EN DIRECTO
Historias de la Costa

Las tribulaciones de Cruyff en La Rosaleda

El astro holandés sufrió en Málaga el primer revés de su carrera deportiva en España

 05:00  
Johan Cruyff llegó a la Liga española apenas un año antes de su expulsión en La Rosaleda.
Johan Cruyff llegó a la Liga española apenas un año antes de su expulsión en La Rosaleda. L.O.

Nunca había visto una tarjeta roja hasta pisar La Rosaleda. Su expulsión se convirtió en un acontecimiento mediático, con presencia de la Guardia Civil y mensajes cifrados entre la prensa del régimen y la catalana

LUCAS MARTÍN Está en el centro de la escena, con la melena de apóstol agarrotada por el cansancio, rodeado de tricornios de la Guardia Civil. La imagen parece ahora un cuadro de pacificación, una pintura tipo Los comedores de patatas, con movimientos y miradas en todas direcciones. Johan Cruyff custodiado por la policia, mientras un dedo draconiano le señala a un extremo situado fuera del horizonte de la cámara, bajo el sol castizo de La Rosaleda.

Podría haber ocurrido en el Mundial de Naranjito, o, incluso, en el Bernabéu, pero tuvo como escenario la provincia. Fue en 1975, justo un año después de que el futbolista llegara a España y se proclamara campeón. Cruyff, el jugador limpio y aseado, con alma de tulipán. En aquella época, el holandés no era sólo el mejor, sino también un modelo para una nación cansada de estereotipos heroicos y gallardos; un europeo de modales exquisitos que anunciaba pintura y nunca veía una tarjeta. Hasta que llegó a Málaga, donde fue expulsado por primera vez en la Liga en mitad del júbilo de los aficionados, que asistieron a la caída inesperada del enemigo invencible, el Barcelona, derrotado a las bravas y por 3-2.

Los campeones necesitaban ganar para no perder de vista al Real Madrid, que se había disparado sin necesidad de recurrir a la retórica de las galaxias y la depilación láser; con tipos rudos, ásperos y energía de tractor. El Málaga, por su parte, estaba a punto de caerse por el trampolín del fondo de la clasificación, como finalmente sucedió. Nadie esperaba otro resultado que no fuera la victoria aplastante del Barcelona, con Cruyff en plan divo, moviéndose como si jugara en otro sistema de gravedad. El triunfo fue sudado, pero también polémico, con lecturas inacabables en la prensa del martes, que era la que venía olímpicamente después del domingo, reportajes acerca de Cruyff y la expulsión de Cruyff, ángel vencido de la Costa del Sol.

Para el holandés quizá hubiera sido preferible dejarse fotagrafiar indecorosamente en el hotel. Los articulistas sonaban conmovidos; parecía que habían encontrado al capellán con la mano en la hucha. Cruyff flanqueado por la Guardia Civil, como un chico malo, aunque, eso sí, sin perder los papeles, al estilo de los santos multados por exceso de velocidad.

Los cromos de la jugada. Lo dijo, incluso, el árbitro en su acta. El holandés protestó, pero lo hizo educadamente. Nada de exabruptos pandilleros a lo Cristiano Ronaldo. Para entender el movimiento, se necesita la sinfonía de los cromos, su aroma antiguo y bizarro; Bustillo, a los nueve minutos, había marcado el primer gol; poco después empató Rexach. No fue hasta el 36 cuando se formó la zapatiesta, con el gol malaguista de un jugador de apellido celta, Castronovo. Cruyff entendía que la jugada debía anularse y miraba al linier, que elevaba el banderín como un brigada, señalando algo que no funcionaba bien.

Dialéctica enconada. Fue precisamente su brazo lo que descuajaringó la templanza de Cruyff, que en un arrebato de furia flamenca se acercó al árbitro y tras llamar sigilosamente su atención le endilgó un atrevidísimo y contundente sopapo dialéctico. «Creo que sería conveniente que usted, si lo considera oportuno, consultara con aquel señor de ahí». Eso, según la prensa de Cataluña, enzarzada en las peleas ultramontanas con los no menos ultramontanos seguidores del Real Madrid. Más o menos como ahora, pero con mucha más finura y un trasfondo político infinitamente menos tosco. Incluso, sarcástico. Sobre todo, en la prensa afecta al régimen, que aprovechó la expulsión del ídolo para recordar que todo el mundo era igual frente a la ley. ¡En plena dictadura!

Las tribulaciones de Cruyff en la provincia llevaron, incluso, a algunas publicaciones a olvidarse del resultado del partido, que no sirvió para que el Málaga, sediento en aquella época de jeques, se salvara del descenso a segunda división. Fue el último gesto glorioso de un condenado a muerte, desplazado en su protagonismo sombrío por las aflicciones del holandés. Hubo un cronista, en Barcelona, que contraatacó al cinismo del régimen con otra muestra sucinta de agravio comparativo; la misma protesta había sido indultada pocos días antes, favoreciendo a la selección española contra Escocia. La imagen del astro como si estuviera en comisaría, rodeado de verde, alejado del trasiego festivo de la Costa del Sol.

  HEMEROTECA

La Semana Santa, en imágenes


Vive la Semana Grande de Málaga en imágenes. Visita las galerías de imágenes de La Opinión: cofradía por cofradía 

Susto en el Lunes Santo

 Detenido el hombre sacó una pistola frente a Gitanos

El individuo, de 24 años, amenazó con el arma a uno de los protagonistas de la pelea, sin más consecuencias.
Galería: Más de 20 imágenes del suceso




 

Encuentro digital

 Chat con Silvia Mosquera sobre Iberia Express

 La directora comercial de Iberia Express ha respondido esta tarde a las preguntas los lectores


Historias de la Costa....


En 1975, Planeta y el Ayuntamiento de Benalmádena crearon un premio de lingüística y crítica literaria| L. Martín

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Problema medio resuelto en el Parque del Norte 

Línea directa | El Ayuntamiento asfalta 80 metros de la calle del colegio Manuel Garbayo, pero aún queda una montañade tierra que retirar | Tú decides qué es noticia en Mi Opinión

  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya