A debate

Discrepacia sobre la eficacia de los brazaletes electrónicos a agresores de violencia de género

29.07.2008 | 13:49

La puesta en marcha del sistema de brazaletes electrónicos para controlar que los condenados por violencia de género no quebranten las medidas de alejamiento de su víctima, como en el caso de la mujer asesinada ayer en Logroño, suscitaron hoy opiniones contrapuestas entre la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) Inmaculada Montalbán y la subdirectora del Centro de Atención e Inserción de Violencia de Género, Lola Aguilar.

Así, Montalbán apuntó, en declaraciones a RNE que recoge Europa Press, que "hay que ir avanzando en lo que es poner en marcha mecanismos electrónicos de libertad controlada para los condenados".

Sin embargo, Aguilar aseguró que es "muy difícil" aplicar esta medida ya que, a su juicio, aunque hubiera un dispositivo de "altísima" tecnología, mientras se ponen en marcha todos los mecanismos de seguridad, el agresor puede tardar sólo un segundo en asesinar.

"Toda mujer maltratada que haya sufrido violencia física o psicológica tiene un riesgo muy alto", aseguró esta experta. Por su parte, la magistrada considera que "la respuesta judicial en este último caso de violencia machista fue la correcta, puesto que el agresor fue sentenciado de una manera rápida", aunque admitió que "habrá que examinar lo que sucedió con el control de la ejecución de esa pena".

A juicio de la responsable del centro de atención a las víctimas, éstas deben estar protegidas y avaladas por algún profesional, por lo que apostó por aplicar "en su integridad y totalidad" la Ley Integral contra la Violencia de Género. Finalmente, Montalbán recordó que "en estos casos hay una intencionalidad por parte del agresor y quiere llegar al final sean los que sean los obstáculos".

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga