Tribunales

El fiscal mantiene la acusación por abusos para 4 policías del CIE de Málaga

El fiscal expone algunas dudas respecto a si el consentimiento para tener las relaciones estaba viciado o no

17.04.2015 | 18:33

La Fiscalía de Málaga ha decidido mantener la acusación respecto de cuatro agentes de la Policía Nacional por supuestos abusos sexuales a mujeres del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), aunque el fiscal que ha llevado el caso ha expuesto en su informe final algunas dudas que el Tribunal deberá resolver respecto a si el consentimiento para tener las relaciones estaba viciado o no.

En este caso, que comenzó a juzgarse en octubre de 2013 y que celebrará una nueva sesión el 8 de mayo, había cinco policías acusados por el ministerio público por delitos de abusos sexuales con consentimiento, considerando que se prevalecieron de su condición de policías para tener relaciones con internas del CIE tras invitarlas a fiestas en las instalaciones.

En sus conclusiones finales, el fiscal y todas las partes acusadoras han retirado la acusación para uno de los cinco policías, que será absuelto en la sentencia. Consideran que no ha quedado probado la participación de éste en los hechos, al darse circunstancias contrarias entre las manifestaciones de dos testigos protegidas y otros testigos que han declarado a lo largo de la vista oral.

Ya en su informe final, el fiscal del caso ha expresado que, consultado con la Jefatura del ministerio público, se ha sugerido mantener la acusación para el resto de procesados y ha indicado que para la Fiscalía el consentimiento de las internas se prestó en algunas ocasiones "voluntariamente" y, a pesar de "no estar coaccionado", estaba "viciado" por ese prevalimiento de la condición de policías.

Ha señalado que las imputaciones están basadas en una de las testigos protegidas, que relató las fiestas que de forma "incuestionable" se producían y que generó "el caldo de cultivo que los procesados aprovecharon". Pero, ha apuntado que esta testigo al principio contó hechos que ocurrieron a otras internas, pero no las relaciones que mantuvo "voluntariamente" con uno de los agentes, debido a que éste era una "persona amiga".

Ha señalado que la misma testigo, de la que se han leído sus declaraciones, pero que no ha podido comparecer en el juicio, "reconoce que tuvo relaciones porque recibe regalos", aseverando en este contexto que "este fiscal no está de acuerdo con la Fiscalía a la que represento", al añadir que "si para tener relaciones tuvo que ser comprada con comida, cosméticos o llamadas de teléfono, el principio de autoridad no fue suficiente".

Ha añadido que "es verdad que eso no impide considerar que desde la base todo estaba viciado", ya que "no son dos personas con una relación normal", al ser internas en un centro que están custodiadas por los policías, apuntando que los agentes "no respetaron la más mínima dignidad ni sus obligaciones" como autoridad, pero señalando que tendrá que ser el Tribunal el que resuelva la duda sobre si el consentimiento estaba viciado y las consecuencias penales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine