Polémica

El tejido productivo defiende la solvencia social de la UMA

Destacan el prestigio alcanzado por la Universidad en sólo 40 años de historia, así como el terreno ganado al vincular el conocimiento con las necesidades de la empresa

 10:41  
La rectora de la UMA, Adelaida de la Calle, durante el acto solemne de apertura del curso académico.
La rectora de la UMA, Adelaida de la Calle, durante el acto solemne de apertura del curso académico.  Gregorio Torres

Entre los retos por conquistar estaría la especialización, para convertir a la institución en el motor económico de la provincia

Ignacio A. Castillo Málaga tiene una Universidad de prestigio que, además, prestigia a la propia ciudad y su provincia y que cumple, a pesar de los recortes, con sus tres misiones fundamentales: docencia, investigación y transferencia. El tejido productivo malagueño defiende la solvencia social de la institución académica y su opinión contrasta con la vertida el sábado por la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, que dirigió sus dardos hacia la rectora Adelaida de la Calle, a la que acusó de sectaria y, precisamente, de haberse «cargado el prestigio de la UMA».

Puede que la UMA no quiera descender a rebatir tan polémicas declaraciones. Los expertos consultados por La Opinión de Málaga, sin embargo, destacan que la labor que realiza es «excelente», aunque, como todo en la vida, tenga aspectos en los que pueda mejorar. Siendo además una universidad muy joven, sin la tradición de otras, aseguran que se ha sabido posicionar muy bien y que es una referencia indiscutible. Felipe Romera, director general del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), asegura que no se podría entender el desarrollo del parque sin el apoyo de la Universidad de Málaga. «Nuestras relaciones son inmejorables. La UMA se configura como un elemento de gran valor para el PTA», sostiene. «La UMA ha sido, es y continuará siendo un elemento de referencia en el desarrollo del propio PTA», agrega.

Recuerda Romera que la UMA «nos ha traído al parque grandes empresas multinacionales, como Nokia o Vodafone, porque vieron que los titulados de la Universidad, fundamentalmente en las Ingenierías, estaban muy bien formados, de ahí el interés de venirse aquí». «Esto habla del valor de la Universidad y del valor de sus egresados», añade el director general del PTA.

Del mismo modo, Romera concede una gran importancia al hecho de que la UMA haya sido pionera en el fomento de la cultura emprendedora entre sus alumnos, a través de la puesta en marcha del programa Spin-Off, «de tanto éxito para la sociedad y para el PTA».

En este aspecto coincide, cómo no podía ser de otra forma, además, el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), Javier Noriega. Precisamente, fue uno de los primeros en hacerse con un premio Spin-Off con su empresa Nerea, de arqueología subacuática. «Es una tendencia moderna del apoyo que se da desde la Universidad en materia de emprendimiento», explica. «Desde el punto de vista empresarial, el camino recorrido por la UMA es notable, llevando a cabo acciones que dimensionan y posicionan a Málaga», continúa el presidente de los jóvenes empresarios malagueños.

Por su parte, Javier González de Lara, presidente de la CEM, reconoce que a pesar de que tan sólo tiene 40 años, la UMA es una institución «que ha ganado en relevancia, solvencia y en calidad académica», que además ha sabido salir de la endogamia «que ha tenido el mundo universitario en general, viviendo aislado de la realidad empresarial y del mercado de trabajo». En cualquier caso, aún quedan importantes retos pendientes de conquistar. Desde su punto de vista, la UMA está llamada a convertirse en motor económico de la provincia, y para ello apuesta por la especialización en titulaciones de grado y posgrado. «Ser líderes en determinados sectores como el Turismo, las TIC, la innovación o la industria cultural», señala.

Juan Carlos Robles, decano del Colegio de Economistas, echa de menos, no obstante, «que termine de cuajar ese vínculo con la empresa». Sin embargo, considera que la formación es muy buena, «aunque a veces la critiquemos». «Tenemos una gran universidad», concluye. «Es una institución que goza de una salud plena y que cumple una labor social absolutamente necesaria y encomiable», insiste Luis Centeno, presidente del Comité de Estudiantes de la UMA.

Bendodo no excusa a Villalobos, pero tampoco la respalda. El presidente del PP malagueño, Elías Bendodo, tachó ayer de «soberana tontería» la acusación del PSOE acerca de que los populares tienen una campaña «sucia y vengativa» contra la Universidad de Málaga y su rectora, Adelaida de la Calle. «El PP no tiene ninguna campaña, todo lo contrario, tenemos un concepto positivo del trabajo que se hace en la Universidad», declaró Bendodo, quien, no obstante, se mostró «sorprendido» ante el hecho de que sea el PSOE quien defienda a la UMA y no la propia institución académica. Bendodo señaló que es necesario «marcar muy bien los territorios» y «no politizar la Universidad». Sobre las afirmaciones de Celia Villalobos, el líder provincial del PP dijo que «cada dirigente de mi partido es libre de hacer las declaraciones que considere oportunas». «Celia ha dado su opinión, que puede coincidir o no con la de los demás dirigentes».


Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

NOVELA 'Eva', la segunda entrega de la saga de Lorenzo Falcó, traslada al detective a Tánger, en un episodio que transcurre en marzo de 1937


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Objetos frágiles', de Ines Mendoza 

ADEMÁSCésar San Juan Guillén: 'Beatlefilia', una pasión sin medida | Enrique García Martín: Una carta de amor al español | Las variaciones de Rachel Cusk | Kingsley Amis: El joven airado y el viejo iracundo


Suplemento especial



Enlaces recomendados: Premios Cine