Nueva York

Un violinista español ofrece un recital con un Stradivarius de 2,6 millones de dólares

15.07.2008 | 09:47

El violinista español Bruno Peña ofreció hoy un recital en el WMP Concert Hall de la Gran Manzana neoyorquina con un violín Stradivarius de 1690 valorado en 2,6 millones de dólares, que está actualmente a la venta.

Peña interpretó la "Sonata número 2 para violín y piano" del alemán Johannes Brahms (1833-1897) y la misma pieza del español Joaquín Turina (1882-1949) con el preciado instrumento, propiedad del taller de compra-venta y restauración Gradoux-Matt Rare Violins, que prestó el violín para que los potenciales compradores pudieran apreciar su sonido y calidad en directo.

La preciada pieza pertenece a la casa italiana Stradivari, considerada como la mejor fabricante de violines del mundo, concretamente al periodo en que su fundador Antonio Stradivari (1644-1737) trabajaba en solitario.

El concierto forma parte de una serie de recitales dentro del programa "Strad for Lunch" (Stradivarius para comer) ofrecidos por el violinista asturiano al público neoyorquino.

"Es una gran oportunidad y un placer para cualquier músico, porque no se puede tocar todos los días un instrumento de este calibre", señaló a Efe Peña.

El músico, de 31 años, lleva casi una década residiendo en la Gran Manzana, ciudad que eligió porque "es la meca para cualquier artista".

Aunque asegura que le "encanta España", de momento no tiene planes de volver, porque "en el aspecto musical Nueva York tiene algo que no tiene ningún otro lugar", subrayó el violinista.

Peña animó a los jóvenes españoles a seguir su ejemplo y viajar al extranjero "para conocer otras escuelas, otros profesores y diferentes ambientes, porque es una experiencia enriquecedora en todos los aspectos".

En su opinión, "en España actualmente no se le da la suficiente importancia a la música clásica", porque "los niños no están obligados a tocar un instrumento desde pequeños, algo que sería ideal para que se hagan a la idea de lo que es un instrumento".

Peña consideró que gran parte del talento musical de los jóvenes españoles está "desaprovechado", ya que "hay gente que no tiene la oportunidad de desarrollar ese talento nunca porque ni siquiera sabe que lo tiene".

Para el violinista asturiano la solución sería "introducir la música en la educación del niño cuando está en el colegio, de una manera en la que él se interese por la música clásica", señaló.

Al terminar su interpretación, el violinista obsequió al público neoyorquino la pieza "Capricho español gran jota", del compositor cántabro José del Hierro (1864-1933), que no figuraba en el programa.

Peña terminó sus estudios de violín en el Conservatorio Superior de Oviedo en 2000, y después realizó un máster de violín en el Mannes College of Music de Nueva York, donde reside desde entonces y donde ha tocado en salas tan prestigiosas como el Carnegie Hall o el Merkin Concert Hall.

Ganador del concurso "Artist International Competition" en 2003, Peña ha dado conciertos en España, Francia, Portugal, Holanda, Estados Unidos y México, y en marzo de 2006 fue invitado a tocar en un homenaje realizado en la sede de Naciones Unidas a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.


Especiales DEPORTIVOS de la OPINION

Moto GP 2011

Moto GP

¿Quién ganara este año el Mundial de moto GP?. Toda la información relacionada con el mundial de motos  

 

Especial Ley de Internet

Fórmula Uno

Fernando Alonso va a por su tercer título mundial. Todo sobre los pilotos, el calendario y la clasificación 


[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Fotos: la ropa interior llega a Cibeles

La firma TCN y el diseñador Andrés Sardá han puesto el color esta jornada en la Semana de la Moda de Madrid




anteriorsiguiente
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga