Alarma en el centro sanitario

Vecinos exigen medir las radiaciones en el centro de salud del Limonar

El distrito no permite a los sindicatos celebrar una asamblea en las instalaciones, por lo que deberán hacerla en la calle

02.07.2015 | 01:01
Imagen del centro de salud del Limonar.

­La alta tasa de casos de cáncer en el centro de salud del Limonar preocupa a vecinos, pacientes y empleados, que se preguntan por qué en un consultorio en el que trabaja medio centenar de personas hay 11 casos de cáncer. Por este motivo, ayer, la asociación de vecinos Gibralfaro, «Limonar, Miramar, Bellavista y Mayorazgo» informó a este periódico al conocer que el 22% de los trabajadores del centro de salud tiene o ha tenido una enfermedad oncológica de que exigirán a la Junta de Andalucía y, más concretamente a Salud, que tome cartas en el asunto.

Un portavoz manifestó que harán «lo que haga falta» para que se investigue la posibilidad de que haya radiactividad en la zona. «Es alarmante, iremos si hace falta a una entidad que pueda medir la radiactividad», alertó. De este modo, señaló que el problema no atañe sólo al centro hospitalario, sino que esto también afecta en general a todas las personas que viven en la zona.

El portavoz de la asociación de vecinos recordó que hace años mediaron para que se solventaran irregularidades en la antigua clínica de Croasa y también lo hicieron en Parque San Antonio, donde no había muros que contuvieran las posibles radiaciones. «Igual que nos movimos entonces, nos moveremos ahora», zanjó.

Pero no sólo la asociación vecinal moverá ficha. Ayer fueron varios los pacientes que consultaron a los trabajadores del centro sanitario qué ocurre. «Pero ni nosotros sabemos qué pasa», contaba una trabajadora. Eso sí, en todo caso quiso recordar, como ya hicieron los sindicatos, que si hubiera una fuente de radiación esta se ubica en el centro y sólo afectaría a quiénes allí pasan mucho tiempo y de forma continuada.

Desde el Sindicato Médico recordaron que la situación es delicada y que, de momento, no tienen noticias de la Administración más allá de que está haciendo un estudio epidemiológico. Hoy mismo las distintas organizaciones sindicales se reunirán con los trabajadores para recopilar datos y su opinión. Eso sí, no podrán hacerlo en la sala donde tenían previsto porque la dirección del distrito sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce se lo ha prohibido. «Nos han dicho que le restamos operatividad, eso pese a hacerlo a la hora de comer y en verano», lamentó el responsable de Atención Primaria del Sindicato Médico de Málaga, Carlos Camacho. No obstante, se reunirán. «En la calle si es preciso», dijo.

Este también explicó que la situación tiene dividida al personal. Algunos piensan que es casualidad, otros que hay radiactividad. «No creemos que sea una antena de la zona porque lo que sea parece estar localizado, pero algo tiene que ver. Y claro, Salud no lo verá si no lo quiere ver», dijo en referencia al estudio que la Junta está haciendo. Así, recordó que hace tres años hizo análisis genéticos a los trabajadores, cuando la cifra de casos de cáncer era de ocho, y todos salieron positivos. «pero algo tiene que haber, porque tres años después hay tres casos más, personas que tenían entonces los marcadores bien y nada de carga genética», señala el médico.

El centro de salud del Limonar abrió en el año 2002. Unos años después una trabajadora presentó un caso de cáncer y, conforme han pasado los años, los casos se han multiplicado hasta once. De estos, cuatro han fallecido.

Los tumores han sido cuatro casos de colon, dos de endometrio, dos de mama, uno de pulmón, uno de páncreas y uno cerebral. El último deceso se produjo hace aproximadamente dos años, pero en los últimos años se han detectado más casos.

Según cuentan los trabajadores, muchos creen que el problema está en los suelos del centro sanitario, pues relatan que hace años el trabajador de una clínica que se ubicaba allí contó que habían vertido residuos tóxicos en una zona del jardín.

Otros señalan que la responsabilidad radica en una fuga de la máquina de rayos X. «Un trabajador nos contó que el radiofísico que midió aquello había detectado una fuga», señala Camacho, que afirma que el sitio en el que se había detectado era la zona de descanso de personal, ubicada en la planta inferior de la sala de radiación. Uno de los trabajadores afectados tenía la consulta al lado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine