Subastas

Antonio López se convierte en el pintor español vivo más cotizado

01.07.2008 | 09:19
El paisaje urbano "Madrid desde Torres Blancas", pintado entre 1976 y 1982 por el pintor español Antonio López, ha sido subastado por 1,38 millones de libras en la subasta de arte moderno y contemporáneo celebrada hoy en la casa Christie´s de Londres.
El paisaje urbano "Madrid desde Torres Blancas", pintado entre 1976 y 1982 por el pintor español Antonio López, ha sido subastado por 1,38 millones de libras en la subasta de arte moderno y contemporáneo celebrada hoy en la casa Christie´s de Londres.

"Madrid desde Torres Blancas", una impresionante vista urbana de la capital española, se subastó en Christie's por 1,38 millones de libras (1,74 millones de euros), lo que convierte a su autor, Antonio López, en el pintor español vivo más cotizado.

El cuadro, que el artista pintó entre 1976 y 1982, era la única de sus grandes obras que no había salido a subasta, y tenía un precio estimado, que no llegó a alcanzar, de entre 1,5 y 2 millones de libras (1,9-2,5 millones de euros).

Con la subasta de hoy, Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) no sólo consigue un récord personal, sino que se convierte en el pintor español vivo más caro del mercado, por delante del mallorquín Miquel Barceló (1957) y el catalán Antoni Tàpies (1923).

Hasta ahora, ese privilegio lo disfrutaba Barceló, cuya obra "La rosa blanca" se adjudicó en el 2007 por 820.800 libras.

El cuadro más caro vendido hasta ahora de López era "Academia", que recaudó 344.250 euros en una subasta de Christie's en Madrid en el 2004.

"Madrid desde Torres Blancas", que pertenecía a un coleccionista privado, es un óleo sobre tabla de 145 por 244 centímetros, que se considera una de las vistas urbanas de Madrid más importantes del artista manchego.

En la presentación de la obra el pasado abril en la capital española, Christie's reveló varios "secretos" sobre la misma.

Así, hacia la mitad del lienzo se pueden apreciar las fechas "21 de abril, 21 de mayo, 21 de junio, 21 de julio y 21 de agosto", presumiblemente los días en que López pintó la misma escena.

Parece claro, señalaron los expertos, que la luz del atardecer a las 21:40 horas en Madrid que marca el reloj del edificio de la izquierda sólo se puede ver en el mes de junio, mientras que la ausencia de tráfico en la avenida de América a esa hora indica que cuando lo pintó era el mes de agosto.

En la tabla se ven también distintos orificios en los que probablemente López pinchaba, por ejemplo, bocetos, así como cuentas a lápiz como una en la que divide 475 entre 16, o las palabras "casi negro" en las ventanas de la derecha o "un pelín" en la carretera.

"Madrid desde Torres Blancas" es una de las muestras más importantes del realismo del artista, pero hay también muchos trazos abstractos que se aprecian en las azoteas, fragmentos de edificios o ventanas, indicaron los especialistas.

En la subasta de hoy, dedicada al arte de posguerra y contemporáneo internacional, se ofrecieron también obras de otros artistas españoles.

"Blau amb quatre barres roges" (Azul con cuatro barras rojas), pintada por Tàpies en 1966, se adjudicó por 481.250 libras (605.894 euros).

"Zeros", de Miquel Barceló (1957), se quedó sin comprador mientras que una escultura de hierro de Eduardo Chillida, "De música proyecto para Dallas IV", de 1988, se subastó por 217.250 libras (273.518 euros).

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga