Versiones dinámicas

El Ballet Imperial Ruso acerca a Madrid ´El Cascanueces´ y el ´El lago de los cisnes´

01.07.2008 | 11:07

El Ballet Imperial Ruso acercará de hoy al 3 de agosto al Teatro Compac Gran Vía de Madrid, sus versiones "dinámicas y vivas" de 'El Cascanueces', 'Sherezade, Carmina Burana y Bolero', 'La bella durmiente' y 'El lago de los cisnes', dentro de la programación de 'Veranos de la Villa 08'.

El director artístico del Ballet, el bailarín Gediminas Tarandá, señaló hoy que ha adaptado las obras "para que se representen de forma más viva, dinámica y natural y la gente no se sienta distanciada de la función". Con esta intención Tarandá ha completado el elenco de 40 bailarines de su compañía con una treintena de niños españoles ,provenientes de escuelas de danza de toda España, que participarán en la función de 'El cascanueces'.

Asimismo, Tarandá explicó que estas adaptaciones "pretenden introducir el dramatismo del teatro en la coreografía para lo cual sus bailarines trabajan la pantomima". "La intención de nuestros montajes es convertirlos en espectáculos para todos los públicos y permitir un mayor acercamiento con el espectador", matizó.

PROGRAMACIÓN

'El cascanueces' abrirá la programación del Ballet Imperial Ruso que se representará del 1 al 6 de julio en el citado teatro madrileño. Tarandá no descartó iniciar el espectáculo como lo hizo hace tres años, "empezando la función fuera del teatro, en la calle".

'Sherezade, Carmina Burnana y Bolero' se representará del 9 al 13 de julio; 'La bella durmiente', del 15 al 20 de julio; y 'El lago de los cisnes', también con libreto y coreografía de Tarandá, se llevará a escena del 22 de julio al 3 de agosto.

HOMENAJE A LOS ZARES DE RUSIA

Geminidas Tarandá explicó que el nombre de la compañía privada que dirige lo eligió "en homenaje a la familia imperial rusa. Los zares siempre se preocuparon por el mantenimiento y promoción de la danza en nuestro país", indicó Tarandá.

Tarandá resaltó su voluntad de "encontrar, en los antiguos territorios del imperio ruso, --ahora países independientes-- a los artistas, bailarines, que aunque ahora no formen parte de Rusia, siguen compartiendo con estos una cultura común. Así quien venga a ver las funciones encontrará a bailarines de Kazastán o Armenia", concluyó.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga