Efectos de la burbuja

La resaca del ladrillo

El desarrollo urbanístico en la provincia ha cambiado la orografía y el horizonte de la mayoría de sus municipios

02.03.2015 | 08:52

La web nacionrotonda.com compara las fotos aéreas de varios núcleos malagueños entre los años 2001 y 2013 para observar los cambios

Siete años después de que la crisis empezara a asomar sus dientes, las heridas de la burbuja inmobiliaria son más que evidentes en la provincia. La desaforada construcción de urbanizaciones, centros comerciales y algunos polígonos han cambiado la orografía malagueña de forma contundente y definitiva. El horizonte en muchos municipios ha dejado de estar poblado por colinas de monte y campo a verse salpicado de carreteras que van delimitando las cuadrículas donde se levantan grupos de viviendas adosadas, bloques de pisos y todo el amplio catálogo de tipos de vivienda que el sector inmobiliario ha sido capaz de dar.

Sin embargo, la memoria es débil y es fácil que los escenarios cotidianos de hace una década se hayan desdibujado y sólo nos acordemos de la nueva realidad reurbanizada y alicatada. Para mostrar los cambios en el terreno, la web www.nacionrotonda.com aprovecha los recursos de Google Maps para comparar las fotografías aéreas de los municipios españoles entre 2001 y 2013. Con una presentación sencilla y con la posibilidad de elegir las zonas en un mapa, Nación Rotonda dibuja un panorama desolador, donde el verde se convierte en asfalto y urbanización.

Málaga, por supuesto, está representada con una docena de ejemplos, en los que se aprecia la importante pérdida de espacio libre en favor de espacios urbanos en apenas una década. Incluso se ven, en algún caso, cómo la urbanización de parcelas ha seguido pese al impacto de la crisis, dejando el espacio preparado para futuras urbanizaciones, cuando el mercado se recupere. Eso es algo que se puede contemplar en Alhaurín de la Torre, donde la foto de 2005 muestra un amplio espacio libre junto al núcleo urbano y que en 2012 aparece ocupado por un tramado de calles que delimitan parcelas vacías a la espera de una inversión futura.

Desarrollo intensivo. El boom económico experimentado en la provincia entre los años 2000 y 2007 tuvo su sustento en la construcción. Fue la gran locomotora de empleo y de inversión en Málaga. Sin embargo, la locomotora se quedó sin combustible y casi sin vías. En apenas una veinte años, entre 1987 y 2006, urbanizó 9.000 hectáreas de zonas verdes en la provincia, que es un poco más que lo que ocupa todo el término municipal de Nerja, con 8.500 hectáreas. Y estas cifras no incluyen el pico de desarrollo urbanístico que se alcanzaría en 2007 y 2008.

Estos datos, obtenidos del estudio La sostenibilidad del crecimiento económico en España, realizado por el profesor Ernest Reig, el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y la Universidad de Valencia, sitúan a Málaga entre las diez provincias más afectadas por la presión urbanística en los últimos años.

Este desarrollo urbanístico se ha aplicado en gran parte en el litoral, aunque éste ya se hallaba con un alto grado de ocupación desde los años 70. De hecho, los grandes proyectos urbanísticos también han dado el salto a la segunda fila de municipios, como Alhaurín de la Torre o Cártama, pero también al interior como en Mollina, Ronda, Humilladero o los proyectos faraónicos de Villanueva del Rosario.

Con todo, la costa malagueña no ha salido precisamente indemne de esta década de construcción desaforada. Málaga es, por derecho propio, la provincia con mayor superficie urbanizada de España en la franja litoral, con una ocupación del 51,7% de la superficie disponible.

Una parte importante de este desarrollo se ha producido en municipios que tenían una evolución turística más lenta y disponían de mucha superficie libre. Los distintos planes urbanísticos han cambiado la imagen en Estepona, Benalmádena o Mijas, pero de forma especial en Rincón de la Victoria, Vélez Málaga o Torrox, ya que la Axarquía ha tenido un protagonismo especial en este desarrollo urbano vivido en la última década.

Después hay que tener en cuenta las famosas casas de aperos, que se han convertido en chalés en toda regla que salpican los montes axárquicos.

Comarca de antequera | Humilladero

Este municipio apenas ha necesitado nueve años para «engordar» de forma evidente. A la derecha del núcleo principal se concentra el grueso de esta urbanización y en la que ya se aprecia la parcelación de una amplia zona de antiguos cultivos con 13 solares preparados para su urbanización. En la parte baja, también se ha extendido bastante.

La cala de Mijas | Urbanización

La crisis ha llegado tarde para frenar muchos de los proyectos de urbanización en la Costa del Sol. Mijas es uno de los municipios con más desarrollo y aquí se aprecia cuál es el proceso. Se recalifica como urbanizable un espacio verde y de cultivo, se construyen calles y accesos y el siguiente paso serán las viviendas. Estos proyectos alcanzan ya la segunda línea de litoral.

La Gaspara, en Estepona | Golf y carreteras

El desarrollo del núcleo de La Gaspara, en Estepona, es otro buen ejemplo de la extensión de la extensión de la urbanización por zonas que, no hace mucho, estaban libres. Este desarrollo se hace cerca de la autopista de Guadiaro y al calor de un campo de golf –situado en la zona Oeste del entorno–, punta de lanza de muchos proyectos. Los accesos, ya apuntados en 2004, están a pleno rendimiento en 2012 y con seis urbanizaciones ya construidas o en marcha. Además del campo de golf con sus propias viviendas.


Valle Niza, en Vélez Málaga | La Axarquía

El litoral Este, que tradicionalmente no ha tenido un desarrollo turístico y urbanístico tan extensivo como en la Costa del Sol, dio el salto a partir del año 2000. Valle Niza es una de las zonas más cotizadas, con urbanizaciones que ocupan antiguos espacios rurales y que todavía conviven con algunos invernaderos.


Alhaurín de la Torre | Todo preparado

Una carretera es siempre una buena razón para impulsar el desarrollo urbanístico de una zona. En este caso es la hiperronda, que ha impulsado el desarrollo de la parte más cercana a Churriana. En 2005 no se había empezado la obra de la A-7, que en 2012 ya estaba en uso y toda una zona de cultivos en su margen derecha (en dirección a Torremolinos) había desaparecido con movimientos de terreno para igualar los desniveles y dibujar una trama de calles que dibujan 20 solares para futuras promociones de vivienda, además de los siete ya urbanizados en el año 2012.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Edición Local


Onda Azul le pide al Ayuntamiento 220.000 € para tapar agujeros económicos

Onda Azul le pide al Ayuntamiento 220.000 € para tapar agujeros económicos

El consejo de administración, con el rechazo del PSOE, aprobó ayer la operación

El dolor como enemigo

El dolor como enemigo

El XXVIII Congreso Nacional de la Asociación Española de Enfermería de Anestesia-Reanimación y...

El campo vive una situación "crítica" por la sequía, que deja ya 45 millones en pérdidas

El campo vive una situación "crítica" por la sequía, que deja ya 45 millones en pérdidas

Los agricultores malagueños, pendientes de una reunión con la Junta, dicen que si no llueve en...


Todo sea por informar bien al visitante

Todo sea por informar bien al visitante

El Museo de la Aduana coloca por fin un cartel en dos idiomas y una flecha indicadora del acceso...

Periodistas tras la noticia a los 80 años

Periodistas tras la noticia a los 80 años

Los miembros del taller de Prensa del Centro de Mayores de La Trinidad editan 'Nuestra Revista',...

La Junta fija los precios de los menús pero sigue sin abrir el restaurante de La Cónsula

La Junta fija los precios de los menús pero sigue sin abrir el restaurante de La Cónsula

Establece lo que cuesta comer en las escuelas de hostelería, donde hacen prácticas los alumnos...

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine