía problemas mentales - Otra mujer ha resultado herida

Marruecos indulta a 13 presos condenados por terrorismo

Marruecos indulta a 13 presos condenados por terrorismo

El Rey Mohamed VI ha concedido la libertad o rebajado la pena a un total de 415 reos

La periodista sueca murió por un accidente en el submarino

La periodista sueca murió por un accidente en el submarino

Kim Wall desapareció hace 10 días cuando entrevistaba a un inventor danés en su sumergible

Un choque de un destructor de EEUU con un mercante deja diez desaparecidos

Un choque de un destructor de EEUU con un mercante deja diez desaparecidos

Cinco marineros han resultado heridos tras el suceso, ocurrido al este de Singapur y Malaca


En libertad Dogan Akhanli, reclamado por Turquía

En libertad Dogan Akhanli, reclamado por Turquía

El ciudadano alemán de origen turco defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados

Una falsa alarma de tiroteo obliga a evacuar la estación de trenes de Nimes

Una falsa alarma de tiroteo obliga a evacuar la estación de trenes de Nimes

La Policía desalojó el lugar después de que alguien advirtiera de la falsa presencia de hombres...

Enlaces recomendados: Premios Cine