Eutanasia

Un enfermo de esclerosis cuelga en internet un vídeo con su testamento vital

21.07.2008 | 21:37
Un enfermo de esclerosis cuelga en internet un vídeo con su testamento vital
Un enfermo de esclerosis cuelga en internet un vídeo con su testamento vital

El italiano Paolo Ravasin, que padece de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), ha colgado en internet un video con su testamento de vida, en el que expresa su decisión de oponerse a cualquier tipo de alimentación o hidratación artificial en el futuro.

Ravasin, de 48 años, considera la grabación su "testamento de vida", aunque en Italia no existe una legislación al respecto.


Por ello, Ravasin espera que este gesto sirva de estímulo a los políticos italianos "para impulsar una ley que regule la libertad de aceptar o rechazar los cuidados médicos".


En el vídeo, el enfermo expresa su oposición a cualquier tipo de alimentación o hidratación artificial en el futuro y especifica que este rechazo "se tiene que considerar también en el caso de perdida de la capacidad de expresar su voluntad".


Asimismo, comunica su negativa a ser trasladado a cualquier tipo de centro médico.


Ravasin es presidente de la sección de Treviso (norte de Italia) de la Asociación Luca Coscioni, que promueve la libertad de la investigación científica y la eutanasia.


El vídeo, en el que Ravasin aparece postrado en una cama de su residencia, se puede ver en las páginas de dicha asociación y de la emisora Radio Radical.


El caso de Ravasin recuerda los continuos llamamientos a la eutanasia realizados por el italiano Piergiorgio Welby, de 60 años, enfermo de distrofia muscular, y que murió en 2006 cuando el anestesista Mario Riccio accedió a interrumpir la respiración artificial que le mantenía con vida.


La justicia consideró que no existían motivos para llevar a juicio a Riccio, pues Welby tenía todo el derecho a pedir la interrupción del tratamiento que le mantenía con vida y el médico tenía el deber de aceptar la decisión del paciente.


El debate sobre una posible legislación de la eutanasia y el testamento de vida se ha reabierto en las últimas semanas tras la autorización de un tribunal italiano a permitir que se dejase de alimentar e hidratar a Eluana Englaro, que llevaba 16 años en estado vegetativo.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga