Por segundo año consecutivo

Sergio Delgado gana la final del Campeonato de España de Recortadores

27.07.2008 | 11:16
El recortador madrileño Sergio Delgado ha revalidado su primacía en esta especialidad taurina incruenta al ganar, por segundo año consecutivo, la final del Campeonato de España de Recortadores, celebrado en la plaza de toros de Las Ventas.
El recortador madrileño Sergio Delgado ha revalidado su primacía en esta especialidad taurina incruenta al ganar, por segundo año consecutivo, la final del Campeonato de España de Recortadores, celebrado en la plaza de toros de Las Ventas.

El recortador madrileño Sergio Delgado ha revalidado su primacía en esta especialidad taurina incruenta al ganar, por segundo año consecutivo, la final del Campeonato de España de Recortadores, celebrado esta noche en la plaza de toros de Las Ventas.

Sergio Delgado, nacido en la localidad de Chinchón, ha ganado los 6.000 euros del primer premio tras un intenso duelo frente al segundo clasificado, Julián Gómez Carpio, de la localidad madrileña de Morata de Tajuña.

Con media entrada en la plaza de Las Ventas, el público ha vibrado de principio a fin con "los intensos quiebros" de Delgado y los "poderosos saltos" de Gómez Carpio, ha destacado a Efe el responsable de Toropasión, Carlos Bernabé, cuya empresa lleva organizando cuatro años este campeonato.

A la final de hoy han llegado quince jóvenes seleccionados después de varias rondas clasificatorias celebradas desde el mes de mayo en Ávila y en las localidades madrileñas de Navalcarnero y Torres de la Alameda, a las que se presentaron un total de cuarenta recortadores de toda España.

Los recortadores, divididos en grupos de cinco, han demostrado en Madrid, a cuerpo limpio, su valor, pureza y torería frente a seis toros de la ganadería de Andoni Recagorri.

El jurado, formado por especialistas y aficionados a este tipo de espectáculo, han evaluado desde la pureza en la ejecución de las suertes hasta la torería al citar al toro, teniendo en cuenta si los recortes se realizaban en el centro del ruedo o no, y el que no necesiten la ayuda de otros compañeros para citar y ejecutar sus suertes.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga