Perfil

Donald Trump, un líder impredecible e impopular en la Casa Blanca

El magnate tiene como reto cumplir una promesa electoral de lo más difusa: "Hacer a EEUU grande de nuevo"

21.01.2017 | 00:09
Donald Trump será investido presidente de EEUU.

Nadie sabe qué tipo de presidente será alguien tan impredecible como Donald Trump, pero sí está claro que el magnate llega a la Casa Blanca con el reto de cumplir una promesa electoral tan rotunda como difusa: "Hacer a EEUU grande de nuevo".

Esa frase fue el lema estelar de campaña que animó a millones de votantes -muchos de ellos electores blancos de una clase trabajadora desencantada con los políticos tradicionales- a entregar las riendas de la primera potencia mundial a un líder populista como Trump.

El multimillonario (exestrella televisiva, dueño de un imperio inmobiliario y novato en política), causó conmoción con su inesperado triunfo en las elecciones de noviembre ante la demócrata Hillary Clinton, a quien batió con un discurso demagógico y xenófobo.

No extraña, pues, que la llegada al Despacho Oval de Trump, conocido por su carácter impulsivo, genere una extraordinaria incertidumbre y desconcierto, dentro y fuera del país.

Como comenta a Efe Thomas Mann, politólogo del centro de estudios Brookings, Estados Unidos no se halla, por primera vez en mucho tiempo, ante "un nuevo presidente normal que va a asumir el poder", pues "nada es normal" acerca del empresario republicano.

Frente al demócrata Barack Obama, que deja la Casa Blanca con una notable popularidad tras ocho años de gobierno, Trump toma el relevo como el mandatario electo más impopular del país en décadas.

El 51 por ciento de los estadounidenses desaprueba la actuación del multimillonario en el periodo de transición hacia su investidura como cuadragésimo quinto presidente de EEUU, mientras sólo el 44 por ciento le brinda su apoyo, según una encuesta de Gallup.

Trump toma el relevo como el mandatario electo más impopular del país en décadas

Estos datos son los peores que obtiene un presidente electo desde que la encuestadora empezó a hacer esos sondeos en 1992.

En el agitado periodo de transición, el magnate ha confeccionado su gobierno, que mezcla figuras republicanas, como su jefe de gabinete, Reince Priebus; con populistas, como su asesor principal, Steve Bannon, acusado de racismo y adalid de la ultraderecha.

Trump y Obama en su reunión en la Casa Blanca. Foto: EFE

Esa etapa también se ha visto empañada por los polémicos informes de inteligencia de EEUU que culpan a Rusia de ciberataques durante los comicios para perjudicar a Clinton y favorecer a Trump, quien ve en esa conclusión un intento de deslegitimar su victoria electoral.

La llamada "diplomacia tuitera" de Trump (sus controvertidos mensajes de Twitter sobre asuntos sensibles de política exterior) y los constantes ataques a la prensa, a la que tacha de "deshonesta", han contribuido asimismo a enrarecer la transición.

A juicio de Mann, esas "señales" son "preocupantes" y plantean el interrogante de si el magnate "respetará las normas democráticas o nos conducirá en una dirección autoritaria".

Una vez jure el cargo este viernes, el ya flamante presidente, que considera a su país una potencia decadente y se erige en su salvador, afronta el reto de "hacer a EEUU grande de nuevo".

Trump hereda de Obama una economía que, tras superar la grave crisis de 2008, ha vuelto a la senda del crecimiento, aunque muchos trabajadores que perdieron el empleo durante la recesión, a quienes el empresario llama "los olvidados", no acaban de sentir alivio.

El magnate encara el desafío de crear "al menos 25 millones de empleos" con incentivos fiscales y recetas proteccionistas.

En política nacional, la ansiada grandeza de Trump pasa también por medidas como la polémica construcción de un muro fronterizo con México que frene el flujo de indocumentados y que quiere que pague el vecino sureño, quien se niega "por dignidad".

Un cartel que muestra a Trump y a Putin con la frase:

El empresario se ha propuesto, de igual modo, desmantelar logros clave del legado de Obama, como su reforma sanitaria, denominada popularmente "Obamacare" y que ha beneficiado a más de 20 millones de personas, si bien no ha detallado ninguna alternativa.

Trump hereda de Obama una economía que, tras superar la grave crisis de 2008, ha vuelto a la senda del crecimiento

Para ese y otros menesteres, Trump tiene la suerte de que el Partido Republicano controla el Congreso, pero aún así deberá esmerarse en mantener una buena sintonía con sus correligionarios, que forman parte del "establishment" al que ha denostado sin cesar.

En la política exterior, que Trump abordará bajo la premisa de "EEUU, primero", el nuevo presidente se topará, nada más poner pie en la Casa Blanca, con dos guerras todavía abiertas y con presencia de miles de soldados estadounidenses: Afganistán e Irak.

Otros problemas pendientes son el terrorismo yihadista de grupos como el Estado Islámico; la tensión con Rusia, a cuyo líder, Vladímir Putin, ha elogiado el magnate; la difícil relación con China, país al que ha criticado; el estancado proceso de paz en Oriente Medio; el conflicto sirio o el programa nuclear norcoreano.

Está por ver también si Trump revierte la apertura de Obama a Cuba en caso de no lograr contrapartidas de La Habana; si respeta el acuerdo atómico de Irán, que tilda de "desastre"; si confía en la OTAN y la ONU, organizaciones a las que ha vituperado; y si cumple su amenaza de renegociar tratados comerciales internacionales.

"Si la gran promesa de Trump queda sólo en un parloteo promocional el pueblo estadounidense caerá pronto en la decepción"

Como se puede comprobar, "hacer a EEUU grande de nuevo" no va a resultar fácil, porque "cambiar esencialmente un país para mejor es muy complicado", explica a Efe Nathan Robinson, director de la revista "Current Affairs" y uno de los pocos expertos que vaticinó el triunfo electoral del magnate.

Si la gran promesa de Trump queda sólo en "un parloteo promocional", advierte Robinson, "el pueblo estadounidense caerá pronto en la decepción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Internacional


Luisa Ortega.
Maduro pedirá a la Interpol la detención de Luisa Ortega

Maduro pedirá a la Interpol la detención de Luisa Ortega

La exfiscal venezolana viaja rumbo a Brasil y quiere pedir asilo en Estados Unidos

Decretan prisión para el terrorista de Finlandia

Decretan prisión para el terrorista de Finlandia

Otras tres cómplices han sido detenidos y hay una orden de búsqueda por otro implicado

Condenan J&J a pagar 417 millones a una mujer por un caso de cáncer

Condenan J&J a pagar 417 millones a una mujer por un caso de cáncer

La empresa se enfrenta a cientos de demandas por el supuesto riesgo de cáncer de algunos productos

Marruecos indulta a 13 presos condenados por terrorismo

Marruecos indulta a 13 presos condenados por terrorismo

El Rey Mohamed VI ha concedido la libertad o rebajado la pena a un total de 415 reos


La periodista sueca murió por un accidente en el submarino

La periodista sueca murió por un accidente en el submarino

Kim Wall desapareció hace 10 días cuando entrevistaba a un inventor danés en su sumergible

Un choque de un destructor de EEUU con un mercante deja diez desaparecidos

Un choque de un destructor de EEUU con un mercante deja diez desaparecidos

Cinco marineros han resultado heridos tras el suceso, ocurrido al este de Singapur y Malaca

Enlaces recomendados: Premios Cine