En Sotheby's

Damien Hirst subasta animales disecados

28.07.2008 | 20:07

Damien Hirst sigue a vueltas con sus animales disecados, que tanto dinero le están dando a él y a sus galeristas, aunque esta vez parte del dinero de la próxima subasta de sus últimas obras se destinará a fines benéficos.

Los animales -reales o fabulosos- elegidos en esta ocasión por el artista británico son una cebra, un unicornio y una especie de toro sagrado, todos ellos conservados, como se espera de Hirst, en formol, y que se subastarán con otras piezas suyas los días 15 y 16 de septiembre en Sotheby's, de Londres.

La instalación con la cebra la ha bautizado Hirst "The Incredible Journey" (El Viaje Increíble). El unicornio tiene como título "The Dream" (El Sueño) mientras que la instalación central, el toro, con un disco dorado sobre su cabeza como el buey Apis, dios solar en la mitología egipcia, y cuernos y pezuñas también de oro de dieciocho quilates, se llama "El Becerro de Oro".

Sotheby's ofrecerá también al mejor postor un tiburón tigre, al que el artista ha dado el nombre de "The Kingdom" (El Reino").

Según Cheyenne Westephal, presidenta de la sección de arte contemporáneo de Sotheby's en Europa, "hay más oro" también en otras piezas, incluidas algunas de sus pinturas de puntos o de mariposas, entre ellas una que representa la roseta de la catedral inglesa de Durham.

Sotheby's confía en que "The Golden Calf" (El Becerro de Oro) alcance los 12 millones de libras (algo más de 15 millones de euros) en la subasta, con lo que superaría su anterior récord de 9.65 millones de libras que alguien pagó el año pasado por su instalación "Lullaby Spring", una especie de armario de botica.

Hirst parece haberle cogido gusto no sólo al oro sino también a los diamantes, desde su famosa calavera incrustada de esas piedras preciosas, que se vendió hace un año en Londres en más de 72 millones de euros, y así ha utilizado también diamantes, aunque esta vez manufacturados, en algunas de las piezas que presenta.

Los beneficios de algunos de los lotes de la subasta de obras de Hirst irán a organizaciones no gubernamentales como Survival International, que lucha a favor de los pueblos tribales del planeta, o la fundación musical Strummerville, establecida en memoria del que fue músico de Clash Joe Strummer.

Una de las obras, la titulada "Bill with Shark", un óleo basado en una fotografía de Jean Pigozzi que muestra al fundador de Microsoft, Bill Gates, mirando uno de los tiburones en formol del propio Hirst, se venderá en beneficio de la organización Bill y Melinda Gates.

No es la primera vez que el artista contribuye a causas benéficas, y así el año pasado, se unió al cantante Bono para organizar una subasta de obras de distintos artistas a favor de la fundación de las Naciones Unidas para la lucha contra el sida, la tuberculosis y el paludismo.

A propósito de la subasta de Sotheby's, Damien Hirst afirma que siempre ha querido organizar una venta de ese tipo tras el éxito de la titulada "Pharmacy", en la que vendió a precios de fábula toda una serie de muebles y otros objetos procedentes del restaurante londinense de ese nombre promovido por el artista.

"Es una forma muy democrática de vender arte y parece una evolución natural del arte contemporáneo. Aunque tiene su riesgo, acepto el desafío de vender así mi obra. No quiero dejar de colaborar con mis galerías, pero esto es distinto. El mundo está cambiando, y quiero saber adónde lleva este camino", dice el artista, citado por "Sotheby's" en un comunicado.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga