Sociedad

Dónde gastar esos millones que le sobran

28.07.2008 | 18:18
Imagen de unas gafas diseñadas por Tom Ford que forman parte de una polémica campaña publicitaria prohibida en Italia por obscenidad. El lujo también busca el escándalo.
Imagen de unas gafas diseñadas por Tom Ford que forman parte de una polémica campaña publicitaria prohibida en Italia por obscenidad. El lujo también busca el escándalo.

La recesión pasa de largo para ciertos sectores turísticos de la Costa del Sol. La inauguración en Marbella de la primera tienda que el polémico diseñador Tom Ford, 'recreador' de Gucci y ahora propietario de su propio negocio, demuestra que aún hay mucho dinero para gastar.

La crisis actual, catalogada por el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, como "posiblemente la más compleja que nunca hemos vivido", abre mucha incertidumbre en la mayoría de los hogares malagueños y del resto del país. Sin embargo, para ciertos sectores turísticos de la Costa del Sol dirigidos a las fortunas más poderosas, la recesión pasa de largo. En estos últimos meses se han creado nuevos establecimientos de lujo, comercios muy exclusivos y hasta crece la venta de yates reservados a millonarios.

Es la otra cara de una temporada caracterizada por el ajuste de los cinturones. Hasta Julio Iglesias volverá a colgar el ´no hay billetes´ este próximo sábado 2 de agosto en el hotel Las Dunas Beach & Spa de Estepona, donde ya actuó el pasado año para 200 privilegiados, pese a que su concierto con cena incluida cuesta esta vez la nada despreciable cantidad de 1.600 euros por persona. Ocurre casi lo mismo con ciertos caldos que van destinados sólo a aquellas bodegas más selectas. Algunos lotes de 1.000 euros se han esfumado antes que otros veranos porque, estadísticamente, el número de ricos en el litoral malagueño no ha dejado de crecer desde principios de esta década, al calor del tirón de la construcción, y tampoco en lo que va de año.

Para ciertos empresarios de Marbella se está en plena inercia todavía en las escalas sociales más acaudaladas. Pero, además, esta crisis puede atraer fortunas que durante los últimos años se habían dirigido a otros destinos rivales y emergentes, ante el fuerte crecimiento español y los elevados precios que había tomado la vivienda, como potencial segunda residencia o destino vacacional de temporada. De una u otra forma, las noches estivales en la Costa del Sol no han perdido brillo. Ni en los casinos donde a diario se mueven millones de euros ni en los establecimientos de hostelería que sólo se pueden permitir los poderosos.

Tom Ford. Sin salir de la Costa del Sol Occidental. Hace pocas semanas la firma del gran diseñador norteamericano Tom Ford abría en Puerto Banús su primera tienda en España y en su interior ya se pueden adquirir accesorios, inaccesibles para la mayoría de los bolsillos, o trajes masculinos por un precio que multiplica 50 veces el de cualquier marca española de cierta calidad. El entorno del popular puerto deportivo marbellí, que cada año recibe a millones de turistas o de curiosos en general, merece mención aparte. Cartier también inauguraba hace poco en ese recinto una nueva joyería. Podemos recordar el título de aquel disco de Supertramp, grabado en 1975, tras una fuerte crisis mundial arrastrada como ahora por el alto precio del petróleo: ´¿Crisis? ¿Qué Crisis?´.

Y si abordamos el coste de la gasolina, no podemos dejar a un lado tampoco, pese al descenso radical de la venta de vehículos, la creciente demanda en Málaga de alquileres de coches de lujo. En el mercado nos encontramos establecimientos que nos brindan la posibilidad de conducir durante una semana un Volkswagen Touareg V10 por la ´módica´ cantidad de 3.411 euros. O también son muy solicitados tanto el BMW 530 como el Mercedes E-270, que requieren un desembolso superior a 1.500 euros, según recogen las tarifas de varias empresas.

Más caro resulta tomar un día una embarcación de recreo o yate sin renunciar a ciertas comodidades. En Benalmádena preguntamos por diversos modelos para una docena de amigos y piden hasta 1.500 euros por jornada. La oferta es amplia y hay navíos de menor capacidad incluso por menos de 600 euros. Multitud de familias que pueden permitirse el capricho aprovechan para disfrutar mar adentro de fiestas de cumpleaños u otras celebraciones, con la posibilidad de disponer de un patrón opcional que, como en carretera, evite tener que tomar el timón bajo los efectos del alcohol.

Ya en tierra tendremos la oportunidad de descansar en un alojamiento que está catalogado dentro de la docena de hoteles más caros de España. Es el Marbella Club Hotel Golf Resort & Spa, lugar que no admite comparación acerca de las tarifas pero que no tiene habitaciones disponibles hasta finales de agosto. Para entonces podemos reservar una de sus villas de tres dormitorios con piscina privada, jardín, tres baños, televisión de plasma y zona wifi por 3.565 euros la noche.

No muy lejos se queda Las Dunas Beach Hotel & Spa, en el municipio esteponero pero a muy corta distancia de San Pedro de Alcántara y Puerto Banús. Fue creado en 1996 y reformado hace apenas dos temporadas. Sólo alberga suites, 88, y varias poseen los nombres de quienes se alojaron en su interior: Antonio Banderas y Melanie Griffith, Joaquín Cortés o Julio Iglesias. Con vistas a la costa africana o Gibraltar, la suite ´Elite Ocean´ de tres dormitorios cuesta por noche 3.600 euros, pero existen otras dos, ´Presidential´ y ´Royal´, que requieren un desembolso de 6.000 euros por día. No obstante, estamos ante un hotel de la red ´The Leading Hotels of the World´, que ha sido elegido por Leading Quality Assurance como uno de los mejores hoteles de lujo de todo el mundo.

¿Y dónde podemos invertir si nos proponemos tener una de las viviendas más caras de Andalucía? Seguiremos en Marbella. En la lista de propiedades en venta aparece una casa de 1.231 metros cuadrados, cinco dormitorios y seis cuartos de baño, con 2.500 metros de parcela adicional, por 5,8 millones de euros. Una cantidad por encima de la necesaria para comprar una de las viviendas del barrio granadino del Albaicín, donde las vistas a La Alhambra son únicas.

Se calcula que cada turista de lujo puede gastar al día 1.000 euros, de promedio en la Costa del Sol o en las zonas más exclusivas de Mallorca. Sólo hemos puesto sobre la mesa algunas sugerencias que, en plena crisis, son cada vez más demandadas entre los más pudientes. Para conocer muchas más finalizaremos con una sugerencia: una visita a la International Travel Luxury Market de Cannes. Cada diciembre se congregan allí, con expositores acorde a la calidad de sus productos, aquellas cadenas a la vanguardia en un sector ajeno a recesiones. Según los datos de la feria internacional, uno de cada 30 turistas de todo el mundo puede catalogarse como de lujo. Apenas son 25 millones de personas al año, pero mueven el 25% de los ingresos generados, 54.299 millones de euros anuales. Un buen pellizco de esa cifra se queda en la provincia.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga