Expo Zaragoza 2008

El Papa envía mensaje en defensa de uso racional de agua en Día de Santa Sede

14.07.2008 | 18:45

El Papa Benedicto XVI ha enviado a la Exposición Internacional Zaragoza 2008 un mensaje en defensa del uso racional y solidario del agua que hoy ha transmitido el cardenal Renato Raffaele Martino con motivo del Día de la Santa Sede en la muestra.

Martino, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, ha encabezado la delegación de la Santa Sede en la Expo, donde ha estado acompañado por el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo; el comisario de la muestra, Emilio Fernández Castaño; el nuncio apostólico en España, Manuel Monteiro; el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo; los arzobispos de Zaragoza, Tarragona y Pamplona, Manuel Ureña, Jaume Pujol y Francisco Pérez, y nueve obispos, entre otros.

Tras firmar en el libro de honor y obsequiar a la Expo con una virgen del Pilar de plata y un catálogo con las obras expuestas en el Pabellón de la Santa Sede, Martino ha leído el mensaje completo del Papa, que firmó anteayer antes de emprender viaje a Australia con motivo de la XXIII Jornada Mundial de la Juventud.

El agua, afirma el Papa en su mensaje, es considerada hoy, a causa del acoso y la presión de múltiples factores sociales y económicos, un bien que debe ser especialmente protegido mediante claras políticas nacionales e internacionales y utilizado "según criterios sensatos de solidaridad y responsabilidad".

El uso de este recurso, valorado como derecho universal e inalienable, está relacionado con las necesidades crecientes y perentorias de las personas que viven en la pobreza, y su acceso limitado, añade Benedicto XVI, "repercute en un número enorme de personas y es, con frecuencia, causa de enfermedades, sufrimientos, conflictos, pobreza e incluso de muerte".

El respeto al derecho al agua, continúa el Papa, tiene su fundamento en la dignidad de la persona y desde esta perspectiva se han de examinar atentamente las posturas de aquellos que consideran y tratan el agua únicamente como un bien económico y subraya que su uso debe ser racional y solidario, "fruto de una equilibrada sinergia entre el sector público y privado".

Por su parte, Bermejo ha hecho hincapié en que las Expos, después de 200 años, siguen siendo hoy acontecimientos pacíficos capaces de movilizar e ilusionar a un número creciente de países y ciudadanos, son "foros de universalidad", y la de Zaragoza es un espacio para reflexionar acerca de los problemas que aquejan al agua, el recurso natural "más sensible" a los efectos del cambio climático.

La cooperación internacional es un instrumento fundamental para que el agua "deje de ser en muchas regiones un transmisor de enfermedades y muerte y se transforme en fuente de vida", ha afirmado Bermejo, quien destacó que garantizar el acceso a este recurso es un desafío global, que la vida en el planeta no es concebible sin agua y en este mundo globalizado, los católicos "conocen también los problemas e injusticias de un mundo que vive y sufre la necesidad y la falta de agua".

Además, ha dicho que la presencia de Martino hoy en la Expo pone de relieve las "excelentes" relaciones que unen a España con la Santa Sede y permiten ahondar en los lazos de amistad y cooperación.

Tras las intervenciones, el conjunto vocal e instrumental "Los músicos de su alteza" ha interpretado la composición "Tengo sed. Las siete palabras de Cristo en la cruz", antes de que la comitiva se trasladara al Pabellón de la Santa Sede, una "lección", ha dicho Martino, de cómo la Iglesia desde siempre ha unido la consideración del agua desde la espiritualidad y la sensibilidad de las necesidades de este recurso en el mundo.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga