VOTE ESTA NOTICIA
Seguridad

Abren expediente al policía local que llenó de octavillas una comisaría

El agente, que se ha declarado autor de su colocación, será expedientado por una falta leve, en principio

06.06.2013 | 05:00
Las octavillas aparecieron incluso en los servicios.
Las octavillas aparecieron incluso en los servicios.

El área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga ha abierto expediente disciplinario al policía local que se autoinculpó de haber empapelado las instalaciones del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local con octavillas donde se recriminaba la conducta de una agente, según confirmaron ayer fuentes municipales.

La decisión de expedientar al policía se tomó después de concluir una investigación interna que se abrió para esclarecer unos incidentes ocurridos en esas dependencias policiales los días 11 y 12 de mayo y en los que se vieron envueltas dos agentes.

Una de ellas denunció ante la Policía Nacional que el 11 de mayo, cuando se encontraba en su puesto de trabajo «sufrió una lesión por herida de esquirla de cuchilla» que se encontraba en una caja de cartón de modo que «al meter la mano en el cajón de la mesa se cortara».
La agente tiró la caja a la papelera, pero al día siguiente comprobó que había sido colocada en el cajón. A la vez encontró unas octavillas esparcidas por todas las oficinas del GIP que rezaban: «no se tira nada a la basura que no sea tuyo».

La agente denunció igualmente los hechos a sus superiores, que decidieron la apertura de una información reservada y en el transcurso de la misma uno de los agentes del GIP se declaró autor de la colocación de las octavillas. Es este agente al que ahora se le abre expediente disciplinario, en principio por falta leve.

La hermana de esta agente Cristina Guerrero, policía en el mismo grupo GIP, declaró en la investigación interna que todo ello era fruto de un «acoso laboral, iniciado desde la llegada del intendente Martínez Vázquez y acusó al concejal de Seguridad, Julio Andrade, de proferir ante otros mandos policiales la frase «a la roja esa hay que echarla del GIP».

Por este motivo, el concejal anunció al día siguiente que las declaraciones que esta agente le atribuye «son totalmente falsas: nunca se han producido». Por ello, el concejal ha solicitado a la asesoría jurídica municipal «que emprenda las acciones legales que correspondan».

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine