Minas Gerais

Un niño salva su vida al morder a un pitbull para defenderse de un ataque en Brasil

23.07.2008 | 19:31

Un niño de 11 años salvó su propia vida al morder a un perro de la raza pitbull que lo atacó y que ya tenía encajado sus colmillos en el brazo del menor, informó hoy la televisión brasileña MGTV.

"Yo lo agarré por el cuelo y lo mordí", afirmó el menor, que en la pelea terminó perdiendo un diente y que tuvo que ser llevado a un centro médico en donde le cosieron la herida en el brazo con cuatro puntos.

"Los dos estaban prácticamente en una lucha corporal: el niño y el perro. Cuando los vimos, saltamos el muro para intentar ayudarlo.

Conseguimos separarlos con dificultades", relató el obrero Gilberto Pereira, que trabajaba en obras en una casa vecina y fue el primero en socorrer a la víctima.

El insólito hecho ocurrió el martes en la casa del tío de la víctima en Savará, municipio del estado brasileño de Minas Gerais (sudeste de Brasil).

Según los familiares del menor, el perro de 6 años, pese a ser de una raza que tiene fama de feroz, era muy manso y estaba acostumbrado a jugar con el menor.

Los padres del niño creen que su rápida reacción impidió una tragedia debido a que el can pudo haberlo atacado por el cuello y provocado su muerte.

El perro fue trasladado al Centro de Control de Zoonosis de Sabará, en donde permanecerá diez días bajo observación y será sometido a exámenes antes de que se decida si será sacrificado o no.

Los recurrentes ataques de perros pitbull, y de otras razas como lo rottweiller y los fila brasileños, han obligado a varios gobiernos regionales y municipales de Brasil a adoptar diferentes sistemas de control sobre los animales.

El Gobierno del estado de Río de Janeiro, por ejemplo, limitó los horarios de circulación de dichos perros por la calle y estableció que los mismos sólo pueden pasear acompañados por mayores de edad y controlados por bozales y cadenas.

En Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, las autoridades instalan chips en los animales para poder ejercer una fiscalización sobre los mismos.

Otras administraciones llegaron incluso a prohibir la cría de perros de raza pitbull.

Según datos de la Fundación Nacional de Salud, en Brasil se registran más de 418.000 ataques de perros al año, y en el 70 por ciento de los casos los animales pertenecen a la familia de la víctima.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga