Intermon-Oxfam

Cada día mueren casi 30.000 niños menores de cinco años por causas prevenibles

15.07.2008 | 20:49

El técnico de Intermon-Oxfam en Andalucía José María Castells afirmó hoy que, en la actualidad, casi once millones de niños mueren antes de cumplir los cinco años de edad, hecho que equivale a más de 29.000 muertes por día y que supone, en palabras del experto, "como si un tsunami sucediera cada tres días".

En el transcurso de la ponencia 'Incidencia y sensibilización de las ONGD españolas en ODM e infancia', incluida en el Curso de Verano que la Universidad Pablo de Olavide (UPO) organiza en Carmona (Sevilla) sobre 'Cooperación internacional e infancia: La ruta hacia los objetivos del milenio', Castells también destacó que "uno de cada tres niños del mundo en desarrollo --más de 500 millones de niños-- carece de toda forma de acceso a instalaciones sanitarias, y uno de cada cinco no dispone de acceso al agua potable".

Por otra parte, Castells indicó que en los países del sur, donde hay pobreza extrema, más de mil millones de personas viven con menos de un dólar al día. Unos datos que para el experto "no son comparables" con la situación de pobreza relativa que padecen algunas personas en España, que viven con la mitad de la renta media de la población en general.

Ante esta situación, el técnico de Intermon-Oxfam señaló que las ONGD (Organización No Gubernamental para el Desarrollo) deben plantearse un modelo de trabajo en el que "se dediquen menos recursos a los proyectos y más esfuerzos a la movilización social y a cambiar valores y políticas". Pues, como explicó Castells, "las causas de la pobreza del sur son políticas y económicas y es en el ámbito de la política y las leyes donde debe incidir el trabajo de las ONGD y la sociedad civil".

En este sentido, el experto indicó que "hay que presionar a los políticos para cambiar las reglas del comercio internacional o para que supriman definitivamente la deuda externa, entre otras medidas". Al respecto, Castells indicó que "los países africanos dedican seis veces más recursos a pagar la deuda a los países ricos, que el dinero que reciben para ayuda al desarrollo". No en vano, "la deuda ya está pagada siete veces más por los intereses que han abonado", apostilló el experto.

Respecto a la colaboración de los españoles en las ONGD, Castells expresó que "somos más receptivos a la hora de responder a catástrofes del tipo tsunami o huracanes que a la participación en las campañas de sensibilización del día a día".

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga