Ha dado clases en Harvard

´Acabemos con el todo vale en educación´

Cree que la enseñanza pública está degradada y que es necesario un correctivo que le devuelva la calidad perdida

 05:00  
Elvira Roca apuesta por la creación de una red de institutos estatales de excelencia.
Elvira Roca apuesta por la creación de una red de institutos estatales de excelencia.  Carlos Criado

Ignacio A. Castillo Cree que la situación de la educación pública es calamitosa. ¿Una red estatal de institutos de enseñanza media podría mejorar esta situación? La existencia de un sistema paralelo de formación de gran calidad es una necesidad que las democracias occidentales han resuelto de distintas maneras para que los centros privados no sean los que acaparen la excelencia. En Francia Le grande école pública sirve de complemento al sistema educativo general. En la misma línea los alemanes han mantenido en su Gymnasium una educación exigente y de máximo nivel. Elvira Roca, miembro de la asociación Apia, defiende un modelo similar en España y que no dependa de las comunidades autónomas, sino del Ministerio.

Para que fuera eficaz una red estatal de institutos, ¿qué características debería tener?

La propuesta es presentar una red de institutos del Estado, que al menos haya uno en cada capital de provincia, además de en Ceuta y Melilla, y que se acceda a ellos mediante un examen de ingreso. Los alumnos brillantes que tengan menos recursos serían becados. De lo que se trata es de que el Estado ofrezca una enseñanza de la máxima calidad dentro del circuito estatal. La degradación a la que ha llegado la educación pública es tan grande, que sólo los centros privados gozan de prestigio, pero cuestan mucho dinero. En otros países de la Unión Europea, el Estado ofrece una educación de calidad siguiendo este mismo modolo de red de centros de excelencia.

Habla de degradación de la educación pública. ¿Por qué se ha llegado a esta situación, desde su punto de vista?

Que los alumnos estén obligados a seguir en clase a edades tan avanzadas es incompatible con una enseñanza de calidad. Además, conforme se degradaba la educación pública ha ido creciendo la privada. Por eso presentamos este proyecto, que sirva de columna vertebral del sistema educativo, como los Gymnasium alemanes, que son un sistema estatal de centros de enseñanza media que ofrecen el máximo nivel. La excelencia en la enseñanza tiene que ser mucho más que una palabra de moda. El ingreso en estos centros sólo está determinado por la capacidad del alumno, es decir, sólo entran los alumnos que se lo ganan, por medio de un examen de ingreso. Y lo mismo que te ganas entrar, te ganas salir si no cumples con los mínimos de exigencia.

¿Por qué no se puede hacer eso mismo con los centros actuales, exigiendo niveles máximos a los alumnos?

Porque con el actual sistema sólo conseguimos analfabetos funcionales en serie. Hay que ofrecer la posibilidad de una enseñanza de calidad a aquellas familias que no están en condiciones de dar a sus hijos una enseñanza del máximo nivel. La sociedad necesita esas cabezas. Tenemos cuatro millones de albañiles parados y de esta crisis no salimos a base de ladrillo, sino con capacidad para innovar, con talento e ingenio. Es verdad que en cada centro siempre hay un alumno francotirador, un superviviente nato, que aprende aunque lo metas en un saco, pero necesitamos un correctivo que devuelva el nervio a la enseñanza pública de calidad. Hay que recuperar antiguos hábitos que fueron muy exitosos. La idea es que una vez que se cree esta red con estos niveles de exigencia, sirva para que, por la demanda que existiría por estudiar en estos centros, haya un correctivo en el todo vale que ahora mismo hay.

¿Cuándo comenzó esa degradación del sistema público?

Todo nace cuando aparecen los nuevos estatutos de autonomía y a la educación le cae la losa de que sea exclusivamente competencia de las comunidades autónomas. El Estado debe mantener competencias educativas en sus manos, aunque en lo ya transferido no puede intervenir. Esto es muy grave. No obstante, sí tiene capacidad para crear. Esta red de centros no necesita más que un real decreto de un consejo de ministros para existir y voluntad política para hacerlo. Y es completamente constitucional. Es lo más democrático y lo más social que existe. Que los hijos de los trabajadores pudieran ir a la universidad fue una revolución social. Hoy tener un título de Secundaria casi que ya no significa tener nada, porque muchos pueden estar aburriendo la silla durante más o menos tiempo y al final, a lo mejor, te dan el graduado.

¿A qué se refiere con antiguos hábitos?

Nos hemos olvidado de que sólo los centros públicos tenían capacidad para emitir títulos. Un alumnos podía hacer el Bachillerato en centros privados pero para examinarse tenía que ir a un centro público, que era el que marcaba el nivel. Hasta esos niveles ha controlado la educación en España el Estado. Ahora emite títulos hasta la última academia del último barrio.

¿Cree que la crisis económica podría ser un impedimento para poner en marcha esta red?

No supone gasto. Porque el más grande que tendría, que son los profesores, ya existe, ya son funcionarios del Estado y sólo habría que recuperarlos con un concurso de traslado. Tendrían el mismo sueldo y misma categoría profesional, habría que convocar un concurso, se establecería un baremo y los que quieran concursar, que concursen. No aumenta el gasto porque no habría más profesores. Lo único que habría que pagar es el gasto corriente. El de un centro para 500 alumnos es de unos 50.000 euros al año. Multiplique por 50 provincias. Es menos de 3 millones de euros, una cantidad ridícula.

¿Sería el Estado quien establecería el currículo?

Los temarios de cada asignatura serán rigurosamente establecidos por el Ministerio de Educación. Y los libros de texto los elaboraría el Ministerio en todas las materias y todos los niveles y se recuperará el viejo hábito de que sean elaborados por dos profesores universitarios de reconocido prestigio y dos profesores de instituto con amplia experiencia.

Encuentro digital

Chat con el doctor Pedro Aranda

Envía tu pregunta a Pedro Aranda, jefe del servicio de Cirugía Vascular del Hospital Vithas Xanit Internacional. Las responderá en directo el martes 19 de diciembre a las 16 horas

 



Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

HUMOR La editorial Contra publica por primera vez en español una selección de 42 relatos de humor del judío neoyorquino, guionista de los Hermanos Marx


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Los desafíos de la amistad' (Zadie Smith)

ADEMÁS: J. J. Ordovás: Desolada belleza | Sacha Batthyany: Un horror recorre Europa | John Berger: El testimonio de una vida | Cansancio y necesidad de Cataluña


Suplemento especial



Enlaces recomendados: Premios Cine