ARTE ISLÁMICO

Del Louvre a Valencia para ´salir al encuentro´ del público

08.07.2008 | 18:26
Un hombre contempla uno de los objetos incluidos en la exposición "Tres Imperios del Islam: Estambul, Isfahán, Delhi", compuesta por más de 230 obras procedentes del Museo del Louvre y que versan sobre el intercambio cultural desarrollado en la Edad Moderna entre otomanos, safávidas y mogoles.
Un hombre contempla uno de los objetos incluidos en la exposición "Tres Imperios del Islam: Estambul, Isfahán, Delhi", compuesta por más de 230 obras procedentes del Museo del Louvre y que versan sobre el intercambio cultural desarrollado en la Edad Moderna entre otomanos, safávidas y mogoles.

Más de 230 piezas de arte islámico han viajado desde el Museo del Louvre (Francia) hasta Valencia como expresión de la política adoptada por esta institución para no quedarse "agazapada a la espera del visitante, sino salir a su encuentro", en palabras de su director de Desarrollo Cultural, Christophe Monin.

La exposición "Tres Imperios del Islam. Estambul, Isfahan, Delhi.

Obras maestras de la colección del Louvre" estará expuesta hasta el 28 de septiembre en el Centro Cultural Bancaja de Valencia y representa la mayor muestra internacional que el museo francés ha expuesto en España, según han informado fuentes de la entidad bancaria.

Vasijas de cerámica, alfombras, dibujos, azulejos y otros objetos -algunos de ellos con incrustaciones de oro, marfil, rubíes o diamantes- conforman el grueso de la muestra, parte de la cual no se había expuesto nunca, ni siquiera en el propio Louvre, debido a la falta de espacio.

De hecho, Christophe Monin ha explicado que en la actualidad se trabaja en habilitar una sala de 4.000 metros cuadrados en el Louvre para acoger todas estas piezas, cuya inauguración está prevista para el año 2010.

Asimismo, el dirigente del museo francés ha expresado su confianza en continuar colaborando con la Fundación Bancaja, para lo que ha reconocido estar "a la expectativa de la acogida que el público valenciano y español" dispensa a la exposición.

"Desde hace algunos años el museo quiere tener una presencia internacional, por lo que ya se han organizado grandes exposiciones en EEUU, Japón, Australia y los países árabes", ha añadido.

Además, también ha informado de que durante el año 2007 el Louvre recibió la visita de 350.000 españoles, aproximadamente, casi el cinco por ciento del total de público registrado durante todo el ejercicio, y que alcanzó los ocho millones de personas.

Monin ha admitido que otra de las razones de trasladar temporalmente algunas de las obras del museo es la de darlas a conocer, ya que el Louvre "quizás es más famoso por las obras que presenta procedentes de Italia, como la Gioconda, o de Grecia, como la Venus de Milo".

La comisaria de la muestra, Charlotte Maury, ha recordado la confusión entre los términos "árabe" e "islámico o musulmán", y ha destacado que "en el mundo islámico -al que pertenece la muestra- cabe mucho más que lo realizado únicamente en los países árabes".

"Muchas de estas piezas son mucho menos geométricas que las correspondientes al arte árabe, y también tiene más motivos vegetales y figurativos", ha subrayado.

Maury ha explicado que esta exposición comenzó a finales del siglo XIX y se ha ido enriqueciendo "con legados, donaciones y compras", y representa "el testimonio de lo que fue el esplendor, la riqueza en la creación artística" de los imperios otomano, safavida y mogol.

El vicepresidente de la Fundación Bancaja, Vicente Montesinos, ha resaltado "la enorme personalidad" de las obras expuestas, en un montaje que ha supuesto para la entidad financiera una inversión cercana al millón de euros.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga