Visita

Pedro Sánchez y la iconografía del pop

El líder del PSOE se paseó ayer por el centro de Málaga armado de una paciencia infinita y ardides de estrella del papel couché

23.08.2015 | 17:37
El secretario general del PSOE, ayer, durante su largo paseo por la calle Larios.

La fama del político trasciende los límites, a menudo opacos, de la profesión. Lástima que haya quién no se aclare: en su paseo, fue confundido con un torero y asimilado al PP - Su camino, continuamente interrumpido, fue un auténtico besamanos. «Hemos venido a Pedro o a la Feria, Manuela», se preguntaba un señor - Esta vez no hubo movilizaciones ni protestas

Rodeado de manos, de brazos, de una jauría impenitente de móviles y de más e, incluso, peor ruido que el que vomita una charanga mezclada con el perreo y con los éxitos granizados del verano en Magaluf. Cada paso, en su caso, era titánico. Más de cuarenta minutos, con sus consecuentes giros del secundero, tardó Pedro Sánchez en recorrer la mitad de la calle Larios. El tiempo que un español chaparro y menor de la treintena invertiría en llegar desde las playas de El Palo al centro de la ciudad. Si hubiera habido un cantante melódico en la zona le habría denunciado por intromisión. Incluso, en la puesta en escena, con asesores de prensa braceando para evitar accidentes y pidiendo educadamente a la gente un poco de tregua y de oxígeno para su celebridad.

Cuando el PSOE, allá por principios de siglo, empezó a hartarse de la pana de Suresnes y entregó el partido a Zapatero quizá nadie preveía que el buenismo le iba a llevar tan lejos. Más que un político, Pedro Sánchez parece un presentador de magacín. Y eso, en la Feria, le hace moverse como pez en las ascuas. Si en su último paseo por Málaga tuvo besos y protestas, ayer únicamente tuvo besos. Aunque, quizá, secretamente hubiera deseado el abucheo y hasta la extrema unción. Por más que uno sea persona de aspiraciones, hay un límite de carantoñas por metro cuadrado que un ser humano está dispuesto a soportar. Todo lo demás es política, o lo que es lo mismo: exceso de ambición.

Después de su visita de ayer una cosa está clara: no se sabe si Pedro Sánchez logrará convertirse en presidente, pero, al menos, sí que pasará a la historia como la persona que más muestras de ADN de malagueños y en menos tiempo es capaz de concentrar. También está el alcalde, por supuesto, pero Pedro gana en rapidez. Besuqueado, zarandeado, manoseado en el chasis como el cabecero del sofá de un piso piloto, el líder del PSOE, bendita paciencia electoralista, no dejó de sonreír. Y las mujeres le salían al paso con una audacia de movimientos y una energía que no se veía desde la década de Jesulín. «Hemos venido a Pedro o a la Feria, Manuela», preguntaba un señor.

Ver al secretario general del PSOE en directo es una experiencia indudablemente facultada para despertar el murmullo y el interés. A Julián Besteiro, seguramente también le pasaba. Con Pedro, la gente podría exclamar: «Me parece acertada su posición ideológica respecto al paradigma tradicional de la socialdemocracia». O tal vez: «Recuse primero a Althusser y después veré si le voto». Pero no. En lugar de eso, país extraño, le llaman guapo. Porque Pedro Sánchez es muy guapo. Y ahí está la ambivalencia del cielo y el infierno, su ascenso y perdición. En España todavía no estamos preparados para los políticos guapos. A Sánchez el físico le dará votos, pero le resta sustancia y credibilidad. Al menos, que quiera ganar las elecciones al estilo de Susana Díaz, percibiendo al electorado como al público regular de los platós de Canal Sur. Hubiera resultado interesante, a efectos sociológicos y dramáticos, organizar una Feria y hacerlos coincidir en la calle mayor. Ni Felipe González en un asilo de los ochenta habría podido competir en alambicadas dosis de popularidad.

Claro que la fama no siempre está de buenas con el rigor. Ayer, en su inextricable periplo, hubo cierto granulado de carta de ajuste en el contacto de Pedro con la gente convocada a votar. Un par de bigardos con acento del norte lo confundieron con un torero. Incluso, se escuchó entre la multitud la cantinela de allá va Pedro, el del PP.

El más perjudicado del liderazgo de Sánchez es Miguel Ángel Heredia. Sobre todo, en Málaga. A nadie se le escapa que el de Mollina, hábil en el espacio corto y en el cambalache de pasillo, ha aumentado de estatura orgánica en los últimos tiempos. Pero en la Feria se echa todo a perder. Al lado del espigado líder, aunque sea sólo físicamente, el pobre Heredia se asemeja a esa figura artera y vaporosamente arriolesca, casi de titiritero en la sombra, que siempre está detrás del héroe o pontífice de acción. No lo tuvo ayer precisamente fácil. En las embestidas de la gente daba la impresión de que en algún momento se podía desmaterializar y aparecer directamente y desde el busto tridimensional de las señoras en un país frío y lleno de dinosaurios. «Mira ese, el calvo, se llama Conejo y es de mi pueblo, de Alhaurín». Que se queden tranquilos. No hay nada más raro que la popularidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Feria de Málaga

Jiménez Fortes, ganador del Capote de Paseo de este año

Jiménez Fortes, ganador del Capote de Paseo de este año

Es la primera vez en 21 años que lo recibe un torero de Málaga – Reconoce su faena ante el...

Peñistas ven más positiva la Feria pero hay que solucionar algunos problemas

Peñistas ven más positiva la Feria pero hay que solucionar algunos problemas

Según el presidente de la Federación Malagueña de Peñas, Miguel Carmona, algunas discotecas habría...

Vecinos del centro califican la Feria de "barbarie"

Vecinos del centro califican la Feria de "barbarie"

El colectivo critica que la situación es igual que años anteriores a pesar de las medidas del el...

El impacto económico de la Feria de Málaga supera los 55 millones de euros

El impacto económico de la Feria de Málaga supera los 55 millones de euros

El periodo festivo concluye con un incremento de las pernoctaciones y disminuyen los incidentes

El metro registra más de 87.000 usuarios en Feria

El metro registra más de 87.000 usuarios en Feria

La media diaria de viajeros se sitúa en aproximadamente cerca de 10.000 personas

Agenda de Feria

Agenda

Agenda completa

Descarga el PDF con toda la programación oficial del Ayuntamiento para la Feria del Centro y del Real

Agenda

Conciertos de Feria

Consulta los horarios de los directos que cada noche amenizarán el Real de la Feria
 

Agenda

Cortijo de Torres

Espectáculos ecuestres, elección de Miss y Míster Feria y toda la actividad nocturna del Real de la Feria


Agenda

Toros

Consulta las corridas de la Feria Taurina de Málaga 2016

 
Enlaces recomendados: Premios Cine