Religión

Reinas de la mar

21.07.2008 | 00:44
Tradición. La patrona de los submarinistas salió del fondo del mar.
Tradición. La patrona de los submarinistas salió del fondo del mar.

La patrona de los submarinistas volvió a ver la luz tras un año sumergida en la bahía. La Virgen del Carmen Coronada estrenó la carpintería de su trono

Málaga sabe esperar con paciencia tradicional la llegada de sus devociones principales y vive la festividad de la Virgen del Carmen por partida doble. El pasado miércoles, la mayoría de los barrios y municipios del litoral ya se vistieron de marengos, como cada 16 de julio. Ayer, el Perchel, La Malagueta y Huelin hicieron lo propio, aunque, además de la típica indumentaria marinera, se revistieron de túnica marrón carmelitana y trajes de neopreno. Los submarinistas volvieron a emerger a su patrona, una pequeña imagen en bronce y zinc, aleación procedente de la hélice de un antiguo buque, tras haber pasado el último año en su hornacina subacuática del Roqueo del Perro, en el corazón de la bahía malagueña.
Málaga es tan mariana que reparte devociones incluso por debajo del nivel del mar. Y es cierto que el fervor por la Virgen del Carmen es universal, puesto que su culto está extendido por todo el orbe católico, pero esta ciudad sabe particularizarlo de forma original y único. La imagen de José Dueñas es visitada, casi a diario, por los buzos malagueños, socios de los diferentes clubes de toda la provincia, que quieren compartirla, por unas horas, con quienes no saben utilizar aletas ni escafandras. Y ayer, renovaron un ritual que cumple ya 27 años, cuando un compañero se salvó de morir ahogado e hizo la promesa de sumerger una Virgen del Carmen en la mar malagueña. A las 10.30 horas, entre una especie de coreografía de burbujas, salía a la luz la imagen en medio de los vítores, aplausos y sonidos de sirenas. Se iniciaba la procesión marítima hasta el espigón de Levante, y, de regreso, hasta la playa, donde una carpa en el Paseo Marítimo Ciudad de Melilla servía de capilla efímera, donde la imagen fue entronizada y procesionada hasta la iglesia de San Gabriel, donde se celebró una misa, al ritmo que imponía la banda de la Trinidad.
Temprano, en El Perchel. La jornada carmelita malagueña se había iniciado ya bien temprano, a las 8.00 horas, con el inicio del rosario de la Aurora de la Virgen del Carmen Coronada desde El Perchel hasta la Catedral, donde se celebró un pontifical. La imagen ya salió sobre la primera fase de la futura peana, con dos angelitos del malagueño Juan Vega. Y es que, por la tarde, tras su desembarco en el muelle 2 del Puerto, se inició la procesión triunfal sobre la carpintería del nuevo trono, que será de madera tallada y dorada, sustituyendo así al empleado hasta el pasado año, de orfebrería. El trono promete ser una joya.
Huelin también vivió el día más importante de su calendario. La Virgen del Carmen salió de San Patricio en dirección al Paseo Antonio Machado, donde se adentró en la mar para bendecir las aguas.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga