Siniestralidad

La Fiscalía alerta sobre el incremento de un 20% de los delitos por alcoholemia dentro de vías urbanas

18.07.2008 | 19:49

La Fiscalía del Estado alertó hoy del incremento de un 20% en los procedimientos penales por casos de alcoholemia dentro de las vías urbanas en el territorio español desde la entrada en vigor de la nueva para la Seguridad Vial modificada en Diciembre del 2007.

La denuncia la llevó a cabo Helena Prieto González, fiscal adjunta al fiscal de la Sala Coordinador de Seguridad Vial General del Estado, durante el acto de clausura de los XIX Cursos de Verano de la UNED sobre Nuevas Formas de Delincuencia, que se han celebrado en la Fundación Caixa Galicia de A Coruña.

Desde que se aprobara la nueva ley, faltas como conducir con una tasa de alcoholemia por encima de 0,6, superar en un 50% el límite de la velocidad de la vía por la que se circula, y manejar un automóvil sin permiso son catalogadas como delitos penales que pueden terminar con la persona implicada en la cárcel.

Un hecho que para Helena Prieto está haciendo que el número de procedimientos "baje en algunos apartados", menos en el de los controles de alcoholemia en vías urbanas, "donde han aumentado en un 20%".

Todo lo contrario que sucede en vías interurbanas donde la mayor conciencia del los ciudadanos ha hecho que "sólo existan 200 causas abiertas" por presuntos delitos a la hora de conducir bajo los efectos del alcohol.

A la espera de los datos concretos que serán presentados por Anna Ferrer, directora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, en el próximo mes de agosto, la Fiscalía también llama la atención sobre "el incremento de procedimientos por conducir sin en el permiso correspondiente", un mal que está afectado por igual a todas las comunidades autónomas.

MODIFICACIÓN ADMINISTRATIVA

Por último, y con el objetivo de poder tratar con la mayor velocidad posible estas nuevas formas de delincuencia que han aparecido en el Código Penal, Helena Prieto apunto a modo de opinión que "sería importante llevar a cabo una modificación en el aspecto administrativo a la hora de tratar estos delitos".

Para la fiscal adjunta no tiene sentido que los trámites que se tienen que producir sean los mismos por conducir borracho que por una gran expropiación. Según Prieto, hay que acelerar todos los procesos para "garantizar la seguridad en las vías de uso público".

Con todo, destacó que no hay que olvidar que los ciudadanos deben ser responsable y saber que la Ley de Seguridad Vial ha cambiado para tratar de terminar con las nuevas amenazas a las que se enfrentan la ciudadanía y las Fuerzas y Cuerpos del Estado.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga