Protección cultural

El Cementerio Inglés, Bien de Interés Cultural

La Junta ha incoado el procedimiento para inscribirlo en el Catálogo General del Patrimonio Andaluz

 05:00  
Cementerio Inglés.
Cementerio Inglés. Carlos Criado

Alfonso Vázquez La Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Bienes Culturales, anunció ayer en una nota la incoación del procedimiento para inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA), como Bien de Interés Cultural (BIC), en la tipología de Monumento, el cementerio anglicano Saint George de Málaga, también conocido como el Cementerio Inglés.

La incoación ya supone, de facto, que el espacio cuenta ya con protección cultural, haciendo realidad el compromiso de la anterior delegada de Gobierno de la Junta, María Gámez, cuando se reunió en enero de este año con el presidente de la nueva Fundación Cementerio Inglés de Málaga, el excónsul británico Bruce McIntyre, y anunció la medida.

El de Málaga es el primer cementerio protestante erigido en España, gracias a la Real Orden de Fernando VII –dada el 11 de abril de 1830–, con la que se consiguieron solventar los problemas de enterramientos de una colonia de extranjeros procedentes de las Islas Británicas atraídos por el esplendor industrial y comercial de Málaga. Hasta la construcción de este camposanto, y al serles negada la inhumación en suelo sagrado por no profesar la religión católica, los enterramientos de estos extranjeros, que en 1877 llegaron a ser más de trescientos en Málaga, se realizaban en la playa durante la noche, lo que provocaba importantes focos de insalubridad para la población.

En el cementerio anglicano de Saint George, que entrará a formar parte del Catálogo General, descansan numerosos personajes ilustres o que han marcado acontecimientos históricos de la ciudad, como el hispanista Gerald Brenan y su esposa, la escritora Gamel Woolsey, o la economista británica Marjorie Grice-Hutchinson.

También se encuentran en este lugar, en una tumba colectiva, los restos de los marinos de la fragata prusiana Gneisenau –que naufragó al encallar junto al puerto de Málaga en diciembre 1900– o del joven británico Robert Boyd, que acompañó al general liberal Torrijos en su pretensión de instaurar el régimen institucional y que murió fusilado. El poeta vallisoletano Jorge Guillén también descansa en este espacio sagrado, situado en la avenida de Pries.

Desde el punto de vista artístico, en este espacio se pueden diferenciar entre el acceso del cementerio, donde se encuentra una caseta o casa del guarda, de estética neogótica, el templo, en cuyo frente destaca el estilo neoclásico, y los elementos vinculados a los enterramientos.


Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

ENSAYO Tras el éxito de 'La inutilidad de lo inútil', el profesor de Literatura italiana ofrece en 'Clásicos para la vida' (Acantilado) una selección de breves textos de autores clásicos de todos los tiempos


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Ordesa', de Manuel Vilas 


ADEMÁSJoaquín Dicenta: Crónicas de la mina y el mar | Cuatro narraciones de Fowles con protagonistas al límite | Antonhy Marra: Obra coral con prado checheno | David Monthiel: ¿Quién mató al mejor ‘punteao’ de Cádiz?


Suplemento especial



Enlaces recomendados: Premios Cine