Arte

Poelzig trae la ´escultura de volúmenes´ a Málaga

El arquitecto alemán realiza en la capital de la Costa del Sol su primera exposición en territorio español

12.05.2010 | 20:27
Vista de la exposición de la obra del arquitecto berlinés Hans Poelzig (1869-1936), que se enfrentó al proceso creativo como un "escultor de volúmenes" y aunó la tradición arquitectónica con la modernidad, se expone por primera vez en España en el Complejo de Estudios Sociales y Empresariales de la Universidad de Málaga.
Vista de la exposición de la obra del arquitecto berlinés Hans Poelzig (1869-1936), que se enfrentó al proceso creativo como un "escultor de volúmenes" y aunó la tradición arquitectónica con la modernidad, se expone por primera vez en España en el Complejo de Estudios Sociales y Empresariales de la Universidad de Málaga.

La obra del arquitecto berlinés Hans Poelzig (1869-1936), que se enfrentó al proceso creativo como un "escultor de volúmenes" y aunó la tradición arquitectónica con la modernidad, se expone por primera vez en España en una muestra inaugurada hoy en Málaga.

Se trata de casi un centenar de imágenes entre dibujos, planos y fotografías, además de 14 maquetas de edificios, algunos realizados y otros que quedaron en proyecto, expuestos en el Complejo de Estudios Sociales y Empresariales de la Universidad de Málaga hasta el próximo 7 de julio.

"Poelzig incorporó los estilos principales de la historia de la arquitectura, como el Románico, el Gótico o el Barroco, y también el nuevo estilo moderno", ha afirmado en la presentación el comisario de la muestra en España, Christoph Strieder.

Además, su trabajo se desarrolla dentro de una situación social e histórica en una Alemania que está experimentando "un desarrollo muy rápido" y pasa de ser un Estado agrario a otro industrial.

Ello genera unos "cambios bruscos" tanto en el campo como en la ciudad y se desarrolla la metrópoli, "con una población nueva con otras necesidades y una cultura de la velocidad", ha añadido Strieder.

Poelzig intentó rescatar además el modelo de trabajo de la cultura gótica, cuando las figuras del arquitecto y del jefe de obra están unidas, y defendía que el arquitecto tuviera conocimientos constructivos y de los materiales.

Sus edificios son "muy macizos y deben ser legibles como pesos que están muy anclados en la tierra", según el comisario, que ha destacado que Poelzig no sólo trabajó en la arquitectura, sino también como pintor expresionista y en el cine, fundamentalmente como escenógrafo.

El fin de la República de Weimar y el comienzo del régimen nazi significaría para Poelzig, tanto a nivel personal como profesional, una caída súbita, ya que después de 1932 su estudio no recibió ningún nuevo encargo.

La exposición, con fondos de la Universidad Técnica de Berlín, ha sido impulsada por el Instituto de Relaciones Internacionales, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, dedicado a la difusión de la cultura de este país, y desde Málaga se trasladará al Colegio de Arquitectos de Granada.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga