Concentración

Caballos sin jinetes y sin hogar

La Asociación CYD Santa María recibe cada semana cincuenta peticiones para acoger a estos animales y unas veinte denuncias por maltrato

 02:00  
Más de 200 personas se concentraron ayer ante la Delegación del Gobierno de la Junta en favor de los derechos de los caballos.
Más de 200 personas se concentraron ayer ante la Delegación del Gobierno de la Junta en favor de los derechos de los caballos.  Helena Huerta

Doscientas personas se concentraron ayer ante las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta en defensa de los derechos de los équidos

Rocío Cañada Otro efecto perverso de la crisis: el aumento de abandonos de caballos en la provincia de Málaga y de denuncias por maltrato de estos animales debido a la imposibilidad de sus dueños para mantenerlos. Unos doscientos miembros de la Asociación CYD Santa María se concentraron ayer ante las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía para denunciar el «sufrimiento» de estos animales y para hacer un llamamiento desesperado ante la imposibilidad de acoger en sus instalaciones a todos los animales abandonados.

El hogar de la asociación, situado entre Alhaurín de la Torre y Coín, cuenta con unos 30.000 metros cuadrados para acoger a unos cien caballos, de cualquier raza o edad, pero «por desgracia» con la situación económica actual por la que pasa la organización tan sólo pueden albergar a cuarenta, aunque tienen acogidos a unos cien animales en total, cuenta la voluntaria y portavoz, Virginia Solera. Y la saturación va a más, ya que reciben una media semanal de peticiones de entrada de más de cincuenta caballos y veinte denuncias ciudadanas por maltrato y abandono.

De hecho, según cuenta Solera, «vivimos una situación trágica, dramática, difícil de definir, ya que hace unos años, se abandonaban caballos muy viejos o muy enfermos; pero ahora, el abandono es masivo, y cruel, ya que los caballos son cada vez más jóvenes». Además, lejos de mejorar la situación por las campañas de educación y concienciación, «cada vez vamos a peor», y concreta, que según datos de mataderos, «miles caballos llegan a ser sacrificados al mes en Andalucía».

Aseguran que les mueve «la indignación popular ante el abandono masivo de équidos, que están provocando tanto accidentes de circulación como contaminación de subsuelo, y deterioran la imagen de Andalucía ante Europa». Además, se oponen a los malos tratos que «se vienen sucediendo en los últimos años a raíz de la crisis de manera más frecuente».

Así, reclaman al Gobierno andaluz que decrete, mediante la reestructuración de las consejerías, un órgano para salvaguardar los derechos ya existentes de estos animales, así como partida presupuestaria para ello.

«Actualmente esta competencia corresponde a los ayuntamientos, como recoge la Ley Andaluza de Protección Animal, pero la mayoría de los consistorios hace caso omiso de ello, alegando falta de presupuesto», explicó Solera. La actual normativa exige que las sanciones derivadas de actuaciones por maltrato o similares a animales reviertan directamente en la protección de éstos, por lo que la asociación ha reclamado datos para ver si se cumple.

Una década acogiendo caballos maltratados. La Asociación CYD Santa María, que puso en marcha Concordia Márquez hace diez años, dedica su labor a informar y educar sobre los caballos y sus cuidados, y además, tal y como explicó Virginia Solera, voluntaria, no realiza ningún tipo de actividad comercial con los animales, mucho menos con los que han sido maltratados y o abandonados. En el albergue cuidan de aquellos caballos que fueron abandonados, maltratados, accidentados o que se encuentran en fase terminal y, si es posible, los dan en adopción; opción que ha disminuido de manera drástica con la crisis económica.

El mantenimiento de un solo caballo cuesta alrededor de 150 euros al mes, en comida y cuidados básicos, y aparte, las necesidades específicas de los animales como son los herrajes, revisiones bucales o veterinarias por heridas graves. Además, para acoger a un equino se necesita el Código de Explotación Ganadera. Por todo ello «que nadie compre o recoja animales sin saber sus necesidades», pide Virginia Solera, quien explica que «en la buena etapa económica se adquirían caballos por capricho, y ahora, se les abandona».

«Así no podremos mantenernos duraremos unos meses más». Con esta frase, Virginia Solera mostró sus dudas sobre la capacidad de subsistir que tendrá el albergue de la Asociación CYD Santa María. Ante una situación económica «desesperada», necesitan toda la ayuda posible para continuar con su labor de dar cobijo y cuidados a los caballos. También «son bienvenidos» los voluntarios, ya que en estos momentos son sólo una decena.

Suplemento especial



La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

Suplemento especial



Turismo

Detalle de una agencia de viajes de Málaga capital.
Las agencias resisten sin grandes cancelaciones el efecto Barcelona

Las agencias resisten sin grandes cancelaciones el efecto Barcelona

Aedav pronostica una ligera caída momentánea en los paquetes con conexión con Cataluña

Golpe a la picaresca del inglés

Golpe a la picaresca del inglés

Reino Unido atiende la petición de los hoteleros españoles y pone coto a las falsas denuncias con...

Histórico y millonario julio para el aeropuerto de Málaga

Histórico y millonario julio para el aeropuerto de Málaga

Supera por primera vez los dos millones de viajeros en un solo mes - La gran mayoría, en vuelos...

La Junta insiste en que los beneficios turísticos recaigan en los empleados

La Junta insiste en que los beneficios turísticos recaigan en los empleados

El consejero espera que la Feria se desarrolle con «cordialidad» entre vecinos y visitantes

Enlaces recomendados: Premios Cine